Cómo Ahorrar en la Compra con estos Sencillos Consejos

0 comentarios

Lo último de lo último

Cómo ahorrar en la compra es una de las cuestiones más importantes a la hora de avanzar hacia el ahorro. ¿Y es posible hacerlo sin perder calidad de vida?: la respuesta es siempre «sí».

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Como muchos otros aspectos del camino al ahorro, algunos de los factores más importantes son psicológicos. ¿Puedes prescindir de esas galletas con nata que vienen en una lata decorada a mano por abuelas danesas?, ¿no?… No pasa nada. Puedes ahorrar en otra cosa.

También hay que tener en cuenta nuestro campo de batalla: los supermercados. Conocerlos, compararlos, ser exigentes como consumidores con ellos… un buen nivel de planificación al que, como verás, es fácil llegar y existen no pocos apoyos: tales como apps comparadoras de supermercados.

 

Con un muy poco que gestionemos necesidades y deseos, sumado a cierto análisis de lo que las cadenas nos ofrecen, subiremos nuestro nivel como ahorradores. Sí: cuando nos organizamos mejor para hacer la compra, ganamos para todos los meses y ganamos ahorro real, no solo puntual en un momento dado.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Si estás guardando para tus próximas vacaciones, para saldar una deuda pendiente o porque eres previsor y quieres tener para cuando falte en el futuro, ahorrar en la cesta de la compra será un empujón financiero más con el que, con unos buenos consejos, puedes contar.

 

1. Cómo ahorrar en la compra con estos consejos

Cuando nos planteamos cómo ahorrar en la compra, debemos tener en cuenta que lo primero de todo es asumir que algo hemos hecho mal hasta el momento. Es corrigiendo eso como lograremos ensanchar el margen de la moderación en el que, como ahorradores, debemos gobernarnos.

Nuestros hábitos de consumo son lo que determinan si vamos camino al ahorro o si seremos condenados a los infiernos del derroche. Y recuerda: derrochar está bien para una noche, un fin de semana, unas vacaciones… derrochar es parte de la vida pero es una parte excepcional. Y para disfrutar de esa excepción, lo que funciona es que el ahorro sea la norma.

Por ello, para ahorrar en la compra debemos pensar en consumir de forma ordenada. Solo así pondremos las vías por las que luego podrá circular nuestro tren.

 

1.1 La lista de la compra

Hay dos cosas muy importantes a la hora de hacer la lista de la compra semanal:

  • que sea semanal (o mensual, o quincenal, pero que sea periódica);

  • ¡que la cumplas!

La periodicidad dependerá de cómo dispongas de tu tiempo. Pero si es posible que planees tus compras y las hagas siempre cada 7, 10 o 15 días, será más fácil que te vuelvas un consumidor ordenado.

Una forma muy útil de llevar la lista de la compra, si no usas apps para ello, es una tradicional hoja de cálculo con sus filas y casillas. Puedes generar un modelo en el que listas todo lo que sueles comprar y la imprimes en blanco. Ahí vas apuntando las cantidades de lo te falta. Luego vas al super con ella y vuelves con tu ticket para apuntar en tu contabilidad cuánto has gastado.

Otra forma muy simpática de llevar la lista de la compra es mediante una pizarra que tengas en la cocina, o cerca de la puerta de salida de tu casa. En esa pizarra vas apuntando lo que necesitas comprar hasta que el día que vas al supermercado le haces una foto con tu móvil y ahí tienes tu lista. Es una forma de hacer la lista de la compra muy útil cuando sois varios o varias en el hogar. Y también sirve para que si consigues traerte a tu crush a casa, pues te puede dejar mensajes bonitines escritos en ella.

como ahorrar en la compra

 

1.2 Ahorrar sin renunciar

Necesidades y deseos: los dos grandes dilemas de la vida.

Seamos serios: si ahorramos, es para vivir mejor, no para pasarlo de mala manera. Como decía Amparo Soler Leal en «París – Tombuctú», «para sufrimiento el que sufrió nuestro señor en la cruz, sufrir por según qué cosas es como faltarle al respeto».

Si te encantan las galletas de vainilla marca «Carísimo&Requetecaro», tal vez puedas comer algunas menos pero seguir disfrutando de ese placer. Reducir, no eliminar. La vida se pasa entre esos pequeños detalles, esos mordisquitos de hamster que le haces a la última galleta del mes que te estás comiendo 1 semana antes de tu próxima compra…

Si eres de los que se bañan de vez en cuando, guarda para ese día el gel de ducha especial y usa uno barato todos los demás. Si has dejado de salir fuera a cenar porque andas corto de pasta, date el lujo de comprarte tu refresco favorito para disfrutarlo en intimidad de tu cuarto.

No renuncies a algunos caprichos. Puedes usarlos como aliciente para ahorrar, dedicando una pequeña parte de lo que consigas reducir de tus gasto para ello. Por ejemplo, puedes hacerte con una tarjeta monedero  y dedicarla a los caprichos. Le asignarás un presupuesto mensual o trimestral y será tu forma de limitar el gasto en caprichos. Hemos dicho «limitar» porque un ahorrador ordenado no tiene por qué renunciar a nada. Simplemente, sacar la mejor versión de sí mismo.

VER CHOLLO DEL DÍA

 

1.3 Evita la mala alimentación

Lo natural es más sano. Sí. Y además es más barato.

Si evitas las comidas precocinadas, pizzas precocidas o productos procesados, ahorrarás: ¿Son más baratos? Para nada.

Los alimentos más económicos son los que tienen un índice glucémico bajo. Es decir: los que pasan más lentamente a tu organismo, sin desperdicios, con una sensación de saciarte más.

Cuanto más tradicional sea tu forma de cocinar, más te saciarán los alimentos, mejor los aprovechará tu cuerpo y de esta forma puedes ahorrar en la compra. La mayoría de la gente no se sacia con los precocinados y procesados. Quitas la gusa… ¿y luego qué?

Si quieres ahorrar en la compra tienes que aprender a cocinar, si es que no sabes ya. Todo lo que no hagas tú, tienes que pagarlo. Y en lo que a alimentación se refiere, será muy caro: comer de restaurante o comprar cocina precocinada.

Si tienes tiempo, búscate una receta de lentejas y prepárala el próximo domingo. Pero haz para un regimiento y luego congélala en tus tuppers.

Dependiendo del grado de tronadez del nutricionista que consultes, te dirán que la comida congelada dura entre 15 segundos y 6 meses en el congelador. Lo que puedes tener garantizado es que cuanto más troceada o picada esté la carne, por ejemplo, antes pierde sus nutrientes; vamos, que como dice Chicote, «es un congelador, no es el Delorean».

Pero, hablando serenamente, puedes cocinar para congelar a 2 meses vista y tener entre semana tu propia comida preparada. Más sana y más barata.

ahorrar en la compra

 

2. supermercados para ahorrar en la compra

En este blog te hemos contado cuáles son los supermercados más baratos según el índice de la OCU (que es una organización de consumidores que hace estudios independientes). Toda la información que puedas acumular sobre supermercados te va a ser útil. Pero al final, todo dependerá de tus hábitos de consumo. Si un súper es más barato pero te queda lejos, debes contar el precio de la gasolina que gastas en llegar allí dentro de los costes de tu compra.

Y por supuesto, siempre tienes que tener en cuenta que en cada supermercado va a haber «trampas» para intentar que dejes más dinero del que llevabas planeado. Por ello, si te saltaste el punto anterior recuerda que para evitar ser víctima de los pegajosos tentáculos de la mercadotecnia debes ir al supermercado con una lista a la que ceñirte y, si acaso, una tarjeta recargable que limite tus caprichos mensuales.

VER CHOLLO DEL DÍA

 

2.1 Aprovecha las marcas blancas

Las grandes cadenas de distribución tienen tal poder sobre los productores que el fenómeno de las marcas blancas se ha extendido como la espuma. Esto es así porque los consumidores los eligen, y esta elección se lleva a cabo por el boca-oreja: estos productos son muchas veces de una enorme calidad.

Por ello, no dudes en seguir la recomendación de cualquier amigo sobre un producto marca blanca... o incluso puedes experimentar tú con ellos. Esta es una gran manera de ahorrar en la cesta de la compra.

Sería un apunte de «inversiones» en tu contabilidad. Si por ejemplo, a la hora de comprar leche, habiendo planeado comprar 4 litros compras 3 de tu marca y otro de una más barata (la marca blanca o incluso otra), estarás ahorrando «un poquito» que tal vez, si tu paladar da su visto bueno, se convierta en un ahorro mayor.

 

2.2 Aprovecha las ofertas con cabeza

A todas y todos nos encantan las ofertas y entrar a un supermercado y que todos los letreros estén en AMARILLO SOBRE FONDO ROJO Y EN FORMA DE ESTRELLA DE 14 PUNTAS.

Pero dejando el hiperrealismo de estos escenarios a parte, el ahorro es (ya lo sabes) un hábito. Por ello es mejor no dejarse llevar por la tentación de los frescos racimos y saber apreciar esos supermercados que, en vez de arrojarte ofertas arrebatadoras, abaraten tu compra semanal mediante una política de precios bajos.

Eso no quita que si ves ofertado un producto que utilizas habitualmente no debas aprovechar y abastecerte para los próximos decenios. O soltar el dinero en ese capricho o gasto futuro que tienes pensado aprovechando el día sin IVA de Carrefour o el día sin IVA de Eroski.

Pero por norma general, una contabilidad bien hecha es una contabilidad serena, sin sobresaltos, con la que ahorrar en la cesta de la compra sin dejarse engañar por atajos.

como ahorrar en la cesta de la compra

 

2.3 Programas de fidelización

En este blog te hemos hablado de algunos programas de fidelización muy populares.

Desde luego, si eres cliente fijo de alguno de ellos, poco costará que en tus cálculos te salga rentable volverte parte de su club. Eso sí, cuidado con las trampillas que a veces puedes encontrarte, como por ejemplo con las tarjetas que te devuelven dinero (de las que te hemos hablado), con las que al final gastas más de lo que necesitas.

 

3. Optimiza tu estilo de vida

 

3.1 Mantener limpio es más barato que limpiar

Ser una persona ordenada es más barato que ser una persona desordenada. Si mantienes limpia tu casa y no esperas que las cosas estén (muy) sucias para pasar la bayeta, dedicarás menos tiempo y dinero a la limpieza.

Si en vez de dejar que la vajilla se reseque te encargas de lavarla inmediatamente después de comer, casi no gastarás detergente.

Si secas los grifos de la ducha o el lavabo después de usarlos, no tendrás que recurrir al anti-cal para limpiarlos para hacerlos presentables a tus visitas cuando se tengan a bien presentar.

VER CHOLLO DEL DÍA

 

3.2 No derroches en productos químicos

Como te contamos antes, los productos químicos de limpieza o lavado de ropa vienen con olores que los hacen distinguibles unos de otro. Por eso las casas de las personas huelen diferentes.

La mejor forma de dar olor a una casa es, si te gusta, el incienso o algún producto como ese. No elijas los productos químicos por el olor.

Valora los productos por cómo queda tu casa al usarlo, no por lo guapa que está Belinda Washington en el anuncio de su fris-frís para «alargar la vida de la madera de mis muebles». Es mentira. La madera de tus muebles está muerta.

Un buen consejo será siempre cambiar a menudo de marca de productos de limpieza para no habituarse al olor que les ponen, porque cuando nos habituamos tendemos a ir echando más.

La mejor forma de mantenerse dentro de las dosis justas es que nos resulte nuevo eso que olemos, porque si no siempre nos vamos a pasar.

cesta de la compra

 

4. Conclusiones: es posible ahorrar en la cesta de la compra

En este artículo te hemos propuesto un compendio de consejos sobre cómo organizar tu lista de la compra, tus hábitos de consumo y tu visita al supermercado con un objetivo claro: la vista puesta en cómo ahorrar en la compra.

Como ves, muchas cosas de las que decimos son lógicas y basta un poco de fuerza de voluntad para sentarse, hacer tus cuentas y notar que puedes reducir por aquí o por allá. La primera vez que hagas tu contabilidad, te sorprenderás con los montos en gastos totalmente superfluos que haces (todos los hacemos) y recortarás muy rápido en ellos.

Si has probado alguno de los consejos que te hemos propuesto y nos quieres comentar cómo te ha ido, o si echas en falta alguna sugerencia que a ti te ha funcionado y quieres compartirla con nosotros, no dejes de hacerlo en la sección de comentarios.

¡Ah! Y recuerda que suscribiéndote a la newsletter de ahorro.net recibirás información y consejos sobre ahorro, ofertas y comparativas entre productos y servicios.