Comparativa: ¿Bnext o Revolut?

Cada vez hay más opciones y formas de gestionar tu dinero y hacer tus compras. Bnext o Revolut son una de ellas. Se trata de tarjetas gratuitas diseñadas para gente que recurre al comercio online y amantes de los viajes. Ambas te permiten un acceso cómodo a tu dinero, sin comisiones sorpresa, y con total seguridad.

De ahí que surja la comparativa: ¿Bnext o Revolut? Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes por lo que al final serás tú, con tus preferencias, quien determine cuál te interesa más. Es decir: lo primero que hay que pensar es que estamos ante tarjetas, sí, pero no ligadas a un banco tradicional. Y por tanto, libres de los modos de la banca tradicional, ya sabes, lo de siempre en sus oficinas: que te adaptes a sus normas y horarios y pagues por respirar.

Con opciones como Bnext o Revolut, ocurre al contrario. Tienen una clientela más exigente y por tanto son las propias empresas las que buscan ser útiles, flexibles y adaptables a las necesidades de los usuarios.

Nos encontramos ante dos tarjetas diseñadas para que quien las conozca, las elija sobre casi cualquier otra opción en lo que a tarjetas para viajar o para usar en tus compras en internet se refiere. ¿Entre ellas? Será cuestión de matices. Pero si estás en esta búsqueda, esperamos poder ayudarte a saber si eres más de Revolut o Bnext.

En cualquier caso, ambas son muy recomendables por su versatilidad y su fiabilidad. Son dos ejemplos, de entre otros muchos, de productos financieros adaptados a la era digital. Y el futuro es para quienes saben sacar partido de la tecnología en favor de sus clientes, no de quien sacan partido de sus clientes con la excusa de la tecnología.

Cómo funcionan Bnext y Revolut

Elijas Revolut o Bnext, habrá llegado el momento en el que las comisiones de mantenimiento desaparecerán de tu vida. Son gratuitas ambas. No tienen comisiones por mantenimiento. Ni por recarga, cosa que sí ocurre con algunas tarjetas prepago que emiten entidades como bancos o antiguas cajas de ahorro es España. Además, recargarlas es muy fácil porque cuentan, ambas, con una app asociada que es sencilla e intuitiva.

CONSEGUIR VISA BNEXT

Desde esa app gestionas tus cuentas, revisas tu saldo, haces, como te decimos, las recargas. O, si es conveniente, desactivas la operatividad de la tarjeta. Esa es una cosa que vuelve a tarjetas como

Bnext o Revolut

Bnext o Revolut herramientas muy seguras para hacer tus compras o viajar al extranjero.

En caso de extravío o pérdida, tienes, además de la seguridad habitual, el control absoluto sobre la tarjeta. Estamos hablando, como puedes ver, de herramientas de pago sencillas, adaptadas al mundo real, totalmente independientes de la burocracia de la banca tradicional. ¿Y qué puedes y no puedes hacer con ambas? Pues lo típico que se hace o deja de hacer con una tarjeta: para empezar, comprar y sacar dinero.

Aquí viene una de las ventajas con las que Revolut o Bnext destacan respecto a la banca tradicional, de la cual es fácil darse cuenta en un viaje al extranjero. ¿Por qué? Porque no tienen comisiones. En un mundo global, donde las fronteras cada vez están más en nuestras mentes que en el día a día de sectores como las finanzas, no podía ser de otra manera.

Consigue Revolut

Tarjetas como Bnext o Revolut demuestran que muchas comisiones que se cobran son innecesarias. Mientras los demás no cambien, estas dos tarjetas serán la mejor opción para quienes quieren ahorrar en su día a día y aprovechar al máximo su dinero en los viajes.

Límites de Revolut y de Bnext

Lo primero que hay que decir es que Bnext o Revolut no tienen límites a su uso. Sí a su uso gratuito, que es al que nos referiremos. A partir de ese máximo, se te cobran comisiones. Estos límites nos van a indicar las primeras diferencias que hay de Bnext a Revolut. De esta manera, podremos saber cuál encaja mejor con lo que buscamos.

  • Con Revolut puedes sacar hasta 200 euros al mes sin comisiones (si pagas por la versión premium, este límite se extiende a 400 euros). Estamos hablando de dinero que saques en Revolut o BnextEspaña o en el extranjero.
  • Con Bnext, el límite es muy superior. Te permite obtener hasta 500 euros en total en 3 retiradas al mes en el extranjero… y lo mismo en España. Es decir: con Bnext podrías, entre idas y venidas sacar 1.000 euros al mes en total repartidos en 6 ocasiones que acudieras al cajero. Tres de ellas deberían ser, eso sí, en el extranjero y otras tres en España.

Esto es una clara ventaja de Bnext sobre Revolut incluso si pagas por Revolut Premium. Es más: de las tres versiones de Revolut, la más cara de ellas te permite sacar 600 euros al mes en total.

Pero Revolut compensa esto en el mayor margen que le permite tener a tus compras. El límite de gasto total con una Revolut al mes está en 6.000 euros (contando lo que retires de cajeros y las transferencias que hagas). Con Bnext, puedes servirte de esta tarjeta hasta para con 2.000 euros que dediques a tus compras, al margen de si llegas o no llegas a sacar algo de un cajero.

Comisiones en el extranjero: ¿me libro de todas con una Revolut o una Bnext?

Lamentablemente, la respuesta es que no. Cuando sacas dinero en el extranjero, el propietario del cajero que utilizas puede que te cobre una comisión por el hecho de estar haciendo uso de ese cajero en particular. Lo ideal es buscar cajero que no apliquen este tipo de «comisión propia», que por supuesto los hay.

Las tarjetas de neobanca como Revolut o Bnext te permiten ahorrarte, por un lado, la comisión que de por sí cobran los bancos a sus clientes normales cuando usan su tarjeta en otra entidad… y no digamos ya en otro país. Estas pueden ser, tranquilamente, de hasta 4 euros y medio por operación.

En segundo lugar, otra comisión que te ahorras usando Revolut o Bnext es la de cambio de divisas cuando este sea requerido en una operación. Es decir: si usas la tarjeta fuera de la zona euro. En este caso, los bancos tradicionales te imponen una comisión. Con Bnext no será así y simplemente se calculará el importe se te sustraerá, en euros, mediante la tasa de cambio que mide Visa, y ya está.

Con la británica Revolut tendrás dos opciones, ambas sin comisión. La primera, asumir el tipo de cambio interbancario; la segunda, tiene que ver con que Revolut te permite tener otras monedas, además de euros, en tu cuenta.

Con Bnext, eso sí, lo que sí puedes hacer es puedes vincular las cuentas que tengas en otros bancos y consultar movimientos desde su app.

Ventajas de Revolut y de Bnext

Para entender un poco mejor cuál de estas dos tarjetas puede que nos convenga, hay que conocer en qué más se parecen… y en qué difieren. Sobre todo porque, en todo lo que tenga que ver con el dinero, la precaución nunca está de más. Si estás pensando hacerte con una de estas tarjetas para ahorrar, tienes que tenerlo claro.

Bnext o Revolut son ejemplo de servicios financieros de neobanca con las ventajas y desventajas que eso conlleva. Por ejemplo, tendrás que recargar tu tarjeta antes de usarla dado que no está vinculada a tu cuenta corriente. Por ello, justamente, es por lo que transmite más seguridad hacer tus compras por internet con una tarjeta como Revolut o Bnext.

No tienen oficinas fijas. No podrás ir y que te ofrezcan multitud de servicios que seguramente no necesitas. No es ese modelo de negocio. Tendrás que conformarte con una eficiente y directa atención al cliente online.

Y, claro está, encontrarás ciertas limitaciones que en la banca tradicional no existen. Ahora bien: Bnext o Revolut son tarjetas tremendamente funcionales y comparativamente mejores que las que emiten los bancos.

Características de Revolut

Bnext vs Revolut

Nada es por sí una ventaja o un inconveniente: todo depende de lo que estés buscando. Como puedes ver, ambas tarjetas tienen características similares. Desde luego, si vas a viajar y piensas gastarte casi 6.000 euros al mes, necesitarás llevar la Revolut. Pero tener solo 200 euros disponibles en los cajeros te parece poco, el límite más amplio de Bnext es lo que vas a preferir.

En otros asuntos, las diferencias son, de nuevo, cuestiones relacionadas con qué uso quieres darle a la tarjeta. Por ejemplo, con Revolut puedes hacer transferencias internacionales gratuitamente (dentro de los 6.000 euros que puedes mover con ella al mes). Además, como te hemos comentado, te permite operar en diferentes monedas, así como con criptodivisas como el archifamoso bitcoin.

Si quieres una tarjeta para usar esas criptodivisas y necesitas hacer transferencias internacionales, Revolut puede resultarte una solución bastante interesante. Aunque si se trata de un uso profesional, seguramente acabes recurriendo no a su versión gratuita sino a alguna de las de pago.

Consigue Revolut

Características de Bnext

Entre las ventajas que Bnext tiene sobre Revolut estaría, como ya te hemos comentado, el mayor acceso a tu dinero a través de la red de cajeros, que con Revolut es solo hasta 200 euros y con Bnext puede llegar a 1.000 euros al mes.

Revolut o Bnext

Además, Bnext es una empresa española y su servicio de atención al cliente es en castellano. Se trata de una empresa de las llamadas start-up que se caracteriza, como todas las de ese estilo, en ser muy dinámica y eficaz en el contacto con los usuarios.

Por último, la tarjeta Revolut hay que pagarla y con gastos de envío te puede salir hasta por 12 euros. Bnext, en cambio, no solo es gratuita sino que, además, suele encontrarse bajo una promoción de bienvenida de 5 euros. Si esa nueva tarjeta Bnext que recibe los 5 euros fue solicitada a partir de una invitación, quien consigue llevar a un amigo a Bnext se lleva también 5 euros.

Aunque no sea mucho dinero, ni lo que cuesta Revolut ni lo que regala Bnext, demuestra, con un pequeño gesto, dos filosofías de empresa diferente. Una, más apegada a los usos y costumbres de la banca tradicional; otra, más en sintonía con las nuevas formas de entender el presente.

CONSEGUIR VISA BNEXT

Bnext o Revolut ¿con cuál te quedas?

Bnext o Revolut son dos opciones con las que empezar a conocer los beneficios de los servicios de neobanca que, y esto es importante aunque no lo hayamos dicho aún: son compatibles. Tener una no impide tener la otra, aunque el hecho de que Revolut cueste unos euros (no muchos pero…) incline la balanza hacia Bnext.

Además, es relativamente difícil pensar en 2.000 euros al mes en compras, más 500 en cajeros del extranjero, más 500 en cajeros de España, como un límite al ocio y vida cotidiana de una persona, digamos normal.

En cambio, los 200 euros al mes de límite que pone Revolut en cuanto a lo que puedes sacar de un cajero en efecto cada 30 días sí puede resultar algo restrictivo, sobre todo si estás pensando en estas tarjetas como herramientas para facilitarte el manejo de tu dinero durante unas vacaciones.

Si has leído atentamente, no te sorprenderá que la que sigue sea nuestra conclusión: si te animas, hazte con las dos. Ambas tienen ventajas, ambas se complementan; ambas carecen de gastos mensuales por lo que no pasa nada por tener las dos. Si te vas de viaje, usas tu Bnext y cuando te hayas fundido 2.000 euros en compras pues tiras de Revolut.

Si estás dudando entre estas dos tarjetas, tienes dos cosas buenas que pensar. Primero: que empiezas a alejarte del camino al lado oscuro, el de la banca tradicional, con lo que se puede decir que tienes buenas luces; y, segundo, que si los matices que una y otra tienen todavía no te empujan a inclinarte por una de las dos, Bnext vs Revolut, hazte con ambas.

Usándolas descubrirás cuál te funciona a ti mejor y, recuerda, no te costará nada porque ambas son gratis… aunque Bnext un poco más gratis que la otra.

CONSEGUIR VISA BNEXT

Dejar un comentario