Cómo Salir de Deudas: El Plan que Mejor Funciona

1 Comentar

Lo último de lo último

Pedro es un desastre, siempre ha gastado más de lo que podía permitirse y ahora está agobiado y no sabe cómo salir de sus deudas.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Aunque cobra 1.800€ al mes, con las deudas que tiene, ya no tiene para ningún capricho, ni casi para comer. Paga al mes más del 60% de su nómina en el pago del coche, de la hipoteca y de sus tarjetas de crédito.

Ahora además, ha tenido un percance con el coche y tiene que pagar 4.000€ para arreglarlo… ¡Pero no tiene nada de ahorros! ¿Qué puede hacer Pedro para salir de esta situación?

Todos queremos vivir la vida lo mejor posible y por esta razón muchos acabamos adquiriendo deudas para pagar esos “caprichos” que no nos podríamos permitir en otros casos. El problema es que, aunque coger una deuda puede parecer buena idea en algún momento, tienes que recordar algo… QUE LUEGO LO TIENES QUE DEVOLVER.

Y si adquieres demasiadas deudas… al final perderás tu libertad.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Sin embargo salir de las deudas es posible, no es fácil, claro. Pero se puede. Si estás concienciado con que ha llegado el momento de eliminar todas tus deudas y no volver a caer en ellas, es posible que te sientas bastante perdido, que no sepas por dónde empezar, pero no te preocupes... En este artículo te voy a explicar una serie de pasos detallados para que sepas cómo realizar un plan para ir acabando con tus deudas mes a mes.

Comencemos.

 

1. Realiza un seguimiento de tus gastos

Durante un tiempo debes realizar un seguimiento exhaustivo de todos tus gastos, ya sean grandes o pequeños, diarios o mensuales, absolutamente todos, al menos durante una semana, aunque lo ideal sería durante un mes.

Para hacer esto, tenemos dos maneras de hacerlo:

El seguimiento de tus gastos te ayudará a ver por dónde se te está “fugando” el dinero y a decidir los gastos que puedes reducir.

como salir de deudas

 

2. Categoriza tus gastos

Una vez apuntados los gastos, categorízalos en dos categorías: esenciales y no esenciales.

Es necesario que seas lo más justo y objetivo posible, que los gastos que marques como esenciales de verdad lo sean, no confundas necesidades con deseos.

Tómate el tiempo que necesites. Este paso es vital.

 

2.1 Gastos no esenciales

El siguiente punto es estudiar los gastos no esenciales y eliminarlos, si no todos, la gran mayoría, si por ejemplo desayunas fuera todos los días, intenta desayunar en casa o si comes fuera, intenta llevarte la comida hecha de casa.

Otra forma de eliminar estos gastos es reducir las tentaciones: si no puedes evitar comprarte algo de ropa siempre que vas a un centro comercial, aléjate de ellos lo máximo que puedas.

En este otro artículo te damos las claves para eliminar gastos innecesarios.

 

2.1 Gastos esenciales

Aquí podemos tener el gasto en servicios como luz, agua, móvil, etc. o el alquiler del piso por ejemplo.

Lo que tenemos que hacer es estudiar formas de rebajar estos gastos: céntrate en cada uno de forma individual, estudia uno, rebájalo y pasa al siguiente.

El dinero que liberes de este recorte de gastos dedícalo a salir tus deudas rápidamente.

 

3. Negocia tus deudas

Una vez realizados los dos pasos anteriores es hora de renegociar tus deudas.

 

3.1 Cómo salir de deudas de tarjetas de crédito

Por ejemplo, si tienes deudas de tarjetas de crédito llama a las entidades de las tarjetas para ver posibilidades de reducir la cuota mediante una ampliación del plazo. 

Esto no es lo mejor ni lo más recomendable, pero si estás muy ahogado es mejor no dejar de pagar las deudas, ya que si no tendrás intereses por impago y estos son bastante altos.

Procura usar tarjetas de débito en lugar de las de crédito, en la medida en la que puedas.

como salir de deudas de tarjetas de credito

 

3.2 Cómo reducir la cuota de la hipoteca, negocia con tu banco

Los bancos temen que dejes de pagar tus deudas, por lo que es un buen momento para renegociar y obtener mejores condiciones con tu hipoteca. Así que negocia:

  • Mejores condiciones (novación).

  • Traspasar la hipoteca a otra entidad (subrogación).

Porque las entidades prefieren ser más flexibles antes que quedarse con otra hipoteca impagada.

 

3.3 Obtén un préstamo con garantía hipotecaria

¿Eres dueño de tu propia casa y no tienes ningún tipo de deudas sobre ella? En ese caso, una opción para acabar con tus deudas es pedir hipotecar tu casa.

El tipo de interés de una hipoteca es muchísimo mejor que el tipo de interés de préstamos tradicionales, no digamos ya de tarjetas de crédito, créditos rápidos o minicréditos.

Pero no caigas en las trampas de las “refinanciaciones”: muchas personas consiguen un préstamo con garantía hipotecaria, pagan sus deudas con ese préstamo pero siguen gastando sin control, al poco tiempo vuelven a estar endeudados y además con una hipoteca.

Así que si tomas esta opción tienes que estar muy seguro de que tus hábitos de gasto ya no son los mismos y que no volverás a caer en deudas, sino la solución únicamente agrava el problema.

 

4. Genera ingresos extra

Ahora que hemos reducido los gastos y negociado las deudas, vamos a intentar generar unos ingresos extra:

  • Intenta conseguir un segundo trabajo o realizar algunas tareas a tiempo parcial donde obtengas un dinero.

  • Si tienes activos que has comprado a crédito, intenta alquilarlos y convertirlos en una fuente de ingresos pasivos. Por ejemplo: Si tienes coche y no lo necesitas puedes alquilarlo por días o uso, existen páginas como Socialcar que te permiten hacerlo de una forma muy sencilla. O también puedes alquilar alguna habitación libre que tengas en tu casa con Airbnb.

  • Utiliza tus aficiones para obtener ingresos, seguro que tienes aficiones como tejer, pintar, escribir, etc. Analiza posibilidades de ganar dinero con ellas.

  • Vende los trastos que tienes por casa.

como salir de las deudas

 

5. Acaba con tus deudas

Finalmente, lo que nos falta por ver es, ¿Cómo podemos acabar con nuestras deudas?

Sí, ya sabemos cómo podemos reducir nuestros gastos o aumentar nuestros ingresos, pero; ¿Hay algún truco? Sí que lo hay.

Porque para empezar a acabar con tus deudas, lo primero que has de hacer es tomar una decisión: ¿Por qué deuda empezar? ¿Cuál es la que tengo que pagar cuanto antes?

 

5.1 Método Tradicional

Los asesores tradicionales te dicen que deberías siempre pagar la deuda con mayor tipo de interés y esto tiene sentido desde un punto de vista puramente financiero, porque atacas y acabas antes con las deudas que te provocan mayores intereses, reduciendo tu coste final.

El proceso al completo sería:

  1. Ordena tus deudas de mayor a menor tipo de interés.

  2. Haz los pagos mínimos en todas tus deudas.

  3. En la deuda con el tipo de interés más alto, dedica todos los ahorros y el dinero extra obtenido en los pasos anteriores.

  4. Una vez acabada esta deuda, pasa a la siguiente con el tipo de interés más alto. Y así sucesivamente.

 

5.2 Método “Bola de nieve”

El problema del método anterior es que si la deuda que tienes primero es muy grande, tardarás más tiempo en ver resultados tangibles, y esto puede provocar que acabes abandonando la batalla contra tus deudas, por eso, hay otra metodología conocida como “bola de nieve de la deuda”.

Este método es mejor desde un punto de vista psicológico, ya que consigues quitarte el número de deudas lo más rápido posible, con el consiguiente “impulso motivacional” que eso supone.

Es muy fácil de aplicar. Veamos los pasos necesarios:

  1. Ordena tus deudas de menor a mayor cantidad de dinero endeudada (para así quitarte una deuda de encima lo antes posible)

  2. Realiza los pagos mínimos en todas tus deudas.

  3. En la primera deuda, aquella con la cantidad más pequeña, dedica todos los ahorros y el dinero extra obtenido en los pasos anteriores.

  4. Una vez acabada esta deuda, pasa a la siguiente. Y así sucesivamente.

 

5.3 Método “Tsunami”

Este método, desarrollado por Man Vs Debt, es brillante por su flexibilidad, básicamente, consiste en que ordenes tus deudas por el orden que TÚ CREAS.

 ¿Cuál es la deuda que más te molesta tener?

Quizás es la deuda que tienes con tus padres… o de algún préstamo personal, o quizás te guste pensar que te estás quitando las deudas por tipo de interés, porque es el método más eficiente.

VER CHOLLO DEL DÍA

 

6. El último recurso: la quiebra

¿Qué pasa si decides que no puedes pagar tus deudas mediante cualquiera de los métodos mencionados anteriormente?

¿Qué debes hacer? El último recurso es la bancarrota.

Creemos firmemente que todo el mundo tiene la obligación moral de pagar sus deudas hasta el límite de su capacidad, sin embargo, hay veces que el reembolso puede ser totalmente imposible. En esos casos, la quiebra puede ser el único curso de acción posible, pero debes ser consciente de los profundos inconvenientes que tiene esta medida.

Lo primero es que tengas muy claro que puedes perderlo todo y aún así seguir teniendo deudas, es como a las personas que el banco subasta su casa pero no por el total adeudado, y se quedan sin casa y debiéndole dinero al banco.

El proceso se solicita en el juzgado de lo mercantil y el juez determina si procede y cuáles son las necesidades económicas mínimas para que puedas vivir tú y tu familia, entonces se liquidan los bienes que tengas excepto una cantidad mínima para vivir, sin embargo si con la venta de los bienes no se cubre toda la deuda, entonces ésta se mantendrá vigente hasta que se pague.

como salir de deudas rapidamente

 

7. Conclusión

Recuerda los 5 pasos que debes seguir para reducir y lograr salir de tus deudas:

  1. Realiza un seguimiento de tus gastos: Para tomar el control de tu dinero, primero debes saber en qué lo gastas.

  2. Categoriza tus gastos y ahorra: Divide tus gastos en esenciales y no esenciales para que puedas empezar a ahorrar por los más sencillos. 

  3. Negocia tus deudas: Intenta obtener mejores condiciones de pago de las entidades de las que tengas deudas.

  4. Genera ingresos extra: Obtén ingresos extras para acabar con tus deudas de forma más rápida

  5. Acaba con tus deudas: Tres formas prácticas de eliminar tus deudas. Elige la que te funcione.

Conseguir salir de las deudas, como en casi todas las cosas relacionadas con las finanzas personales, requiere disciplina y paciencia: Enfócate en tu objetivo y trabaja en él cada mes. 

Poco a poco serás capaz de ir acabando con tus deudas y cuando menos te des cuenta, serás libre de ellas.