Qué Ver en Cuenca y Alrededores: descubre la ciudad y su naturaleza

0 comentarios

Lo último de lo último

Cada vez que termina el verano, hacemos recopilación de todo lo que nos habría gustado hacer y descubrimos, para nuestro desespero, que el gran aliado del calor es… nuestra pereza.

VER CHOLLOS Y OFERTAS DE AHORRO.NET

Los meses estivales son un perfecto continente vacío en el que poder depositar mil y un planes que nunca se cumplen.

  • Este verano voy a…
  • Este verano no me quedo sin…
  • Lo dejo para el verano PERO sin falta…

Por eso hoy vamos a aconsejarte sobre un destino del que habrás oído hablar mil veces, y con nuestras sugerencias vas a poder descubrir los mejores lugares que ver en Cuenca.

Ya se sabe que la pereza es la madre de todos los vicios y, por tanto, que, como madre, hay que respetarla.

A poco que la gestiones con mimo, con un poco de organización puedes aprovechar un poco más esos sudorosos ratos de asueto que julio y agosto ponen a tu plena disposición.

En ese sentido, ya te hemos comentado algunas escapadas cercanas que te resultarán plenamente satisfactorias, como Santiago de Compostela o Ávila.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS

Esta capital tiene todo lo que hace falta para cubrir un día o un fin de semana de turisteo del bueno sin gastar mucho.

Por eso te animamos a que aliñes tu verano con un buen paseo conquense que, te lo aseguramos, te sorprenderá por lo agradable, lo accesible y lo bonito que va a resultar.

 

1. QUÉ ver en CUENCA

¿Todavía no lo sabes?

La respuesta es fácil: «todo».

Cuenca está señalada como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, por lo que el propio conjunto es merecedor de tus más sutiles atenciones.

Se trata de una de esas joyas que, por cercana, no despierta interés.

¿Cuántas maravillas tienes cerca y nunca reparaste en ellas?

Si una ciudad como Cuenca estuviera en Italia, o Francia, aparecería en todas las guías como paso obligado.

Aunque como suele ser habitual, este desconocimiento trae consigo una ventaja: que no está completamente invadida por los turistas (que de uno en uno somos majos pero en masa terminamos apestando).

Para nosotros, llegar a Cuenca fue muy fácil pues nos lo propusimos desde Madrid, en coche y con el perro. 

Descubre todo lo que tienes que saber para viajar con perro.

Aquí te contamos nuestra visita a Cuenca.

 

 

1.1 Puente de San Pablo

Para empezar fuerte (y en alto), el Puente de San Pablo es una buena forma de coger perspectiva sobre Cuenca.

Partiendo del Mirador de Turismo (donde se puede aparcar y hay un restaurante), todo lo demás viene casi cuesta abajo.

Esta zona está separada de las Casas Colgadas por dicho puente.

Se trata de una estructura de hierro con suelo de madera a más de 40 metros de altura y con una longitud de unos 100 metros.

Es una de las estampas más representativas que ver en Cuenca. Por lo que no te extrañe si alguno de tu grupo propone volver al atardecer para pillar la luz del ocaso para la foto.

Como es posible que hayáis dejado el coche allí, todo estará en orden para empezar y cerrar en este entorno la visita a Cuenca.

El Puente de San Pablo, cuando hay viento, se mueve.

Con lo que si eres miedoso, aprovecha para agarrar donde gustes.

que ver en cuenca

Puedes preparar tu cara de terror para encumbrarte en Instagram bajo el hastag #panic pues, como te decimos, este lugar es muy pero que muy fotogénico.

¿Ya vas abriendo boca?

Pues esto es solo la presentación.

Hay muchas cosas que ver en Cuenca.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS

 

1.2 Las Casas Colgadas

Las casas Colgadas son la mayor atracción turística de la ciudad de Cuenca.

Son el símbolo de la ciudad, por el que todo el mundo te preguntará al volver. Como la muralla de Ávila, la catedral de Santiago.

Son espacios que en una ciudad pequeña parecen «lo único» que visitar, cuando no es así.

Simplemente, son lo mejor, pero requieren de todo lo circundante para poder brillar.

De las tres que se pueden visitar, dos de ellas tienen gran interés: la Casa de Rey, con un museo de arte en su interior; y la Casa de la Sirena, que contiene un restaurante donde degustar platos típicos de la comarca.

que ver en cuenca y alrededores

En todos los viajes siempre hay que tener monumentos en obras… Pues muy a nuestro pesar cuando las visitamos estaban en obras (nos tocó), ¡pero nos hemos prometido volver!

 

1.3 Plaza Mayor

Tras las Casas Colgadas, la ciudad de Cuenca comienza a desenvolver el resto de sus tesoros.

Los podrás disfrutar desde el siguiente paso que des, tal y como ocurre con la belleza de sus calles empedradas.

Sorprende el óptimo estado de conservación, que las convierten en otro atractivo turístico, además de su función de llevarte a la Plaza Mayor.

Esta es una plaza coqueta, sin demasiado bullicio, con mucha elegancia, perfecta para hacer un descanso y tomar un primer café.

El descanso es parte del turismo, con lo que una terraza en la Plaza Mayor, con precios más que asequibles, donde comentar lo que llevamos y echar un vistazo a lo que tenemos por delante, es una parada ideal.

que ver en cuenca en un dia

Cuenca no es una ciudad muy extensa, pero tiene bastantes cuestas y tramos de escaleras por lo que es mejor tomárselo con calma, haciendo pausas y disfrutando de las fachadas y el reposo manteniendo alejado el agotamiento y la deshidratación.

Aquí, en la Plaza Mayor, encontraréis dos de los edificios más emblemáticos y bonitos de la ciudad: el Ayuntamiento y la Catedral, templo sobre el cual ahora abundaremos.

 

1.4 Catedral de Santa María y San Julián

¿Tiene trampa?

Si ya tomaste el café en la Plaza Mayor y piensas que se agotaron irremediablemente los temas de conversación, no te preocupes, el arte está para proponerte dilemas nuevos.

Y es que la catedral de Cuenca tiene una peculiaridad que la convierte en un objeto de debate interesante.

Dado que la fachada principal se derrumbó, en pleno sigo XX se construyó otra, imitando detalles antiguos y estilos ya superados, con la intención de que tuviera «aires» de Catedral gótica.

cosas que ver en cuenca

Con lo que de inmediato, uno no sabe bien qué pensar.

Sin duda, la fachada impresiona por su indudable belleza.

Pero, al mismo tiempo, ¿qué nos hace pensar este monumento?

Para tener ese debate tan enriquecedor sobre el valor de la autenticidad o sobre por qué no preferir sobre el original la copia, puedes darte un paseo por el interior.

Tiene un coste de unos 5€ como cinco soles y, por desgracia, no puedes entrar con mascotas.

El horario también es bastante estricto, pero como generalmente es de las primeras paradas en todo itinerario no va a suponerte ningún trastorno.

 

1.5 Ruinas del Castillo

Para compensar los posibles excesos de la restauración de la fachada de la Catedral y animar el debate, puedes contraponer las ruinas del Castillo de Cuenca.

Estas están encaramadas en lo alto de la ciudad, tal y como procede a un acuartelamiento que se precie, sea de la época que sea.

De nuevo podrás disfrutar de las calles empedradas y los tramos de escaleras en tu recorrido.

Cuenca tiene un punto de exigencia física que le da un toque exótico. Es una ciudad muy accesible pero, al mismo tiempo, cada monumento trae consigo un descanso que sientes como merecidísimo.

Por ello, son muy de agradecer las fuentes que encontrarás por toda la ciudad.

Es un consejo de sobra conocido: no dejes de hidratarte y refrescarte siempre que puedas.

Cuando llegues a las ruinas del Castillo verás que el nombre no engaña a nadie.

No ha habido ninguna reconstrucción y entre los restos queda un arco, que era una de las entradas a la ciudad, parte de la muralla y dos torres.

Es muy bonito, pero no te esperes que vaya a ser el mejor marco para tus fotos.

Ahora bien, en este descanso el debate está servido: ¿reconstrucción de monumentos sí, como en la Catedral, o no, como en el Castillo?

 

1.6 Convento de San Pablo

Desde la zona del Castillo, podemos contemplar una hermosa construcción: el Convento de San Pablo de los Dominicos.

La vista de esta joya arquitectónica merece y mucho la pena.

Hoy en día se ha usado como parador y, por su situación, es una atractiva parada.

Está encaramado en una loma frente a la ciudad, fuera de ella, con lo que tiene mucha solera.

Como te decimos, esta sí es una de las mejores fotos que puedes conseguir desde el Castillo.

cuenca que ver

Si decides acercarte, para lo que debes contar con algo más de tiempo, podrás disfrutar de su decoración renacentista y de un claustro por el que pasear, meditar y ordenar tus pensamientos.

 

2. QUE VISITAR EN LOS ALREDEDORES DE CUENCA

 

2.1 El ventano del diablo

Uno de esos sitios los cuales solo por el nombre merece la pena conocer; pero no solo eso.

La ventana del diablo es un mirador a unos 10 km de Cuenca del que parten numerosas rutas de de senderismo.

Si tu plan para el fin de semana incluía buen calzado, bocadillo y gorra, seguramente ya sabías de este lugar.

Si no, merece la pena acercarse.

Es un mirador a la Serranía de Cuenca desde el que se aprecia la zona de nacimiento del río Júcar.

Por estar excavado en la roca y por la altura a la se encuentra, transmite una solemne tranquilidad sobre la naturaleza que no deberías irte sin visitar en Cuenca.

Cuando vuelvas los ojos del espectáculo del mundo natural, este lugar tiene para ti preparada una agenda de shopping.

En este enclave se encuentra un hermoso puesto de artesanía que, por lo que dicen, tiene ya muchos años.

Todo viaje debe incluir un souvenir y si todavía no te habías decidido, aquí vas a encontrar piezas únicas de enorme detallismo con las que arreglar algún regalito de cumpleaños próximo o… darte un capricho.

Será un recuerdo ligado a todo un must-see de la provincia de Cuenca, que no queda ni mucho menos lejos y que no te arrepentirás de visitar.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS

 

2.2 La ciudad Encantada

Si estabas en La Ventana del Diablo seguramente ya apreciaste en la carretera las señales hacia la Ciudad Encantada.

No es un ciudad.

Es una formación rocosa declarada Sitio Natural de Interés Nacional que se encuentra muy cerquita de Cuenca, a unos 30 kilómetros.

El parque cierra a las 19:30 y la última hora de entrada son las 18 horas.

Hay varias rutas, de mayor y menor longitud, que puedes hacer.

Se trata de un espectáculo natural único y, si buscabas fotos, el escenario más impresionante que vas a encontrar.

El precio de la entrada es de 5 euros.

Como comprobarás, ese dinero está muy bien reinvertido pues el parque se encuentra muy cuidado y los servicios de atención y de seguridad transmiten mucha tranquilidad.

que visitar en cuenca

 

2.3 Nacimiento del Rio Cuervo

Este es uno de esos lugares que se suele decir que hay que «visitar con niños», como si no llevásemos, todos, un niño dentro que puede disfrutar como el que más en todas partes…

El nacimiento del Río Cuervo es una de esas maravillas naturales de ensueño que pensamos que sólo existen en la imaginación de los técnicos de efectos especiales de las películas y por lo tanto una de las cosas imprescindibles que visitar en Cuenca.

Es, como su propio nombre indica, el lugar de nacimiento de un río llamado Cuervo, cuyas aguas van al Guadiela, afluente del Tajo).

Sí: del mismo modo que antes podíamos mirar hacia el nacimiento del Júcar, ahora el líquido elemento va hacia el Tajo.

Y todavía hay en la provincia aguas que van a parar al Guadiana.

Podríamos decir que en Cuenca… hay muchas cuencas.

La formación de este río en su origen es una serie de caídas y saltos de agua que trenzan una melena de cascadas de cuya agrupación surge el Cuervo como río.

Está tan cerca (a unos 40 minutos de la capital conquense) que es uno de esos elementos naturales que, si estuviera en otro país, tendría colas de visitantes pero que por su accesibilidad parece que tiene menos importancia.

Un lugar genial que ver en los alrededores de Cuenca.

 

3. COMO MOVERTE POR CUENCA

Para visitar Cuenca, lo mejor es moverte a pie. Las distancias entre unos monumentos y otros están realmente cerca, lo que hace que sea el momento ideal para mezclar diversión y ejercicio.

Como te hemos contado… ¡esperemos que estés en forma! Las cuestas, las escaleras y las calles de piedra abundan. Pero os garantizamos que merece mucho la pena.

La enorme cantidad de fuentes que te indicamos que existían es de mucha ayuda.

Sobre todo porque Cuenca es uno de esos destinos de día o fin de semana ideales para hacer en verano.

Para los más vagos, existe un trenecito turístico que recorre los principales puntos turísticos que ver en Cuenca. No os preocupéis, porque ademas lleva un techo para que no sufráis de calor

 

4. IDEAS PARA COMER en cuenca

Si de primeras no somos capaces de pensar algo típico de Cuenca, no pasa nada. Nos podemos ir a la aventura y explorar su gastronomía para ver qué podemos comer en Cuenca.

La verdad es que nosotros no teníamos ningún tipo de recomendación, por lo que decidimos investigar un poco por Tripadvisor, y nos decantamos por una opción muy recomendada por los usuarios.

En nuestro caso cenamos en “El bodegón”. Un sitio con gran encanto, escondido entre calles pequeñas y estrechas que tanto caracterizan Cuenca.

que hacer en cuenca

Pudimos degustar varios entrantes, como el queso frito ( una delicia que por menos de 3 euros DEBÉIS probar).

Nuestro menú se basó en entrantes (Chorizo de Orza y el ya mencionado queso frito). Luego nos premiamos con un entrecot para cada uno de nosotros hecho sobre una plancha de piedra.

Lo acompañamos de un postre de natillas caseras y café. Y una vez acabado podemos echar a rodar…

Toda la comida estaba exquisita, se nota cuando las cosas son preparadas con cariño y son de calidad, y todo ello por 55€ para dos personas, lo cual sabiendo que se pide carne, ¡es un precio fabuloso!

Para este tipo de viajes solemos utilizar la tarjeta gratuita de bnext, con la que podemos controlar los gastos que vamos haciendo a través de la app, y al ser una tarjeta de prepago nos da mucha seguridad. Además desde este enlace te regalan 10 euros gracias a ahorro.net.

Por cierto, nuestro perrito también quedo encantado, porque además de ponerle un cuenco propio para agua y darle unas delicias para perro, pudo comer un poquito de nuestra carne.

 

5. CONCLUSIONES

Nuestro viaje con Zizi a Cuenca ha resultado perfecto.

Elegimos la opción de ir en coche, que es la más cómoda cuando se tiene mascota.

Una vez allí, nos movimos por la ciudad andando y de nuevo en coche a los espacios naturales que te hemos recomendado.

Recomendamos Cuenca tengas o no mascota.

Es una Ciudad de las que se dice «con encanto». Sus calles empedradas y su trama urbana con rampas y escaleras tienen un punto de exigencia para las piernas pero un mucho de gozo para la vista.

Cuenca es cautivadora.

Cumple a la perfección con lo que se espera de un plan de fin de semana: una ciudad hermosa, cuidada, donde el patrimonio está puesto en valor y la hostelería es de calidad sin exagerar en los precios…

Al no estar masificado, el aire parece todavía más puro y te recarga las pilas. Pero al contar con un mínimo de turismo que cuidar, la ciudad está perfectamente adaptada a tus necesidades como turista.

Para completar, el entorno natural cuenta con joyas que son espacios incomparables, de esos que hay que ver una vez en la vida tal y como te dijimos que ocurre con el nacimiento del río Cuervo.

Una vez más, con muy poco podemos conseguir mucho, ganándonos la sorpresa de una ciudad y una provincia muy recomendables que por nuestros prejuicios tal vez habíamos mantenido en la invisibilidad.

Para una escapada de turismo nacional de fin de semana, controlando los gastos y teniendo qué hacer en cada momento, Cuenca es un destino perfecto.

Por eso, si no lo conocías, te animamos a que te desplaces hasta allí y, por supuesto, que nos dejes algún comentario sobre tu experiencia.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS