Los 10 Mejores Museos Gratis en Londres

0 comentarios

Lo último de lo último

Muchos viajeros piensan que Londres es una ciudad extremadamente cara.

Y lo es, o al menos así puede resultarlo.

Cuando una urbe se convierte en una metrópolis global que cruzan diariamente personas, mercancías y divisas de todo el mundo, el mercado del lujo y la ostentación brota de forma natural.

Pero no nos engañemos: bajo el brillo de esa cúspide yace una pirámide con una base ancha que… aunque no sea barata, es accesible.

Millones (literalmente) de personas quieren vivir en Londres, por lo que el alojamiento es caro; y algunas atracciones, como el famoso London Eye, la noria junto al Támesis, son la espuma viva del consumo turístico ostentóreo.

Pero en esta mega-ciudad hay espacio de sobra para viajeros avispados que quieren quedarse con lo mejor de ella sin llevarse a cambio sablazos y sablazos.

De hecho, uno de los itinerarios de mayor nivel con el que puedes hacerte con la capital británica es gratuito.

¿No lo sabías?: pues sí, existen un montón de museos gratis en Londres. 

Y estamos hablando de una ciudad con un patrimonio museístico bastante considerable.

Todo a tu disposición sin gastar una libra.

Sí: Londres es una ciudad en la que si, te lo propones, puedes arruinarte gastando mucho en cosas que no necesitas; pero al mismo tiempo:

  • si consigues un vuelo en condiciones buenas;
  • encuentras un alojamiento suficiente para tus intereses, sin excesos;
  • y, muy importante, te haces con alguna tarjeta para viajar que te asegure que no te van a amartillar las finanzas con comisiones de cambio…

Entonces te puedes animar a hacerte el Londres más culto y educativo por un dinero que parecerá mentira cuando hagas los cálculos.

Y te sobrará qué ver.

Tanto, que de los más de veinte museos gratis en Londres, hemos escogido un top 10 con el que te puedes pegar una ruta urbana de calidad impagable.

 

1. British museum: un museo sin par en el planeta

Imagínate que la humanidad entra en contacto con una civilización extraterrestre y que con el tiempo podemos visitarles físicamente.

En una de sus ciudades, nos muestran un museo en el que se recogen objetos provenientes de todos los rincones de su mundo conocido.

Objetos que atraviesan su historia de milenios y son una muestra única e irrepetible.

¿Te pararías a juzgar moralmente la proveniencia de esta multiplicidad maravillosa?

Probablemente sí, pues es lo que hacemos todos al visitar el British.

Ya lo sabes: museo del saqueo, museo del pirateo, piezas robadas…

Pero hay que ver el British. Tendrás tiempo de maldecir Inglaterra y su vil historia de rapiña en la cola, porque seguramente encuentres una buena.

Por ello, y porque el museo es inmenso, te conviene plantear esta visita para una mañana entera por lo menos.

Es que sólo este lugar hace de Londres un destino turístico ineludible en la vida de una persona.

Podrás ver las momias de Tutankamon, un moái de la Isla de Pascua, espadas samuráis, reliquias chinas, milenarios manuscritos tibetanos…

Es el lugar en el que está depositada la Piedra de Rosetta. Por si no lo sabías, es algo así como el primer Google Translator de la historia.

museos gratis londres

Fue hallada ya en la época moderna, en la ciudad de Rosetta, en Egipto, y es un monumento de granito que tiene la peculiaridad de contar con inscripciones gravadas en tres idiomas: egipcio geroglífico, egipcio demótico (una lengua hablada y oficial en Egipto durante siglos) y griego.

Este «documento» fue la clave para hacer accesible el idioma egipcio jeroglífico y poder empezar a traducirlo.

Otra de las maravillas, que es asimismo la más polémica, son los mármoles del Partenón.

Se trata de una inmensa colección de esculturas que hasta que los ingleses hicieron eso que tan bien se les da se encontraban en Atenas, en la Acrópolis, adornando aquellos templos.

 

2. Tate modern: arte moderno al alcance de todos

El museo de arte contemporáneo de Londres, el Tate Modern, también es gratuito… en parte.

Entendámonos: la colección general es gratuita, con lo que tendrás para ver más que suficiente.

Encontrarás obras de artistas muy conocidos del siglo XX, tales como Salvador Dalí, Pablo Picasso, Andhy Warhol y Claude Monet.

En realidad es un museo de Londres gratis.

Lo que pasa es que a veces hay exposiciones temporales que son de pago.

Seguramente ocurra lo siguiente: si eres un turista curioso, sin demasiado interés por el arte, y simplemente quieres conocer el museo, ver las obras más conocidas, etcétera; entonces la colección general (la que es siempre gratis) te llega y te sobra.

Estamos hablando de un centro de arte de los más importantes del mundo, con pocos homólogos en el resto del planeta.

Por lo que si por alguna razón tienes la suerte de viajar acompañado o acompañada de alguna amistad o persona conocida que tenga a bien ser una autoridad en arte… déjate arrastrar.

Por último, un gasto que merece siempre la pena asumir en el Tate Modern es el de la cafetería.

Se trata de un espacio de recreo situado en la planta alta, por lo que provee de unas vistas magníficas sobre el río Támesis y la ciudad de Londres.

museos gratuitos londres

No está permitido pasar por allí a la española para solo mirar, sin consumir. Por lo que si decides abrazar el mundo del arte en forma de café, es un buen lugar para disfrutar de uno con una vista privilegiada.

Igual cuesta un poco más de lo habitual. Pero también es un lugar extraordinario, ¿no crees?

Para pagar en Londres lo más recomendable es utilizar una tarjeta que no te cobre comisiones y que ofrezca un buen cambio de divisa, como la tarjeta de bnext.

 

3. National Gallery: una pinacoteca más que interesante

Van Gogh, Da Vinci, Michelangelo, Botticelli, Rembrandt, Renoir, Diego Velázquez, Goya… ¿te suenan?

La National Gallery de Londres es una pinacoteca que, aunque esté lejos de la importancia que atesora El Prado, resulta imprescindible en cualquier visita al Reino Unido.

Tal y como sucede con el British Museum, el atractivo turístico de esta institución hace recomendable que le asignes en tu cronograma un puesto de salida.

El madrugón merecerá la pena.

Poder disfrutar de las obras más destacadas de tal o cual periodo, agrupadas en el trabajo de sus insignes autores, es un privilegio al alcance de muy pocos.

Seas o no una persona experta o aficionada al arte, la National Gallery es un espacio de cultura y aprendizaje.

Hablamos de un museo que juega en la liga del Louvre, El Prado y la Galería Ufficy de Florencia.

Por cierto: al contrario que todos los anteriores, la entrada a la NG (como a todos los museos de Londres, tal y como te venimos diciendo) es gratis.

Mientras que en British Museum la importancia de cada fetiche hace deseable que consigamos capturar los más posibles, en una pinacoteca como la de la NG es preferible ser selectivos y tratar de disfrutar de pocas obras pero con profundidad.

Es mejor que selecciones un poco y busques sumergirte en alguna de las atmósferas que te propone el museo.

Puedes elegir épocas o firmas de autoría. La organización en salas te ayudará.

Pero lo que no te recomendaríamos en una visita a un lugar como la National Gallery o el Museo de El Prado es que intentes abarcar todo en unas horas, en una mañana o en un día incluso.

El grado de disfrute de un museo se mide por la profundidad de los momentos que alcances a tener. Por los ratos que te genere con su hipnosis tal o cual pintura.

museos londres gratis

 

4. Science museum: experimenta con el niño que llevas dentro

Este museo gratuito en Londres, es el típico lugar al que hay que ir con niños. Y en tal caso, con algo de flexibilidad a la hora de llegar a la tienda de regalos… Merece la pena: no lo olvidarán nunca.

Si estás viajando solo, o en un grupo de adultos, da igual: el Science Museum es lo más guay que existe.

Es un lugar donde las obras concretas del genio de la especie alimentan la imaginación del visitante, llevándolo a los cielos, más allá de las órbitas, en un viaje a través del tiempo que supera las distintas barreras que nos ha ido proponiendo la naturaleza.

Es, probablemente, la colección de ciencia, tecnología, industria y medicina más completa del mundo.

Entre otras cosas, hay una réplica del módulo de comando del Apolo X (la misión previa a la que llegó a la luna), la locomotora a vapor más antigua que existe y hasta medio cerebro de Charles Babbage (el creador de la máquina precursora a la calculadora, la impresora y considerado padre de la computación) conservado en formol.

Es una colección de artilugios que parecen antiguos pero que fueron la llave al futuro y a la modernidad cada uno en su tiempo.

Si la imaginación propia no te llega, hay una parte del recorrido que cuenta con simuladores de realidad virtual y de viajes al futuro.

Es una visita genial para hacer solo, en grupo o, como se ha dicho ya, con niños.

Vengan los más pequeños o no, saldrá el tuyo, el niño o niña que llevas dentro.

Y a saber hasta dónde lo dejas llegar… porque hay una zona interactiva llamada «Launch Pad» donde se pueden construir modelos de ciudades o pilotar un avión.

Saldrás de allí como de una sesión de gimnasia para la imaginación que tendrás que descubrir, por ti mismo o misma cuando acabes la visita, hacia dónde te lleva.

Y lo mejor de todo es que es uno de los tantos museos gratis en Londres.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

 

5. Natural History Museum: bichos para dejarte boquiabierto

El Museo de Historia Natural de Londres es el típico museo en el que se pueden grabar escenas de película.

¿Necesitas que la persecución policial de tu nuevo film tenga un punch irresistible en trailer?: hazles pasar por dentro del esqueleto de una ballena de veinticinco metros.

¿Quieres que la nueva heroína de tu saga derrote al malo de una forma nunca antes vista?: que sea lanzándole pájaros disecados de los que trajo Charles Darwin de sus viajes.

Todo este atrezzo está en el Natural History Museum de Londres.

Y como es probable que no les permitan usarlo con fines cinematográficos, tienes que ir a verlo.

Las sociedades científicas en Inglaterra son instituciones importantísimas para el desarrollo de esa nación y los museos que generaron son hoy joyas que merecen ser vistas. Este sería el más importante de todos ellos.

Ha sido apodado «La catedral de la naturaleza».

Lo sabemos: seguramente estás preguntándote si hay huesos de dinosaurios.

Sí: y no solo «huesos»: hay esqueletos completos de especies extintas. Como el de un mastodonte encontrado en el sur de Chile.

En ocasiones, se encuentra expuesto al público un calamar gigante de unos 8 metros.

En lo que a la historia de la ciencia se refiere, la colección de especímenes aportada por Charles Darwin es un hito sin parangón.

Sin duda, se trata de uno de los museos gratis en Londres más impresionantes.

museos de londres gratis

 

6. Victoria & Albert museum: un museo de arte decorativo, cuco y coqueto

Prepárate para salas llenas de pinturas, esculturas, joyería, cristalería, armaduras, armas, muebles, cerámica e instrumentos musicales que son principalmente obras del arte europeo, islámico, hindú y de Asia Oriental.

Entre las piezas de Medio Oriente se encuentra la famosa alfombra de Ardabil, una de las dos alfombras orientales más antiguas que se conocen.

¿Y por qué todo esto?

Se trata de un museo de arte decorativo, ornamental.

Vais a acabar extasiados o extasiadas de adornos, detalles, coqueterías…

No se trata de un museo para cursis u horteras.

Es antropología pura.

Los seres humanos hemos adornado los espacios que convertíamos en «habitables» desde el inicio de los tiempos.

¿Has ido alguna vez al IKEA con tu pareja?

¿Has jugado al «qué te parece si ponemos esta estantería naranja con dibujos de perros en el cuarto de los niños – pero, cari, si no tenemos niños todavía»?

Victoria & Albert pueden proporcionarte material para tus indirectas durante los próximos siglos.

¿Quieres convencerte de que no te merece la pena una alfombra persa?: fíjate en la cantidad de cuidados y personal de seguridad que necesitarías para ponerla en tu casa.

Pasear por esta galería del gusto refinado de las élites británicas no tiene desperdicio.

Agudiza tus sentidos para este festival de detalles.

Merece, y mucho, la pena.

 

7. Victoria & albert museum of childhood: una versión infantil del anterior

Por si andas todavía como un toddler con el inglés, te diremos que «Childhood» significa «infancia».

Este es, por tanto, la versión infantil del Victoria & Albert, quienes, por cierto, fueron los reyes de Inglaterra en la época victoriana (que no «albertiana» #feminismoDelBueno).

El lema de esta institución es «Permitirle a todos, especialmente los jóvenes, explorar y disfrutar del mundo del diseño, en particular los objetos creados por y para los chicos».

Con lo que, originalmente, fue un museo orientado a la infancia.

Para el visitante actual, tenga la edad que tenga, es de un interés enorme.

Vas a encontrarte con ejemplos de juguetes antiguos, algunos con siglos de antigüedad.

Tienen una cosa que se llaman «praxinoscopios», que hoy en día pueden parecer una tontería pero que en su tiempo fueron una maravilla de la técnica y en términos históricos un avance en la historia de la representación.

Se trata de un dispositivo que tiene una especie de tiovivo con imágenes dibujadas que va girando. Cuando el usuario o espectador pone la cabeza, fija, parar observar y se hace girar el dispositivo, se genera el efecto de escena en movimiento.

En el museo hay antiguos juegos de Lego y Barbies, diferentes casas de muñecas y una variopinta y colorida colección de marionetas.

Por todo ello, aunque parezca diseñado para «niños», al no poder jugarse con esos juguetes, es un museo para la nostalgia de los adultos.

museos gratuitos en londres

 

8. God's own junkyard: donde dios tira su basura

Si hace un rato te recomendábamos seguir el sabio consejo para viajar barato de usar para ello los días de semana, aquí tienes el contrapeso: esta galería abre solo de viernes a domingo.

«El desguace (o “depósito de chatarra”) privado de Dios» es una galería de arte alternativa que saltó a la fama a través de la red social de masas Instagram hace unos años.

Unas fotografías de este psicodélico lugar se volvieron virales.

Digerido el consumo de dichas imágenes, el lugar sigue siendo bastante poco visitado (más que antes, pero fuera de los circuitos turísticos de masas).

Este extraño taller y galería está en las afueras del centro, por así decirlo, de Londres.

Tras su relampagueante fama en red, sigue siendo uno de los pequeños-enormes secretos a voces alternativos londinenses.

No es el propio Dios, sino el artista Chris Bracey, conocido como “The Neon Man”, el responsable de toda esta aventura estética.

Aunque no lo creas, probablemente te has topado con su trabajo, aunque fuera de refilón, en sus aportaciones a películas como Capitán América, Charlie y la Fábrica de Chocolate, algunos filmes de Batman y la obra póstuma del genio Stanley Kubrick, Eye’s Wide Shout.

Cuando visites la guarida de Bracey, entre el divino despiece vas a hallar algunos carteles de clubes de alterne del Soho restaurados.

El tirón de la galería es el suficiente para que dentro haya una cafetería. Se llama «The Rolling Scones», un juego de palabras con «scone», que es «bollito» o «panecillo».

Si quieres probar el arte alternativo de la capital británica, no dejes de pasar por este mal-llamado basurero donde la creatividad está viva y reciclándose.

 

9. british library: la mayor biblioteca (que no librería) del mundo

Las bibliotecas nacionales fueron centros de suma importancia para el desarrollo científico de los países durante cientos de años.

Por ello, son edificios que contaban con todas las mejoras arquitectónicas de la época y en los que la acumulación de obras era una cuestión de prestigio… y de pujanza económica.

Se trata de la biblioteca más voluminosa del mundo: cuenta con más de doscientos millones de artículos catalogados.

Hay hasta manuscritos históricos que van hasta el año 2.000 a.C.

Su función hoy es más bien de museo, donde puedes disfrutar la exposición de todo tipo de documentos:

  • Libros.
  • Periódicos.
  • Revistas.
  • Grabaciones musicales.
  • Vídeos.
  • Mapas.
  • Sellos.
  • Partituras.
  • Pinturas.

Entre las piezas más destacadas está el Sutra del diamante, el libro impreso más antiguo que se conozca, traído de China (cuyo gobierno, para variar, se lo reclama a los amigos ingleses) con fecha del año 868.

También cuentan con dos de los más antiguos y completos manuscritos de la Biblia (el Códex Sinaiticus y Códex Alexandrinus).

En la Biblioteca Británica se guardan incluso anotaciones de mecánica y geometría de Leonardo da Vinci, una copia original de la Carta Magna de 1215 (que documenta la pérdida de poder de la monarquía inglesa en favor de los oligarcas) y una grabación del discurso experimental de Nelson Mandela.

En tanto que museo, la Biblioteca Británica es una de las visitas más tranquilas y más enriquecedoras que se pueden hacer en la capital inglesa.

 

10. stanfords travel: para los amantes de los viajes y los mapas

Para terminar la lista del top 10 de museos por los que hincharte de cultura e historia en tu visita a Londres, vamos a proponerte una librería (sí: una tienda de libros) en la que podrás pasar horas y horas contemplando mapas, globos terráqueos y tomos de duras tapas con las historias de viajes más hermosas jamás contadas.

los museos en londres son gratis

Como ves, en ninguno de los puntos anteriores te hemos recomendado que lo eligieras como lugar en el que hacer el imprescindible gasto en suvernirs con el que debe contar todo viaje.

Sí: hay que hacer presupuesto, seguir consejos para viajar barato, hacerte con herramientas como tarjetas que te ahorran comisiones por cambio de moneda o por sacar en efectivo en el extranjero… y hay que elegir un buen souvenir que traerse o que llevar a un ser querido.

Si has sobrevivido sin gastar hasta ahora (el Museo de Ciencias o el Museo de Historia Natural son espacios en los que adquirir regalos impresionantes para tus sobrinos o sobrinas), llegó el momento de gastar un poco.

Stanfords Travel cuenta con tantas visitas turísticas que tiene hasta cafetería, pero es una tienda.

Organizan charlas, eventos y presentaciones de libros, por lo que si tienes el talento y la posibilidad para organizar bien tu viaje de antemano o la suerte de que te coincida un evento de este tipo, aprovechalo.

Stanfords Travel lleva abierto desde 1853 y tienen asumido que muchos visitantes se irán sin comprar nada.

Por lo que si vas a «solo ojear», no te preocupes, nadie te dirá nada. Ni te mirarán mal aunque lo parezca, será que son ingleses.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

 

11. Conclusiones

¿Todavía sigues pensando que para viajar a Londres necesitas mucho dinero?

Ya ves que no.

Si tu objetivo no es el de meramente ostentar con tus fotos, una visita a Londres no solo no cuesta mucho sino que te aporta una barbaridad.

Recuerda que es una de las pocas ciudades del mundo que se toma muy en serio el hecho de que la cultura es para todos. Eso se puede ver tanto en los museos como en las ofertas de actividades culturales que se ofrecen regularmente.

Nunca dejes que el presupuesto sea la razón por la que decidas no visitar una ciudad o país: siempre hay una forma de ir gastando menos.

En el caso de una metrópolis como Londres, se da la curiosidad de que el plan más educativo, más elevado… el de los museos: es totalmente gratis.

Y ahora dirás: «sí, pero… ¿qué pasa con todo lo demás: el alojamiento, los desplazamientos?», o ¿qué pasa si nos interesan los museos pero también algún otro plan y no queremos que se nos vaya el presupuesto?.

Pues para que puedas seguir planeando tu viaje, te recomendamos este otro artículo que preparamos para ayudarte: “Qué ver en Londres gratis. Come, alójate y muévete sin dejarte una fortuna”.

¡Si es que siempre hay formas de afinar y hacer de tus vacaciones una experiencia enriquecedora en vez de un cúmulo de gasto!