Comer barato en Madrid: Los 10 Mejores Sitios

0 comentarios

Lo último de lo último

SÍGUENOS EN LAS REDES:

 Madrid es una capital con mayúsculas y un perfecto escaparate de España como democracia de mercado pletórico.

Puedes encontrar de todo en Madrid.

Desde ejemplos de folklore de provincias traídos a la ciudad para el disfrute de capitalinos y turistas a negocios de vanguardia únicos en el mundo.

Todo ese abanico de opciones se da también en la gastronomía, donde Madrid se vuelve una experiencia global para todos los gustos.

También para todos los bolsillos, hoy te vamos a mostrar como comer barato en Madrid.

No es imposible dar con sitios para comer en Madrid para adaptados a cualquier economía. Sin por ello dejar de tener una calidad muy alta.

Si estás pensando en darte un garbeo por Madrid, ten en cuenta nuestras recomendaciones a la hora de comer. Seguro que alguna ya la conocías y con otra te puedes llevar alguna agradable sorpresa.

También puedes ver en nuestro canal de Youtube nuestros 3 sitios preferidos para que veas la pinta que tiene la comida. Te adelanto que 2 de los sitios que aparecen en el video de los más baratos en Madrid no están en este TOP 10.

 

 

 

TOP 10 Sitios donde comer barato en Madrid

¿Quieres saber donde comer barato en Madrid? Empezamos nuestro ranking.

 

Adiós a tu dieta, Hola Gandarío

Gaztambide 28; ocho y media de la tarde de un sábado. Pues claro que no hay sitio.

Gandarío es un pequeño (en serio, el local es muy pequeño) negocio que tienes que probar, es 

Pero elige bien tu tiempo: si es hora punta o si hay partido de fútbol, esta cervecería estará llena.

  • El menú: tablas de arcilla llenas de patatas fritas (no de bolsa, patatas de verdad) con diferentes salsas para mojar y, por encima, carne a tu elección (pollo, sin duda la mejor opción o al menos si pides varias tablas, imprescindible; ternera de muy buena calidad, si quieres soltar un poco de pasta).

comer barato en madrid

 También tienen tortillas y tostas. 

Es un sitio muy frecuentado por universitarios, se encuentra en la zona de Moncloa y por tanto del Campus de la Complutense. 

La bebida no es cara. De hecho, aunque no vayas a comer nada (mentira: caerás) está muy bien (si hay sitio) para tomar una cerveza.

El local tiene mucho carácter, no es ninguna franquicia sino totalmente original y aun habiendo tenido un reciente cambio de dueños mantiene su estilo y su forma de siempre.

 

Gandario está petao, vamos a Yunie

donde comer en madrid barato y bueno

Muy cerca del anterior, también en Moncloa, en la calle Meléndez Valdés 64, se encuentra un sencillo restaurante libanés llamado «Yunie Kebab».

Aunque según esta noticia del Confidencial, es uno de los peores Kebab de Madrid.

Las raciones son normales. Lo mejor es probar varias cosinas para compartir. 

Tiene unos asientos corridos muy bonitos y bastante encanto para ser un sitio tan sencillo. 

La cocina y la barra ocupan casi la mitad del local, y es que es un negocio familiar y se les nota cómodos preparando la comida. 

Tal vez por eso la calidad de este sitio es totalmente desbordante.

Tiene bocadillos kebab y shawarma de los más destacables de Madrid por el mimo de su preparación y por la calidad de sus ingredientes. 

Si sois varios, no dejéis de pedir una ración de alguna especialidad libanesa para compartir.

Tienen los típicos platos de comida típica que probarías en el Líbano, pero en Madrid y a un precio amigo.

Hacen también postres libaneses que merece muchísimo la pena probar porque no es algo que se pueda encontrar de ese nivel fácilmente a precios asequibles. 

Es un local muy bien situado, al lado de la para de metro de Moncloa, por lo que además queda muy a mano si vas a hacer cualquier desplazamiento por la zona. 

«Yunie» es una casa de comidas familiar y muy agradable para disfrutar degustando despacio verdaderas delicias del Mediterráneo oriental.

 

Pizzería Napoli (zona Cuatro Caminos)

comer bien y barato en madrid

Piccola Napoli es una pizzería en la calle Palencia 29.

Es el típico establecimiento que le gustará a todo el mundo si vais en grupo, con una carta amplia de pasta, pizza y ensaladas.

Si lo tuyo es la comida italiana, esta opción es práctica y económica. Se encuentra por la zona de Cuatro Caminos, cerca de Alvarado. 

Y a pesar de que esta no es un área de Madrid dotada de interés turístico, el local suele estar lleno. Eso dice mucho.

La masa suele tener buena aceptación y si haces un balance calidad – precio, salen muy bien parados.

Cumple perfectamente los dos cometidos para los que fueron creados los restaurantes italianos:

  1. La carta tiene nombres que no sabrás si estás pronunciando correctamente.
  2. La pizza está rica.

 

 

Winnie de Pooh come bambú

Winnie

La posmodernidad era esto: negocios asiático tomando por nombre elementos de la cultura occidental. 

Los restaurantes chinos hace tiempo que superaron la fase de llamarse todos «Gran Muralla» y si el espíritu emprendedor de los nuevos amos del mundo les lleva a hacerse con un local que se llama «Don Quijote», ahí tienes un restaurante chino con ese nombre mañana mismo.

 Si te gusta el pato a la naranja, el cerdo agridulce y las cosas son salsa de ostras, te dará igual si es carne de Pooh: el Winnie es un restaurante chino muy económico, céntrico y bien montado.

Se encuentra en la calle San Leonardo 3, al lado de Plaza España.

Está muy cerca de la calle Leganitos, por la que Massiel hacía travesuras y en la que hay muchos locales comerciales de inmigrantes chinos.

El Winnie es cada vez más conocido pero originalmente era un negocio frecuentado por oriundos de la China residentes en Madrid.

Es muy barato de precio, como suele suceder con todos los negocios de restauración de su tipo.

Este, en particular, suele ser destacado por su nivel, harto superior al que puedes encontrar en negocio medio de este tipo. 

El local tiene la típica decoración exótica y abigarrada combinado con la presencia de Winnie the Pooh.

 

De Plaza España al Perú

donde comer barato en madrid

La moda de rehabilitar puestos de mercados antiguos en locales de comida rápida o para llevar está funcionando bastante bien.

Y aunque es cierto que en muchos momentos el rollo gourmet encarece la receta, hay ejemplos como el que te proponemos que no son así.

Si te acercas al Mercado de los Mostenses, en la plaza homónima, podrás disfrutar la experiencia turística del mercado rehabilitado en centro comercial gastronómico a muy buen precio y con un punto de exotismo.

Corre, porque se está poniendo de moda y se encarecerá tal y como dictan las demenciales normas del mercado: el cebiche de Cafetería Lili hay que probarlo.

El cebiche es una comida típica de la zona del antaño llamado Virreinato del Perú que ya se preparaba en los tiempos del etnoaislamiento americano.

Es una composición de marisco y frutas muy nutritiva que es considerada por los peruanos como su plato nacional.

Cafetería Lili tampoco está muy claro si es un sitio peruano o chino o ambas cosas.

Pero el cebiche es digno de atravesar los siete mares por obtenerlo.

Y, por si tenías dudas sobre si te viene bien acercarte a probarlo o no, tenlo claro: es económico y queda de camino entre Plaza España, Noviciado y la zona más comercial y turística de Madrid.

Además, con esta opción tienes una manera económica de hacerte selfis disfrutando de la moda de los gastro-bares y los mercados rehabilitados dentro de unos márgenes de precio asequibles.

 

Orgía gastronómica en El Tigre

Si no has oído hablar de él todavía, ha llegado el momento de que descubras «El Tigre», en Calle Infantas 30, muy cerca de la Plaza Pedro Zerolo, en el céntrico barrio con más renombre LGTBIQ de Europa: Chueca. 

Tranquilo si es la primera vez que sales de algún lugar menos desarrollado y va a ser la primera vez que veas hombres guapos como flores, «El Tigre» estará atestado de gente de todas las normatividades.

En especial, muchos extranjeros. Tiene buena prensa en las guías y es un must para los visitantes anglosajones, deseosos de pronunciar mal las palabras «tapas» y «sangría». 

Nadie sabe qué le pasa a los yanquis cuando pronuncian la palabra «tapas». Entran en una especie de trance psicosomático. Pueden estar hablando entre ellos, así a toda velocidad como si se maullaran, y de repente los oyes que se paran para pronunciar muy deteninadamente «tah-ppp-ahs».

En «El Tigre» es habitual ver extranjeros en estado de salivación álgida e incredulidad ocular.

No hay horario preferible para acudir a esta tarberna, pero intenta evitar las horas puntas.

Aun así, será difícil que puedas entrar y estar cómodo de primeras. 

Tu modus operandi ha de ser el siguiente: 

  • Entrar y apiñarte con los tuyos;
  • Ir pidiendo rondas;
  • Notar como vuestro círculo se amplía.

La clave de este lugar es que es una cervecería. Lo más habitual es que te pidas una caña o un refresco… y con él viene la sorpresa.

El Tigre

Eso es lo que te ponen de "pincho" con 2 consumiciones, cada consumición cuesta 2,50 €.

Por el precio de tu consumición, empezará a aparecer comida altamente calórica. Como vas avisado, ya sabes que no hay que pagar nada extra, viene incluido.

Los pinchos no varían mucho, lo que no impide que te apuntes el sitio y quieras repetir. 

Son típicas unas croquetas enormes y patatas fritas, la ubicua tortilla, muslitos de pollo y lacón.

Te sorprenderá, si no lo conoces, la cantidad. Si sois un grupo grane es probable que a partir de la segunda ronda empiece a sobrar comida. 

«El Tigre» exige un buen estómago porque lo que te sirven es de todo menos ligero.

Pero por lo que vas  apagar no vas a encontrar un mejor reconstituyente en muchos kilómetros a la redonda.

Además, está súper céntrico, la calle Infantas es la segunda paralela a Gran Vía.

Como te decimos, es el barrio de Chueca. Pero que eso no te sirva para desmotivarte a ir o todo lo contrario. 

«El Tigre» es un bar muy internacional en el que encontraras, únicamente, gente comiendo y bebiendo como si no hubieran hecho ninguna de esas dos cosas antes.

Al final, echarás la cuenta y te sorprenderás de conseguir esa sensación de hartazgo por tan poco dinero. Creételo: no te cabrá una sola croqueta más. Y es normal porque son enormes. +

 

Todavía más pegado a Gran Vía: «Herjomar»

comer en madrid barato

En Calle Reina 34 se encuentra el «Herjomar», un lugar para tomar unas tapas por muy poco dinero con una calidad media.

Un buen apaño para seguir la jornada turística en Madrid.

Está muy bien situado, en el puro centro de la capital.

La comida no tiene nada de especial: las típicas tapas de patatas bravas que a unos pica muchísimo y a otros nada (la misma patata, la misma salsa: ¿cómo es posible?); pollo frito, tortilla, algún cartílago marino a la plancha… 

Un bar muy madrileño en el que sentarse a esperar por la comida inaugurando la jarra de cerveza o de sangría y pedir otra a mitad de comida para regar bien tanto y tan oleoso manjar.

No es un garito que destaque por nada en absoluto… excepto por su bajo precio, es uno de los sitios más baratos donde comer en Madrid.

Y su providente ubicación: cumple a la perfección con su funcionalidad, tal y como lo haría una gasolinera en medio de un puerto de montaña.

Si os encontráis por el centro intentado poneros de acuerdo sobre qué comer, no es mala idea entonar el «vamos a ver este» y tomarse allí una jarra, ver en persona su vitalidad y tomar fuerzas para las siguientes decisiones y etapas.

 

Ambiente de tasca – tasca en «La Llama»

donde comer en madrid barato

¿Estás pensando en repasar las notas que llevas tomadas de tu viaje por el Madrid otoñal?

¿Quieres sentarte y empezar tranquilamente el storyboard de tu video del viaje?

¿O es que aspiras a un rato de sosiego en el que desconectar leyendo Bertolt Bretcht en su alemán original? 

Entonces «La llama» no es lo que estás buscando.

Quien quiera encontrar un bar madrileta con comida barata, si está dispuesto a soportar el ruido, tiene que pasar por Avenida de la Reina Victoria 37, cerca de Guzmán el Bueno (ya sabes, Guzmán the Good Man).

En «La llama» encontrarás platos de chipirones, patata bravas, revueltos, sándwich mixto con huevo…  cualquiera de todos los nombres que estás deseando oír gritar a un camarero madrileño - «¡Niñoooooooo!».

Ya sabes que los madrileños no tienen acento (ellos se lo creen en serio), pero les gusta que se les oiga. 

En lo que lo gastronómico se viene refiriendo, «La Llama» es el típico descubrimiento que te joroba si luego se te olvida el nombre para recomendarlo.

La carta de tapas es variadísima. Es ideal para ir en grupo, pedir varias y picar (vamos, lo típico de las tapas). 

Por la zona en la que está situado, tiene cierta frecuencia de clientes universitarios, por lo que suele tener un agradable ambientillo.

  

Para ver el partido: «La Felicidad»

Estás de vacaciones o de finde, peor me lo pones, y juega tu equipo favorito. ¿Dónde vas a ver el partido?

Apuntate esto:

Avenida de la Reina Victoria 19, «La Felididad».

Gente majísima, espíritu joven y mucho deportista tomando cañas. 

Y la comida:

Tapas de empanadillas, croquetas, chorizo frito con patatas fritas… tortillas amarillentas como soles primaverales y aceitunillas, faltaría más.

Tiene una parte de abajo con dos teles y arriba, en la barra, otra pantalla más.

Y buen ambientillo futbolero, mucha gente veinteañera y trentañera compartiendo jarras y pinchos.

Las tapas van a ser los fritos habituales, perfectos para comer con una mano mientras prestas atención a las cabriolas de Griezmann y echas de menos sus años buenos en la Real.

O si eres de los que te preguntas, empanadilla en mano, cómo puede Messi hacer «eso».

Entre croqueta y croqueta, si eres del Madrid, puedes soñar con echarlos a todos y ficharlos de nuevo después.

La zona es una de las más seguras y más animadas de Madrid.

Aunque no cuente con atractivos turísticos de renombre, está muy bien comunicada.

Es perfecta, además de para comer, para hacer algunas compras de ropa más allá de las cadenas o en alguna de las  no pocas librerías de por ahí.

Los precios de todo el barrio son asequibles pues se trata de una zona muy universitaria.

 

Con Eusebio, vuelve a comer como en un cumpleaños infantil

Calle Caramuel 16; metro Puerta del Ángel. 

Barra libre de pinchos.

Sí: has leído bien.

Barra libre de pinchos.

 «La esquina de Eusebio» es un bar hispano-portugués decorado según las normas del horror vacui más rotundo en el que por 2’5 euros pagas por un caña… y por el derecho a acceder a los pincho que de continuo van apareciendo. 

No te esperes nada gourmet o sofisticado: chorizo de barra con pan, mini salchichas, salami, pan con cosas (sobrasada, atún, queso tipo filadelfia…). 

De vez en cuando aparece y desaparece una bandeja de jamón.

Hay que estar atentos para conseguir uno (o varios para los amigos).

No se llega a las manos casi nunca, pero se acumula tensión así que vete pidiéndote otra caña.

Es un sitio al que recurrir para coger fuerzas en la previa si vas a algún concierto en la cercana sala de La Riviera.

El barrio no tenga más atractivo turístico que un cementerio antiguo bastante solemne.

Pero en cualquier caso, merece la pena organizarse para ir al «Eusebio» si luego se planea conocer la zona de Madrid Río, ya que para llegar al Puente de Segovia desde la estación de Puerta del Ángel es todo bajar.

Si eres de buen andar (y en la «Esquina de Eusebio» encontrarás razones para un buen paseo con el que bajar todo lo que comas), puedes cruzar el río y seguir por Calle de Segovia hasta el Palacio Real.

Es una subida algo pesada, pero bonita como pocas.

Como te decimos, en «La esquina de Eusebio» vas a cargarte de fuerzas para recorrer todo Madrid Río desde el Puente de Segovia hasta que te den los pies o para subir con la vista del Palacio omnipresente. 

Por el precio que pagas por dos cañas (por cierto: vienen en vaso de sidra, son muy abundantes) ocuparás un tiempo en el que podrás hincharte hasta reventar de pinchos variados.

La mecánica es el libre acceso a estos, por lo que puedes escoger los que te gusten o incluso mezclarlos, como cuando hacías tus pinitos de cocinero de vanguardia en los cumpleaños infantiles.

 El ambiente es muy recomendable ya que la propia mecánica del antro estimula la interacción entre los grupos.

Aunque sea, literalmente, extrarradio (Puerta del Ángel está inmediatamente «más allá» de la m-30), «La esquina de Eusebio» es uno de esos descubrimientos de Madrid que después recomendarás.

¿Cuál es tu sitio favorito de Madrid?, ¡cuéntanoslo en los comentarios!

Ahorro.net

Ahorro.net

Así somos nosotros

Este blog no existe más que para hacerte la vida más fácil, entretenerte y contarte a través de tips y experiencias como ahorrarte algo de dinero en tu dia a dia. Leenos y disfruta, ¡Que es gratis!

SÍGUENOS EN LAS REDES:

Guía Skyscanner sidebar
Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción