Las 3 Formas de Pago por Internet más Seguras

No queremos ser alarmistas, pero a Don Seguro se lo llevaron preso.

Ver Chollos y Ofertas

En esta época donde los delincuentes informáticos son cada día más avispados, extremar todas las medidas de seguridad cada vez que realizas una compra online, es más importante que nunca.

Cada vez que realizas una compra, existe un pequeño riesgo de que los ladrones digitales puedan robar tu información de pago, por ello es importante conocer las formas de pago por internet más seguras.

Y sí, eso sucede más a menudo de los que piensas. Pueden usar tus cuentas y datos para comprar cosas u obtener dinero en efectivo, mucho antes de que puedas darte cuenta.

Aunque siempre puedes realizar algunas acciones para reducir el riesgo de cargos no autorizados, utilizando el mejor método de pago para cada situación.

Según algunas estadísticas, el ciberdelito más común en los últimos tiempos estuvo relacionado con las compras online, en el que destaca la falta de entrega de los productos comprados.

Ver Chollos y Ofertas

Pero atención, el phishing sigue creciendo.

¿No sabes lo que es el phishing? Es la manera en la que los delincuentes obtienen de manera fraudulenta información personal sobre ti, como por ejemplo, contraseñas, número de la seguridad social e incluso el número de tu cuenta bancaria.

Tampoco podemos cerrarnos a las maravillosas posibilidades que nos ofrecen las compras online. Solo hay que mantenerse alerta, usar el sentido común y conocer los métodos más seguros para comprar online.

Hasta cierto punto, puedes confiar en la tecnología para protegerte. Tus datos financieros generalmente están codificados o encriptados, en un formato difícil de leer. Pero incluso cuando haces todo bien, o compras en sitios web grandes y de buena reputación, existe la posibilidad de una violación de datos o tráfico interceptado.

Obviamente, siempre es importante mantener tus dispositivos, móvil y ordenador, seguros y actualizados, pero tu método de pago también puede ayudarte a evitar problemas.

Opciones de formas de pago por internet seguras

Por lo general, tienes varias opciones para pagar online de forma segura.

¿Utilizarás una tarjeta de crédito, una tarjeta de débito prepago, un servicio de pago como PayPal o alguna otra opción?

Dependiendo de tus preocupaciones, una de esas opciones podría ser mejor que otra. Veamos los pros y los contras de cada herramienta de pago.

Ver Chollos y Ofertas

Tarjetas de crédito

Lo bueno: una tarjeta de crédito suele ser una buena opción como forma de pago por internet. La protección contra fraudes con tarjetas de crédito es bastante fuerte, y revertir los cargos es bastante simple.

Siempre que haya un problema, informa la actividad sospechosa al banco emisor de tu tarjeta. Además, cuando pagas con una tarjeta de crédito, el dinero no sale de tu cuenta bancaria de inmediato.

En su lugar, el emisor de la tarjeta envía fondos y pagas más tarde. Siempre y cuando actúes con rapidez, tu responsabilidad puede limitarse a 50 euros, y en muchos casos, no pagarás nada por cargos o errores fraudulentos.

Lo malo: no pienses en tu tarjeta de crédito como una herramienta de la vida cotidiana. Tal vez la uses regularmente para gastos personales , y podrías pagar cargos automáticos o recurrentes con una tarjeta.

Pero si te roban tu número de tarjeta, necesitarás  una nueva tarjeta. Luego deberás actualizar la información de facturación en numerosos lugares, y es posible que debas vivir sin tu tarjeta por un tiempo mientras esperas un reemplazo.

Sugerencias: usa tu tarjeta de crédito solo cuando estés seguro de que es seguro hacerlo y cuándo desees disponer de la protección más sólida.

También puedes considerar mantener una tarjeta de crédito para realizar solo compras por internet o en sitios con los que no estés familiarizado.

De esta manera, podrás vigilar más de cerca esa cuenta.

formas de pago por internet seguras

Servicios de pago de terceros

Los servicios de pago de terceros también son una buena opción para las compras online. PayPal es posiblemente uno de los servicios más populares, pero existen otros como Google Pay.

Estos servicios pueden proporcionar una protección adicional valiosa. En lugar de proporcionar el número de tu tarjeta de crédito o la información de tu cuenta bancaria a todos los sitios web en los que compras, puedes guardar esa información en una ubicación central, en PayPal ,por ejemplo.

Algunos servicios de pago también ofrecen «protección al comprador». Eso los hace más o menos tan seguros como las tarjetas de crédito cuando tus compras nunca llegan o eres estafado.

¿Lo malo?

Cuando las cosas van mal, o tienes una disputa con un vendedor, esas cuentas pueden congelarse mientras la compañía investiga.

Y si tienes la costumbre de reclamar ciertos cargos sin éxito, tu cuenta podría incluso cerrarse y te podrían prohibir el uso del servicio.

Consejo: cuando compres por internet, usa una tarjeta de crédito como fuente de financiamiento para las compras siempre que sea posible.

De esa manera, si hay una disputa y el servicio de pago no decide a tu favor, puedes reclamar los cargos nuevamente con el banco emisor de tu tarjeta de crédito, donde podrías tener más suerte.

Tarjetas prepago

Por último te cuento la que para mi es la forma de pago por internet más segura y la que yo utilizo habitualmente para hacer mis compras por internet.

Un tarjeta prepago, es un tipo de tarjeta que no está asociada a una cuenta bancaria y que puedes ir recargando cada vez que lo vayas necesitando. Mi preferida de todas las que he probado es la tarjeta de Bnext.

El funcionamiento es súper sencillo, cada vez que quieras hacer un compra online, recargas la tarjeta de Bnext a través de tu móvil de forma instantánea y te compras lo que quieras. Si pasara cualquier cosa «desagradable», no podrán acceder a tu cuenta bancaria (porque no está asociada) y tampoco podrán robarte el dinero, porque tu eliges siempre cuando recargar la tarjeta.

Además ante cualquier sospecha puedes bloquear la tarjeta al instante desde la app en tu smartphone.

En este sentido, esta tarjeta aporta una seguridad máxima, que al fin y al cabo es el objetivo principal, pero por otra parte, también tiene ciertas ventajas que la convierten en mi preferida.

Para empezar es gratis, sin coste de mantenimiento y sin trucos, por eso Bnext ya tiene más de 200.000 clientes. Además puedes aprovechar para sacarte la tarjeta desde este enlace de forma gratuita.

CONSEGUIR VISA BNEXT

Pautas para optimizar la seguridad cuando compras online

Mientras los delincuentes informáticos siguen acechando desde las sombras, no podemos quedarnos de brazos cruzados.

Así que empieza ya mismo a defenderte de los ciberdelincuentes, cuando decidas realizar una compra online.

Trata de utilizar solo sitios web conocidos

Comprar en sitios de confianza, es una de las mejores medidas de seguridad que puedas adoptar. Los resultados de búsqueda se pueden manipular para desviarte, especialmente cuando se pasa de las primeras páginas de enlaces. Si conoces el sitio, es menos probable que sea una estafa.

Todos sabemos que empresas como Amazon o Zara son de los sitios de venta de productos más seguros.

Del mismo modo, casi todos los comercios físicos más importantes, como los grandes supermercados y tiendas de ropa, poseen una tienda online, que ofrecen medidas de seguridad verificadas.

Presta atención a las faltas de ortografía en el sitio o a aquellas tiendas que no utilizan un dominio de nivel superior diferente, .net en lugar de .com, por ejemplo. Estos son los trucos más antiguos del mundo digital. Las ofertas de estos sitios pueden parecerte muy atractivas, pero esa es la manera de atraparte y obtener toda tu información financiera.

Busca el símbolo del candado

Nunca compres utilizando tu tarjeta de crédito en un sitio que no tenga cifrado SSL instalado.

¿Cómo puedes saber esto?

Sabrás si el sitio tiene SSL porque la URL del sitio comenzará con HTTP S, en lugar de solo HTTP, y un icono de un candado cerrado aparecerá, normalmente a la izquierda de la URL en la barra de direcciones o en la barra de estado abajo, eso dependerá de tu navegador.

HTTPS es bastante estándar en la actualidad, incluso en sitios que no son de compras, lo suficiente para que Google marque cualquier página sin la S adicional como «no segura».

formas de pago por internet

Comprueba los estados de tus cuentas regularmente

No esperes a que tu factura llegue a fin de mes.

Revisa online o a través de la app tu cuenta bancaria con regularidad y revisa los estados de cuenta de tu tarjeta de crédito, tarjeta de débito y cuentas corrientes.

Si todavía no estás al día, aquí te hablamos de los mejores bancos online sin comisiones.

Busca cargos fraudulentos, incluso originados en sitios de pago como PayPal.

Instala un buen antivirus en todos tus dispositivos

Los estafadores no se sientan a esperar que les des tus datos, protege tus dispositivos contra malware con actualizaciones periódicas de tu programa antivirus.

Si puedes, consigue un buen antivirus, porque los paquetes de seguridad completos, dispondrán de un software antivirus, pero también combatirán el spam, los correos electrónicos de phishing y los ataques de phishing desde sitios web.

Recuerda, no es suficiente tenerlo instalado. Asegúrate de que tus herramientas antimalware estén siempre actualizadas. De lo contrario, pueden dejar entrar nuevas amenazas, y siempre existen nuevas amenazas.

formas de pago online

No compartas información personal innecesariamente

Ninguna tienda online debe solicitarte tu número de la seguridad social o tu fecha de nacimiento.

Cuanto más sepan los estafadores, más fácil será robar tu identidad. Cuando sea posible, trata de suministrar la menor cantidad de datos personales.

Utiliza contraseñas fuertes y seguras

¿Cambias tus contraseñas con frecuencia?

La gran mayoría de las personas solo cambia una contraseña para proteger la privacidad unas pocas veces al año, y el resto, no lo hace nunca.

Las contraseñas son una de las cuestiones más importantes si eres un comprador online habitual.

Dice un refrán popular que “las contraseñas son como la ropa interior”: deberías cambiarla a menudo, no se debe compartir y no la dejes a la vista para que otros la vean. ¡Ah!, y deberían ser sexys. Espera, lo siento, quería decir misteriosas.

En otras palabras, debes hacer de tu contraseña un misterio total para los demás.

Vivimos en un mundo basado en contraseñas, donde entre cuatro y 20 caracteres son los que hacen la diferencia en cuanto a si puedes acceder a tus datos, comunicarte con amigos o realizar tus compras online.

Evita las contraseñas comunes. Si la palabra que usas se puede encontrar en el diccionario, no es una contraseña segura.

Si usas números o letras en el orden en que aparecen en el teclado, «1234» o «qwerty», no es una contraseña segura.

Si es el nombre de tus familiares, tus hijos o tu mascota, tu equipo favorito o la ciudad donde naciste, no es una contraseña segura.

Si es tu cumpleaños, aniversario, fecha de graduación, incluso el número de matrícula de tu coche, no es una contraseña segura.

No importa si a continuación colocas un símbolo o un número, porque estas son todas las cosas que los hackers intentarían primero. Es más, crean programas para verificar este tipo de contraseñas primero.

Y una cosa más. Si tu contraseña, es la palabra “contraseña”, cierra ya mismo tu sesión.

Verifica al comprador

La mejor defensa del consumidor son los propios consumidores.

Si desconfías de un sitio, realiza tus propias investigaciones. Google está repleto de reseñas y comentarios de otros usuarios acerca de sus experiencias de compras.

Coloca al sitio en el que deseas comprar bajo el lente de la lupa, antes de introducir el número de tu tarjeta de crédito. Existe una razón por la que la falta de entrega de los productos, es la queja más común dentro de los delitos informáticos en estos días.

Pero ten cuidado, las reseñas online también te la pueden jugar. Si no ves nada más que comentarios positivos y no puedes saber si los usuarios son clientes legítimos, sigue tus instintos.

También asegúrate de tener un número de teléfono del vendedor que funcione. Si las cosas van mal, tienes un lugar para llevar tu queja. De hecho, llámalos antes de realizar tu pedido para que puedas aclarar todas tus dudas acerca de la política de devolución.

formas de pago online

Conclusiones

Internet es como el mundo real, un mundo de luces y de sombras, que puede estar lleno de malicia, engaño y personas que buscan hacer dinero en forma rápida.

Pero a diferencia del mundo real, los delincuentes pueden ejecutar sus operaciones desde la seguridad y el anonimato de un teclado.

Al igual que las arañas que esperan que las moscas se metan en sus redes, hay personas esperando que introduzcan la información de tu tarjeta de crédito en formularios de pago falsos e inseguros.

Para profundizar un poco más, aquí te hablamos de las mejores tarjetas para comprar por internet.

No te transformes en una víctima más, utiliza alguna de las formas de pago por internet más seguras.

¿Cuál de todos estos métodos utilizas para realizar tus compras online de forma segura?

Ver Chollos y Ofertas

2 Comentarios

Roberta marzo 11, 2020 - 1:02 pm

Hola, por favor…si compro una prepago Bnext, puedo hacer pagos via Paypal? Gracias!
Saludos

Responder
Martina Barrientos marzo 11, 2020 - 4:54 pm

Hola Roberta!

Sí, claro que puedes! Además la tarjeta Bnext no hace falta que la compres, porque la puedes conseguir gratis desde este enlace!!

Responder

Dejar un comentario