Comparativa: ¿Bnext o N26?

por Martina Barrientos

El mundo de las tarjetas está cambiando a velocidad asombrosa. Cosas que hace años era imposible imaginar, hoy son posibles. Para empezar, el poder desligar tus herramientas de pago de tu banco y además hacerlo sin pagar por ello. Hoy en día, es normal que muchas personas estén dudando propuestas como pueden ser Bnext o N26.

Estos dos ejemplos son varios de los muchos que abundan en la actualidad. El mercado de las finanzas personales opera autónomamente. Son muchos los que saben que es preferible recurrir a estas empresas que esperar algo de sus bancos de siempre.

Tal y como suele ocurrir en estos casos, la nueva oleada de productos y compañías suele orientarse por un lado mientras la banca tradicional se va quedando con un público más conservador.

Frente a las viejas oficinas, los servicios de N26 o Bnext son una gran ventaja para los usuarios más acostumbrados a un contexto digital. Son opciones similares, pero en cualquier caso, qué tarjeta, N26 o Bnext, te conviene depende de tu perfil de consumidor.

Eso es algo que en último término tendrás que averiguar tú. Eso sí, para saberlo tendrás que conocer las características, ventajas y desventajas de cada una de ellas. Y para eso estamos en ahorro.net, para serte de ayuda.

Si nos interesan N26 o Bnext es por las posibilidades que ofrecen de ser herramientas para ahorrar. Es decir: para controlar tus gastos y hacer tus previsiones con facilidad y transparencia; y, por supuesto, sin comisiones.

Ese es el primer tanto a favor de ambas, que son gratuitas. Y por tanto, un buen punto de partida si nuestro objetivo es ahorrar. Por ello, si estás pensando en hacerte con alguna de las dos, ya has apuntado en la dirección del acierto.

N26 vs Bnext: ¿son lo mismo?

Lo primero que hay que aclarar es que N26 y Bnext no son lo mismo. La primera es una compañía de banca online, eso sí, sin sedes físicas. Y Bnext es una empresa española de las llamadas «start ups» que ha desarrollado servicios financieros tales como su tarjeta. Bnext cuenta con una tarjeta prepago VISA. Por su parte, N26 provee de una tarjeta de débito MasterCard.

Aunque N26 no sea un banco al uso, las ventajas y desventajas que vamos a encontrar tienen que ver con esta diferencia.

CONSEGUIR VISA BNEXT

Por ejemplo: para darte de alta en Bnext basta con bajarse la aplicación e introducir tus datos mientras que, si quieres convertirte en cliente de N26, deberás pasar por una videoconferencia para acreditar tu identidad. Los servicios que vas a tener son más o menos los mismos, con contadas diferencias. Pero Bnext tiene la ventaja de no ser un banco y funcionar, por tanto, de manera más ágil.

También hay otra cosa en la que difieren que a ti te va a resultar bastante importante… y es que N26 es una empresa alemana y Bnext una empresa española con un servicio de atención al cliente eficaz, cercano, rápido… y en castellano. N26 sigue creciendo y ya está en varios países, incluso en Estados Unidos. Las ventajas y desventajas de esto tienen que ver de nuevo con lo ágil y lo adaptada a ti que puedes esperar que estén estas empresas.

Consigue N26

Cuando buscamos un servicio, es muy importante tener en cuenta el nivel que tenga la atención al cliente. No por que eso signifique el servicio en cuestión vaya a ser mejor o peor sino porque, aunque no haya ningún problema, siempre podemos tener dudas a la hora de aprender a usarlo o en alguna circunstancia nueva. Lo que hay que esperar es que las empresas se adapten a sus clientes, y es mediante ese servicio como se hace.

Cómo recargar las tarjetasbnext o n26

Según su funcionamiento, N26 y Bnext son muy parecidas. Ambas son perfectas para sacar cajero de cualquier lugar del mundo o pagar tus compras. ¿Y cómo llega tu dinero a tu tarjeta? Pues cargándola.

En el caso de Bnext, esto es muy sencillo. Con la app asociada que tiene la tarjeta, puedes hacer que en pocos segundos tu saldo aumente tanto como quieras o puedas.

En el caso de N26, tienes que entender que se trata de un banco y que el dinero que puedes usar con tu tarjeta es el que hay en la cuenta de dicho banco. Es un banco, como te hemos contado, alemán, pero desde hace algún tiempo opera ya con números IBAN españoles para sus clientes de esta nacionalidad. ¿Qué más da?, dirás tú, con todo derecho.

En principio da igual pero la cuestión es que si vas a usar tu tarjeta N26 querrás que haya dinero en la cuenta y para que hay dinero en esa cuenta… tienes que hacerlo llegar.n26 o bnext

La manera más sencilla sería hacer una transferencia. Ahora bien, muchos bancos cobran por las transferencias internacionales una comisión, por lo que si tu banco cobra comisiones por transferencias internacionales, llegar a poder usar tu N26 costaba dinero. Ya hay pocos bancos que cobren por transferencias, pero si es tu caso, te hará N26 menos atractiva.

En cualquier caso, habría soluciones para esto tales como abrirte una segunda cuenta (o más bien tercera, si contamos la de N26) en un banco que no cobre comisiones por transferencias. O si eres usuario de PayPal, puedes servirte de este servicio para hacer las transferencias a tu cuenta de N26 y así poder usar la tarjeta.

Bnext o N26: ¿cuál usar a la hora de comprar por internet?

El comercio online ocupa cada vez un porcentaje mayor de nuestros gastos y la principal preocupación en este mundo digital es la seguridad. Los mecanismos funcionan y seguramente no conozcas a nadie de tu entorno que haya sido objeto de una ciberestafa pero eso no quiere decir que no puedan pasar. Por eso, es más que recomendable contar con una tarjeta para tus compras online que no esté asociada a tu cuenta corriente y así quedarte más tranquilo.

CONSEGUIR VISA BNEXT

Esto es algo que entre N26 o Bnext inclina la balanza hacia esta segunda. Bnext es una tarjeta que recargas desde la app que instalas en tu móvil. Por eso puedes ir recargándola según vayas necesitando, sin nunca tener en ese monedero más de lo que quieras gastar. Es una forma de manejarte online en la que la protección y la seguridad está garantizada.

N26 te ofrece una tarjeta gratuita asociada a una cuenta bancaria en la cual tiene que haber dinero para que puedas gastarlo. Y como te hemos contado antes, o bien vas haciendo transferencias a medida que quieras cargarla y usarla o bien domicilias en ella tus ingresos, o algunos de ellos. Otra opción sería hacer tú mismo o tú misma un ingreso grande, mensual o anual, de dinero que depositar en tu cuenta de N26 para poder usar la tarjeta.

Consigue N26

Pero en algunos de esos supuestos, la ventaja de tener una tarjeta para comprar en internet en la cual controles en cada momento y con facilidad cuánto dinero hay… desaparece. La única manera sería que para cada compra hicieras previamente una transferencia ajustada a lo que vas a gastar. Teniendo en cuenta que este tipo de transferencias tardan entre 2 y 3 días en llegar.

Viajar al extranjero: Bnext vs N26

Ser un banco online como N26 tiene pros y contras ya que, al final del día, la vida nos exige hacer pagos y comprar cosas en el mundo real. Por su parte, al no estar asociada a ninguna cuenta bancaria, Bnext tiene la gran ventaja de ser una tarjeta con la que puedes estar muy seguro o segura. Y esa es una enorme tranquilidad. Pero, al mismo tiempo, tiene límites en su uso.

bnext vs n26

El primero sería el de las veces que puedes sacar dinero, que con Bnext son 6 veces al mes (5 con N26). Lo que sucede es que, con Bnext, se trata de 3 veces en cajeros nacionales y 3 en cajeros del extranjero.

Nos referimos a usar la tarjeta sin comisiones. Con Bnext te será gratis retirar hasta 500 euros al mes en cajeros de todo el mundo ya sean euros o divisas sin pagar de más (con N26, en cambio, las retiradas de otras monedas tienen una comisión del 1’7%).

Así que, vas a poder en las comisiones por usar la tarjeta fuera de España que generalmente cobran los bancos. Aunque sea en un número limitado de ocasiones, con Bnext o N26 te las puedes ahorrar.

Para el resto de pagos, con Bnext tienes un límite: 2.000 euros al mes. Esa es la máxima cantidad que podrás gastar con tu tarjeta. Con N26 el límite está en los fondos de tu cuenta bancaria. Como ves, las diferencias entre un banco online como N26 y un servicio de neobanca como Bnext son, depende de cómo se mire, ventajas o desventajas, depende de para quién.

Ventajas y desventajas de N26 y Bnext

Está bastante claro que Bnext y N26 son cosas diferentes y que si se las agrupa es porque son, ambas, radicalmente diferentes a los productos de la banca tradicional. N26 sería un servicio de banca online mucho más sencillo que otros más famosos y Bnext un producto financiero distinto a los mecanismos y tradiciones de la banca.

CONSEGUIR VISA BNEXT

Por tanto, hay que tener claro qué queremos antes de decidir que algo es un pro o un contra. Por ejemplo, si lo que estamos buscando es una tarjeta para viajar. Las que emiten los bancos tradicionales, con comisiones que en el extranjero, pueden acabar suponiendo 20, 30 o 40 euros, dependiendo de lo que dure el viaje. Cualquier opción gratuita, como Bnext o N26, que no tienen comisiones, es mejor.

Pero, en nuestra opinión, eso no convierte a N26 en una tarjeta «para viajes» sino en una buena tarjeta de débito. Al estar asociada a nuestra cuenta, si la perdemos, dejamos de poder acceder a tanto dinero como el que tengamos ahorrado. Por eso, opciones como Bnext, que es una tarjeta muy fácil de recargar y en la que podemos tener sólo el dinero que queramos, parece preferible para tener tranquilidad.

Y qué decir de si lo que buscamos es una tarjeta para comprar por internet. Al estar asociada a nuestra cuenta, N26 pierde todo el atractivo que podría tener si fuera como Bnext, una tarjeta en la que ingresas desde tu app lo que quieres gastar cuando quieras y donde quieras.

Consigue N26

N26 es una buena tarjeta de banca online, pero quienes utilizamos una tarjeta en particular sólo para compras en la red podemos estar mucho más cómodos si esa es una Bnext.

Por lo que la conclusión es obvia: ¿Bnext o N26?: las dos. Pues se complementan.

n26 vs bnext

Conclusiones

Dudar entre Bnext o N26 es tener una cosa clara: los bancos tradicionales ya no son capaces de ofrecer productos que satisfagan a los consumidores más adaptados a la era digital. Descubrir que en el mundo de las finanzas abundan las opciones con las que ordenar, controlar y ahorrar en nuestra vida financiera es algo que todos acabaremos haciendo. Solo es cuestión de tiempo.

Con N26 hemos encontrado una propuesta interesante de cuenta de online que puede competir con otras similares, pero mucho más grandes en cuanto que bancos consolidados, en servicios y comodidad.

Del mismo modo, Bnext se ha revelado como un instrumento útil y transparente para cualquier uso que quiera dársele. Ambos son, a nuestro juicio, elementos compatibles.

Pero como decíamos antes, cada uno debe ser el juez que decida qué nos conviene para con lo que estamos buscando. Así que nuestro afán, aquí en ahorro.net, es poder ser de ayuda haciéndote partícipe de los chollos y ofertas que encontramos, de las campañas de descuentos o de los planes de fidelización más beneficiosos.

Está todo en nuestro blog y en nuestra newsletter. Suscríbete, ¡te esperamos!

No votes yet.
Please wait...

Puede que también te interese...

Deja un comentario