El Gran Cañon del Colorado: Consejos para una Visita Indescriptible

0 comentarios

Lo último de lo último

El Gran Cañón del Colorado es una de las maravillas del mundo natural más famosas del universo conocido, en este emplazamiento mágico, la corriente continua del río homónimo ha ido desnudando lámina a lámina los estratos sedimentarios de la corteza terrestre durante millones de años, a través de más de 440 kilómetros, generando un escenario tanto de incalculable interés geológico como de inconmensurable impacto estético.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

A su paso por esta zona del estado norteamericano de Arizona, el Colorado dibuja un cañón de una profundidad, en ciertos puntos, de hasta 2.000 metros de pared vertical.

Lo resultante de la erosión es un escaparate de los movimientos y cambios en la epidermis del planeta de otra manera invisibles para el ojo humano, el cual desde que este escenario fue incorporado a la Historia Universal en el siglo XVI con el fin del aislamiento del continente americano, y seguramente también antes, se ha regocijado en su maravillosa visión, casi de fantasía, casi marciana, de ensueño.

Cumpliendo con el dicho kantiano de que la naturaleza es bella cuando parece que imita al arte, el Gran Cañón del Colorado semeja una postal, un cuadro, un fotograma de película en el que a casi cualquiera le gustaría verse. Por eso, atrae cada año a miles de turistas y es uno de los mayores atractivos de los Estados Unidos de América.

Seguramente, si estás leyendo esto es porque todo lo dicho te era conocido, pero sin que deje de haber valido la pena recordarlo una vez más, ahora te invitamos a escuchar nuestros consejos sobre cómo planificar el rodaje de este gran capítulo de tu periplo turístico por los U.S.A.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

 Y en este otro artículo te damos también algunos consejos sobre cómo preparar un viaje al extranjero.

 

1. Las dos partes del Gran Cañón del Colorado: South y North Rim

 

 

1.1. South Rim

A lo largo del Gran Cañón, el río Colorado corre, en términos generales, de este a oeste, por ello, el parque natural del Gran Cañón se divide en dos zonas o lados, el norte y el sur, llamados respectivamente North y South Rim.

Es el meridional el acceso que más habitualmente se toma, dado que (tal y como fue nuestro caso) lo normal para visitar el parque es llegar por la Ruta 66. No solo es la forma «turística» de llegar, sino la mejor comunicada.

El precio por coche (sin importar el número de ocupantes) es de 35$ y dicho pago da derecho a permanecer en el parque natural durante 7 días.

Una vez abonado ese dinero, lo normal es aparcar cerca del Gran Canyon Visitor Center para conseguir un mapa, indicaciones sobre puntos de interés y líneas de autobuses, distintas actividades en las que poder participar…

El precio de la entrada incluye el derecho a tomar varias de las rutas de autobuses así como un tren, lo cual es importante pues la llamada «ruta roja» sólo se puede hacer en autobús.

Tal vez esto te pueda parecer un «chasco», pero cuando uno se da cuenta de la cantidad de coches que hay en los aparcamientos y es capaz de imaginárselos circulando por el parque… te das cuenta de que sería un caos y realmente no se podría disfrutar del escenario.

Subiendo y bajando de los buses, el paseo de tu vida tendrá no pocas inconveniencias porque aunque hay bastante frecuencia de estos (entre 15 y 30), las colas suelen ser inmensas. Una vez arrancado, todo eso dará igual.

En estas rutas darás con tu mirada en los paisajes más celebrados del parque natural. Si habías oído hablar de la «Hermit Road» y la «Desert View Drive» (dos de las rutas panorámicas de más renombre de las muchas que hay en el Gran Cañón), se encuentran en este área sur.

el gran cañon del colorado

 

1.2 North Rim

Una de las diferencias que tiene la banda norte del parque es logística, y no es otra que que la entrada no está abierta todo el año, sino solo de mayo a octubre.

Si puedes tener en cuenta este dato antes de planificar tu viaje, tal vez te interese saber que es en la North Rim donde se encuentra una de las atracciones turísticas más sublimes del parque natural de Gran Cañón, el «Skywalk».

No, no… no es que la fiebre por «La guerra de las galaxias» haya llegado hasta esta rojiza y brutal joya geológica. «Skywalk» es el nombre con el que se conoce a un balcón artificial en forma de herradura con el suelo de cristal que hace las veces de mirador. Es uno de los «musts» de toda visita al Gran Cañón y, como te estás temiendo, es de pago.

Siendo realistas, son los mejores 33 dólares que vas a gastar en muchos, muchos días. La admisión está restringida a un número total de 120. Mientras el aforo esté completo, tendrás que esperar a que alguien tenga a bien salir. Ten en cuenta que del mismo modo que tú vas a poder disfrutar de este increíble espacio durante todo el tiempo que quieras… también le acontece lo mismo al anterior. Con lo que paciencia. Todo llegará.

Lo que no vas a poder es llevarte ninguna foto… gratis. No está permitido acceder con cámaras al «Skywalk», pero si quieres un documentado recuerdo de tu celeste paseo, hay un fotógrafo profesional que puede retratarte. La parte mala es que tienes que pagar; la buena, que va a ser la mejor foto de todas tus vacaciones.

el cañon del colorado

 

2. De viaje al Gran Cañon del Colorado

 

2.1 Cómo llegar al Gran Cañón

Una manera de llegar al Gran Cañón es en tu aeroplano privado, pues a 11 kilómetros del borde sur se encuentra el Gran Canyon National Park Airport. Realmente esta es una opción que solo tú y tus amigos con avión privado os podéis permitir, porque los vuelos son escasos y carísimos.

El común de los mortales solemos acceder en excursiones organizadas en autobús… o en coche.

Esta es la opción preferida por el perfil de viajero-listo. Cruzar el norte de América en coche es parte de la inmersión turística en la cultura nacional que uno visita, pues los Estados Unidos tienen en y en torno al coche muchos de los símbolos de su identidad propia.

Dentro del parque, el uso está restringido debido a que la masificación haría imposible que cada cual se moviera en su coche; pero este transporte sigue siendo preferible, pues no tendrás las planificaciones temporales que cosen las excursiones contratadas, donde se va siguiendo un cronograma que hace completamente imposible vivir la experiencia irrepetible de este espacio único que es el Gran Cañón sin ataduras.

El coche fue nuestra opción. Hicimos noche en Flagstaff, a unas 90 millas del parque, que es el último pueblo «real» que hay en las proximidades… pero de eso hablaremos luego (ver «3. Dónde dormir»).

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

 

2.2 Cómo moverse dentro del Gran Cañón

Una vez en el Gran Cañón, la mayoría de los desplazamientos se harán siguiendo las rutas de autobús, estas rutas conforman un entramado por el cual se puede pasar de una a otra, por lo que te permite elegir tú tu propio itinerario.

Para ello, lo ideal es elegir los puntos de interés por los que quieres de una u otra forma pasar y medir tus brincos de línea en línea para abarcarlos todos.

gran cañon colorado

 

2.2.1 Hermist Rest route (Linea roja)

Llega hasta el punto más al oeste del South Rim. Está abierta de marzo a octubre y dura unos 75 minutos durante los que puedes acceder a 9 miradores situados a lo largo de 22 km.

Para nosotros fue la mejor de las rutas, fue durante el trayecto que descubrimos que los buses no hacen las mismas paradas en el sentido idea que en el de vuelta, cuando únicamente se detienen en parte de (no en todos) los miradores.

No es algo que una vez descubres lo vayas a olvidar pues los conductores lo repiten continuamente y, además, el único problema que podrías tener sería el de verte obligado a que caminar de un punto a otro (algo, por cierto, que también se debe combinar con los desplazamientos en bus).

 

2.2.2 Village Route (Linea azul)

Esta línea une el Visitor Center con restaurantes y campamentos y abre todo el año. Tiene una duración de 50 minutos y mediante ella se accede a varios miradores, que no son «lo más» espectacular (siempre contando con que todo en el Gran Cañón es muy espectacular).

 

2.2.3 Kaibab/Rim route (Linea naranja)

Dura unos 50 minutos y hace parada en 5 miradores. Realiza el trayecto desde el Visitor Center hasta el Yaki Point, donde solo se puede llegar en bus ya que no se admiten vehículos privados. El Yaki Point es una estampa de las más conocida del Gran Cañón que además contrasta con casi todas las demás.

 

2.2.4 Tusayan Route (Linea violeta)

Es la menos conocida de todas las rutas, tan solo la encontrarás en funcionamiento desde finales de mayo a principios de septiembre. Conecta el Visitor Center con Tuyasan, una localidad que sirve de resort para los visitantes del parque.

gran cañon del colorado

 

2.3. Qué hacer (además de ver) en el Gran Cañón del Colorado

El gran atractivo del Gran Cañón es la magnificencia de sus vistas, pero con tal escenario de fondo, la enorme cantidad de actividades que puedes hacer se vuelve el mejor de los planes. Seguramente se te estén abriendo ya las ganas de ponerte con el piragüismo o a montar en bici, pasando por el senderismo o incluso pasearte en helicóptero.

A nosotros nos tentó mucho la idea del helicóptero, y en el momento que fuimos a preguntar, nos dijeron que no saldrían debido al mal tiempo (había amenaza de tormenta). Bad luck! Sin embargo, si que pudimos disfrutar de una increible experiencia en helicóptero en nuestro viaje a Miami

Una de las actividades que mejor resultado dan es alquilar una bicicleta y lanzarse a alguna de las 3 rutas preparadas para ciclistas que hay. No hace falta ser un experto al pedal ni tener grandes capacidades de orientación: están perfectamente señalizadas y asfaltadas. Tan fácil como alquilar una bici (también te darán un casco) en Brigth Angel Bicycles. Podrás conseguirlas por tarifas que van desde los 5 dólares.

 

2.4. Dónde comer barato

Si estabas pensando que el parque natural del Gran Cañón sería como esos parques temáticos europeos a los que conviene llevar subterfugiamente un bocadillo de chóped en la pechera o una botella de agua bajo la gorra para sobrevivir financieramente, te equivocabas.

Vas a encontrar botellas de agua incluso gratis y, en el precio de las comidas, el rango, según dónde y qué elijas comer, irá desde los 10 a los 25 dólares.

Estás en los Estados Unidos y lo típico sera que encuentres menús de comida rápida, a saber: hamburguesa con patatas, bebida y ensalada.

En el pueblo para turistas creado en el parque están las opciones más baratas, restaurantes franquiciados de Wendys, McDonalds o Pans.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

 


3. Dónde dormir si visitas el Gran Cañón

Este es un punto importante de la planificación de tu visita, pues ten en cuenta que el parque del Gran Cañón del colorado está, por decirlo así, en medio de la nada.

Hablamos de un viaje con un atractivo turístico natural que no se encuentra «junto» a ningún núcleo de población capaz de aportar una oferta hotelera cuantiosa, por lo que es probable que lo que encuentres sera caro… y malo.

Por lo que para minimizar esta contraventura, sigue las siguientes señales.

cañon de colorado

 

3.1 Flagstag

Fue nuestra elección, y también debemos decir que, en nuestro caso... fue un desastre.

En nuestro caso, seguimos la Ruta 66 y decimos desviarnos en dirección al Gran Cañón. Siguiendo la tónica de nuestra aventura por la Ruta 66, nos inclinamos por improvisar a la hora de elegir hoteles, como almas yankis henchidas de freedom & democracy.

Esta vez nos salió mal. Era tarde y buscamos la posibilidad de alojarnos lo más cerca posible del Gran Cañón, lo que nos llevó a un lugar llamado Flagstag.

Dentro del parque del Gran Cañón hay un «pueblo» creado para el turismo en el que no vive nadie. El caso de Flagstag es un pueblo «real» con personas humanas dotadas de razocinio, sentimientos, piernas, brazos… lo típico. Es, como te decimos, el pueblo «real» más cercano al parque del Gran Cañón del Colorado.

El problema es que tras pasar más de 3 horas buscando dónde dormir, sólo se presentó la oportunidad de hacerlo pagando 300$ la noche.

Son las reglas de la oferta y la demanda, sumadas a que en Estados Unidos es bastante caro alojarse (pagas precios de hoteles de calidad media-alta en Europa cuando lo que encuentras es un cuartucho).

Dicho esto, no hay nada que objetar a Flagstag o a la cadena de moteles siempre y cuando lo reserves con anterioridad, ya que de esa manera por unos 30 o 50$ podrás pasar la noche allí. En este caso, incluyó desayuno. Pero al estilo salvaje oeste: si llegas tarde, igual se ha acabado.

En cualquier caso, aprended, como se dice, en cabeza ajena… ¡reservad!

 

3.2 Camino al Gran Canyon Village

A medida que uno se acerca al parque natural del Gran Cañón del Colorado, puedes encontrar pueblos en los que habrá un hotel y una tienda… y poco más, si planificas con tiempo tu llegada, puedes reservar habitación en el hotel pero, si no es así, seguramente esté completo. Solamente sirve para dormir, no es un pueblo como Flagstag, donde te puedas dar un paseo por sus calles o visitar tiendas y restaurantes.

Una opción algo más cara es dormir en el Gran Canyion Village. Se trata de un conjunto de edificaciones dentro del parque. Cuenta con restaurantes de comida rápida de los que te hablamos antes y varios hoteles donde puedes pasar la noche por una receta de unos 100$.

Es el lugar más cercano a las rutas paisajísticas que podrás encontrar y, claro está, solo es posible que te puedas alojar aquí si llegas con tu estancia previamente reservada.

grand canyon colorado

 

4. ¿Cuántos días necesito para ver el parque natural del Gran Cañón?

Cuando planteamos esta pregunta, hay que centrarla de manera que el hecho de que el recorrido de 450 kilómetros del río Colorado la haga un poco inverosímil, pues todo depende de cuánto te quieras quedar.

Por decirlo rápidamente, si tu idea es no más que tomar una foto en los principales miradores y llevarte en tu cámara la prueba de su existencia, con un día tendrías suficiente.

Pero si has hecho el desplazamiento hasta este lugar, tal vez merezca la pena dedicarle 3 o 4 jornadas completas para poder llevar a cabo en cada una de ellas alguna actividad (senderismo, bicicleta, piragua) con la que «entrar» y vivir el espacio, más allá del acceso desde a los miradores.

VER CHOLLO DEL DÍA

 

5. Cómo pagar en el Gran Cañón

Toda aventura, por indescriptible que sea, tiene su coste, por lo que es también buena idea prepararse para desembolsar… para así dolerse de ello lo menos posible. 

Ya sabemos que hay gastos fijos que no nos quedará otra que abonar, pero existen gastos de los que podemos prescindir, tal y como son las comisiones bancarias con las que las entidades sacan unos pellizquitos de sus clientes de los que, hoy en día, es perfectamente posible librarse.

Esto se hace de dos maneras:

  • Teniendo una tarjeta para hacer pagos online (todos los gastos que puedas adelantar) sin comisiones.
  • Utilizando una tarjeta diseñada para viajeros que no te cobre comisiones en el extranjero por pagar o sacar efectivo.

Con una tarjeta de este tipo, tendrás acceso a tu dinero en cualquier lugar del mundo sin por ello tener que pagar comisiones al banco que emite tu tarjeta. En ocasiones, a la hora de retirar efectivo, la entidad propietaria del cajero impone una comisión por su uso (qué le vamos a hacer).

Pero en todo lo que dependa de tu mano, esos gastos es posible (y sencillo) reducirlos prácticamente a cero, especialmente si sabes cómo pagar en el extranjero ahorrando en comisiones.

Con una tarjeta como Bnext, por ejemplo, obtendrás la mejor tasa de cambio a tu favor cuando tengas que hacer pagos en dólares. Con las tarjetas que emiten los bancos tradicionales, ese tipo de operaciones en divisas pueden encarecerse hasta un simpático 4’5%.

VER OFERTAS DEL DÍA

 

6. Conclusiones 

Con cierta planificación en los hospedajes, la situación del Gran Cañón, cerca de la Ruta 66, lo convierte en una muy interesante etapa de cualquier visita al oeste de norteamérica.

Sus inconfundibles paisajes forman parte del acervo cinematográfico de la humanidad, lo cual funciona como reclamo… pero una vez allí, uno se da perfecta cuenta de que merece la pena, pues el escenario conocido se convierte en un espacio indómito donde la natura se exhibe ante el hombre con una inusitada geología tremendamente bella.

El parque natural del Gran Cañón del Colorado es un lugar que cualquier persona debería poder visitar porque es una apertura por la que el planeta se expresa ante el hombre invocando lo más telúrico que hay en nosotros.

Sus miradores, pero sobre todo la posibilidad de recorrerlo andando o en bicicleta para pasearse y posarse por sus vericuetos, es una experiencia turística sin parangón que cuesta imaginar que no impacte sobremanera en todos sus visitantes.

Si has sido uno de ellos y te apetece comparar tu experiencia personal con la nuestra, no dejes de hacerlo dejando un comentario. Y si tienes algo que añadir a lo que te hemos dicho, también será bienvenido.

Y recuerda que siempre es posible encontrar formas de viajar barato.

Aunque el paso por el Gran Cañón del Colorado te pueda haber dejado sin palabras... seguro que puedes contárnoslo.