10 lugares que ver en Santiago de Compostela en un día

2 comentarios

Lo último de lo último

Santiago de Compostela es la capital de Galicia y la meta de la Ruta de peregrinaje más famosa del mundo.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Su atractivo turístico es inconmensurable y la serenidad de los muros centenarios que la pueblan, sus reposados parques y sus recovecos llenos de historia dan para largo y tendido.

Y lo mejor de Santiago es su accesibilidad: al ser una ciudad volcada sobre su casco antiguo puede recorrerse en una jornada, que seguramente será de las más intensas de tu vida.

Si quieres visitar Santiago en un día sin dejar de palpar todos y cada unos de sus contundentes ingredientes, echa un vistazo a nuestra propuesta de periplo y descubre por qué Compostela atrae visitantes desde todo el planeta hasta esta cosmopolita ciudad cercana ya al Finis Terræ.

Mañana, tarde y noche, esta ciudad universal espera ser descubierta para quedar grabada en el recuerdo de quienes tienen la suerte de haber llegado hasta ella.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Te mostramos 10 lugares que ver en Santiago de Compostela en un día, para que aproveches al máximo tu visita a la capital gallega.

Y si lo tuyo son las visitas express, te mostramos también qué ver en Ávila en un día.

 

1. La plaza del Obradorio: donde llegan caminos universales

La estampa más célebre de Santiago de Compostela es la fachada de su catedral vista desde la plaza del Obradorio.

Llamarle visita obligada sería decir poco: si vas a Santiago no podrías dejar de pasar por ella.

En esta cuadrangular plaza se encuentran la Catedral, el Hostal de los Reyes Católicos, hoy Parador Nacional y antes hospital de peregrinos; el Colegio de San Xerome, sede del rectorado de la Universidad, y el Palacio de Raxoi, sede del Ayuntamiento de Santiago.

Como ves, bajo tus pies y los de las decenas de peregrinos que se suceden unos tras otros en la que es su meta de días de camino, se sostiene la perfecta composición de la múltiple dimensión que tiene la capital gallega.

Alrededor de ti, puedes encontrar la religión, la educación universitaria, la atención al peregrino y al viajero y la Administración pública: las cuatro caras de la ciudad, los cuatro pilares de lo que es hoy Santiago de Compostela.

El nombre «obradorio», viene de «obrar», significa «taller», como el de los oficios.

Viene de cuando la zona de la Catedral era el punto de encuentro de artesanos de todo tipo que se reunían allí a mostrar su trabajo y ofrecer sus servicios.

Hoy en día, esta plaza, mundialmente conocida y de obligada visita, suele estar llena de peregrinos descansando exhaustos y satisfechos.

que ver en santiago de compostela

La belleza de la fachada barroca de la Catedral de Santiago es el premio a la travesía a pie hasta la Plaza del Obradoiro que miles de personas comienzan todos los años en los más diversos lugares del mundo.

Para visitar la Catedral y su museo, te recomiendo la visita guiada de Civitatis, merece la pena para conocer a fondo todo el patrimonio y la historia que esconde esta maravilla arquitectónica. Personalmente, me encantó todo lo relacionado con el Códice Calixtino.

Para este tipo de viajes, te recomiendo utilizar una tarjeta prepago como la de Bnext, para controlar tus gastos y ganar en confianza y seguridad.

Tuve la oportunidad de hablar con varios de los peregrinos que se encontraban en la plaza, y lo que más me llamó la atención fue la atmósfera que se respiraba, las caras de satisfacción de los peregrinos, una mezcla armoniosa de cansancio y felicidad, la satisfacción de alcanzar la meta y sentirse orgullosos de si mismos.

La plaza es impresionante, tanto la catedral como el resto de edificios que la componen, pero tomarse un momento para fijarse en las caras de los peregrinos, es otra obra de arte de la naturaleza humana.

Esos peregrinos han ido llegando durante siglos a Santiago, con su gran aporte cultural y humano.

Como sabes, debido a la histórica presencia de viajeros recién llegados en precarias condiciones, la Reina Isabel la Católica mandó construir, a finales del siglo XV, el Hospital que ahora es usado como Parador.

Eso convierte a este edificio de Santiago en, técnicamente, el hotel más antiguo del mundo.

Otra tecnología con la que se hizo contar a la ciudad para hacerse cargo de la llegada de visitantes con las mejores medidas posibles de higiene y salubridad es el famoso botafumeiro.

Este gigantesco mecanismo tiene por objetivo el mismo que tienes tú cuando pones incienso en tu casa cuando se van los compañeros del equipo de baloncesto de tu novio.

Ahora bien, el tamaño del incensario más famoso del mundo es proporcional al volumen de peregrinos que llegaban a esta importante catedral.

El nombre, «botafumeiro», significa, en lengua gallega, «[el/lo que] arroja humareda».

Ahora bien: tenemos una mala noticia: debido a obras de restauración en el interior de la Catedral, hasta nuevo aviso, no funcionará el Botafumeiro.

En la página de la catedral de Santiago, tienes más información sobre el botafumeiro, y cuando vuelva a estar operativo lo anunciarán.

Mientras tanto, intenta ir aseadito y perfumado ya de casa.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

 

2. La plaza de Fonseca: pequeña joya que no perderse

Una parada muy cercana al Obradoiro, en pleno centro histórico de Santiago, es la plaza de Fonseca.

Cuando pasas un rato observando a tu alrededor desde el centro de esta plaza, da la impresión de que es un lugar que pasa desapercibido para muchas personas.

Es un perfecto ejemplo de la riqueza que tiene Santiago, que a veces es tanta que eclipsa. Pues por la plaza de Fonseca pasa mucha gente sin darse cuenta… quizás porque la mitad va con la vista puesta en llegar a la plaza del Obradoiro y la otra mitad vuelve de allí obnubilada comentando las impresiones.

Cuando llegas a esta placita, a muchos visitantes les recuerda mucho a Andalucía. A mí me daba la sensación de que podría ser perfectamente una plaza de alguna ciudad andaluza. De hecho al poco de estar allí, llegó un grupo de sevillanos y les pregunté qué les parecía el lugar, y uno de ellos me respondió, «estamos en Santiago, pero de repente es como si estuviéramos en una plaza de Sevilla».

que ver en santiago de compostela en un dia

Se encuentra el Palacio de Fonseca, sede actual de la Biblioteca General de la Universidad y punto de encuentro para estudiantes e investigadores.

De nuevo, puedes ver que Santiago, como todas las ciudades, no por ser algo concreto deja de ser algo vivo, y en esta plaza se entremezcla el atractivo turístico de belleza arquitectónica con la funcionalidad que de ella extraen los locales y los estudiantes que habitan, trabajan y estudian en la villa compostelana.

Recuerda que antes de hacer un viaje, es importante con hacerte con alguna de las tarjetas pensadas para viajar.

VER OFERTAS DEL DÍA

 

3. Parada obligada: la Alameda de Santiago

En nuestro plan de qué ver en Santiago de Compostela en un día, es importante tener un rato de descanso, de bocadillo, de picnic o de cervecita.

Nos iremos a la Alameda, un espacio verde que tiene su origen en el siglo XVI.

Se trata del parque más antiguo de Santiago de Compostela, con más de 1.500 árboles y arbustos, situado a las puertas del centro histórico.

Una maravilla verde con la altura ligera suficiente para proveer de una vista que es una estampa inconfundible de la capital santiaguesa… ¡a 5 minutos caminando del centro! (un poco más si te paras a disfrutar de las calles y edificios que irás encontrando).

La Alameda es uno de los lugares de encuentro de los picheleiros ( sí, sí: así también se les conoce a los compostelanos).

Es un espacio en el que se celebran ferias, fiestas locales y muchos de los eventos más populares de la ciudad.

Si tienes suerte, puedes encontrar una noria o meterte un algodón de azúcar entre pecho y espalda.

O apartarte un poco y echar una buena siesta.

En mi caso, llegué a este parque de oído: iba caminando por una avenida cuando de pronto empecé a escuchar música de fondo y, cómo no, se trataba de una gaita. Así que decidí seguir el sonido hasta que finalmente llegué hasta el gaitero.

que ver en santiago

Resultó que el gaitero tenía más ganas de hablar que de tocar la gaita. Me estuvo contando que el parque era uno de sus sitios preferidos de la ciudad, que le gustaba ver pasar a los peregrinos mientras tocaba.

Mientras charlábamos, apareció un grupo de peregrinos de San Fernando (Cádiz). Como al resto de caminantes que recorrían la ciudad, se les veía súper contentos de haber llegado por a fin a Santiago.

Iban todos muy bien uniformados, así que aproveché para sacarles una foto en las estatuas de las dos Marías.

santiago de compostela que ver

Esta es una escultura muy conocida a la entrada del parque de dos mujeres muy populares de la ciudad. Realmente, dependiendo de a quién le preguntes sobre ellas te contarán una cosa u outra, porque todo el mundo dice conocerlas y cada cual a su manera.

 

4. Plaza de Mazarelos: la puerta al conocimiento

Otra plaza: sí. Santiago es una ciudad que es un punto de encuentro y se caracteriza por estar tejida de plaza en plaza, con la herencia en sus fachadas de los oficios a los que estaban dedicadas o las familias que las controlaron.

En esta que te comentamos ahora, Mazarelos, se encuentra la puerta llamada así, de Mazarelos, y se trata de la única puerta de la antigua muralla de Santiago de Compostela que se conserva a día de hoy.

que visitar en santiago de compostela

Durante la edad media era uno de los lugares más transitados, por allí llegaban tanto viajeros como transportistas de mercancías. Era uno de los puntos neurálgicos de la ciudad.

Actualmente se encuentra la Facultad de Filosofía y la estatua del jurista y político Eugenio Montero Ríos.

Hay un fragmento del famoso códice calixtino que recoge la historia de la ciudad que señala que por la puerta de Mazarelos entraba a Compostela el «óptimo vino».

Afirmación que los filósofos que habitan tan cerca de ella aprovechan para justificar su afición a la más dionisíaca heurística.

La facultad de Filosofía de Santiago es un precioso edificio que alguien decidió pintar de blanco. Si no te gusta, un poco más arriba, en la inmediata Plaza de la Universidad está la magna Facultad de Historia, cuyo patio interior y cuya biblioteca son maravillas dignas de ver.

Las facultades de Historia y de Filosofía de la Universidad de Santiago de Compostela son dos de las pocas, si no las únicas, que todavía se encuentran en el casco viejo de la ciudad. El resto se han ido a los campus periféricos carentes de carácter y personalidad.

 

5. Parque de Bonaval: descanso en tres actos

Este parque fue uno de los lugares de Santiago que más me sorprendió... para bien.

No está en el casco antiguo, pero en Santiago todo está muy muy cerquita del centro histórico.

Se llega pasando junto al Centro Gallego de Arte Contemporáneo, que si te gusta este tipo de museos te lo puedes plantear como contrapunto al tono clásico de la visita al Santiago histórico.

La entrada es gratuita. A mi personalmente no me gustó, pero si eres fan del arte contemporáneo, te invito a que le eches un vistazo.

El parque de Santo Domingo de Bonaval es el lugar perfecto para descansar de aspectos monumentales y marcarte otro break en tu visita a Santiago.

Está conformado por 3 zonas:

  1. La parte inferior: era el antiguo huerto del convento de Bonaval.
  2. El antiguo cementerio, desde donde se ve el casco antiguo.
  3. Una tercera, separada por un muro, que es el antiguo robledo.

La sensación, cuando te adentras un poco en el parque, es de serenidad total.

que hacer en santiago de compostela

Cuenta con un sistema de fuentes por las que va fluyendo el agua y que se van escuchando conforme vas paseando por el parque. La sensación es genial.

Me encontré allí con un peregrino coreano, él estaba tumbado debajo de un árbol escuchando música, hablamos un rato y coincidimos en la tranquilidad que se respiraba en el parque.

Se trata de uno de los lugares más tranquilos que ver en Santiago.

 

6. Monasterio de San Martín Pinario: al lado del Obradoiro

El monasterio de San Martín Pinario, en la Plaza de la Inmaculada, se trata de un monasterio benedictino del siglo X.

Actualmente es el Seminario Mayor de la Archidiócesis compostelana, sede de la Escuela Universitaria de Trabajo Social, y la sede del Instituto Teológico Compostelano.

También se encuentra el Archivo Histórico Diocesano de Santiago de Compostela.

Está al lado de la catedral, presidiendo una plaza muy amplia. Alrededor hay unos pequeños jardines muy bien cuidados y algunos "puestecitos" ambulantes para comprar algún souvenir.

que visitar en santiago

Merece la pena darle un vuelta a la plaza para ver todo lo que hay alrededor.

La plaza de la Inmaculada y la del Obradoiro, están conectadas por un paso a modo de túnel, este túnel lo aprovechan los artistas locales para hacer música en la calle porque provee de cierta sonoridad mística. Por la mañana vi un cantautor y por la tarde una cantante de ópera (es normal pasar varias veces, porque está en el centro y sirve para ir y venir a uno u otro lugar).

 

7. Ciudad de la Cultura: algo de modernidad como contraste

Si tienes curiosidad por conocer cómo ha evolucionado Santiago como capital, seguramente tengas en perspectiva echarle un ojo a la Ciudad de la Cultura.

En contraposición a la historia y tradición compostelana, encontramos este complejo arquitectónico súper moderno, eso sí, con mucha polémica por todo el dinero que se ha invertido.

un dia en santiago de compostela

Está compuesto por:

  • El museo de Historia de Galicia y la Casa Mundo (antes conocido como Edificio de las Nuevas Tecnologías).
  • Cuenta con una gran biblioteca y archivo.
  • Un escenario para artes escénicas llamado Escenario Obradoiro (originariamente, Teatro de la Música)
  • El edificio de Servicios Centrales.

El complejo se utiliza como espacio para conciertos y exposiciones. Sea cual sea la época del año, podrás encontrar allí alguna muestra de interés.

cosas que ver en santiago de compostela

Eso sí: está situado fuera del centro histórico de Santiago, por lo que aunque te aporta una nueva perspectiva sobre la ciudad, tienes que dedicarle algo de tiempo para llegar allí.

En cualquier caso, es un complejo arquitectónico impresionante y un lugar diferente que ver en Santiago.

 

8. Monte do Gozo: un hito del peregrinaje

El Monte do Gozo es el primer lugar desde el que los peregrinos ven a lo lejos su meta.

Es un monte, como su propio nombre indica, desde el que se ven las torres de la catedral (muy pequeñitas). El gozo, suponemos, era el que sentían y sienten los que recorren la ruta jacobea al atisbar el fin de su caminata.

Es un lugar preñado con simbolismos por lo que representan para los peregrinos.

En él confluyen el Camino Primitivo (que viene de Oviedo) y el Camino Francés, que es el que tiene la fama desde el siglo XII (cuando un Papa francés dice que en Compostela están los restos del Apóstol y se consolida el control del norte de la península mediante esta ruta de peregrinaje).

En el famoso códice calixtino ya aparece mencionado como «Mons Gaudii» (o sea, literalemente «Monte de la juerga»).

Este punto, a 5 kilómetros de la meta, es un hito importante en el Camino de Santiago y por tanto en la historia de la villa compostelana y de toda la región.

Además de ciertas esculturas (de valor simbólico, que representan por ejemplo a dos peregrinos alcanzando -con la vista- las torres de la Catedral), hay espacios de esparcimiento (gozo moderno) para los visitantes. Para refrescar los pies o tomar ese último impulso y que la alegría sea completa, cuerpo y mente.

que ver en santiago en un dia

Si querías recorrer un pequeño fragmento del Camino, este punto puede ser una opción. Pero no se lo digas a nadie, que les puede parecer mal que hayas empezado allí.

Esta última etapa es la que suelen hacer los políticos para hacerse fotos caminando.

Si quieres incluirlo en tu agenda de las cosas que ver en Santiago de Compostela en un día, puedes hacerlo. Pero ten cuidado, porque verás que lo que dicen los peregrinos es verdad: el camino engancha y te entrarán las ganas de cogerlo desde más lejos.

Es uno de los sitios más emblemáticos que ver en Santiago.

 

9. Convento de San Francisco: intenta colarte dentro

Este monasterio, cuenta la historia que fue fundado por el propio San Francisco de Asís en en año 1214.

Sea o no cierto, es otra joya de la arquitectura que visitar en Santiago de Compostela.

Ya solo por su fachada merece la pena acercarse a verlo. Está muy céntrico además.

que visitar en santiago de compostela y alrededores

Y si tienes la oportunidad de visitarlo, hazlo.

El interior de la iglesia es una maravilla. Desde fuera parece pequeñita pero una vez te cuelas en su interior se abre de una manera asombrosa, logrando ese efecto que proveen algunas construcciones al entrar en ellas tal que te quedas «¿esto cómo cabe por fuera?».

A mayores, hay dos claustros. Estos espacios estaban pensados para la meditación peripatética de los y las religiosas… y realmente funciona.

Cuando empiezas a circundar esos jardines, es imposible evitar que la vista y el espíritu se te eleven hacia cuestiones ora divinas ora mundanas, tal como puede ser la fractura entre esencia y existencia en el concepto de dios o lo rico que estaba el bocata de chorizo que te has comido en el parque.

Obviamente, hay muchos monumentos, palacios, iglesias, monasterios y conventos que ver en Santiago, pero este resort religioso franciscano destaca entre otros muchos, por lo que si puedes acceder a él, visítalo.

 

10. Plaza e iglesia de San Martiño: ejemplo del potencial turístico de Santiago

La iglesia de San Martiño (San Martín), que se encuentra en esta plaza, forma parte del monasterio del mismo nombre del que hablaba más arriba.

La plaza es bastante pequeña, lo que hace que la imagen de la iglesia sea aún más espectacular, además las escalinatas de acceso a la iglesia son también dignas de ver.

lugares para visitar en santiago de compotela

Probablemente en cualquier otra ciudad menos monumental que Santiago, esta iglesia tendría mucha más relevancia; sin embargo, en Compostela, da la impresión de que pasa un poco más inadvertida por la importancia que tiene la Catedral y la plétora de otros monumentos allí de cuerpo presente.

En la plaza coincidí con una chica alemana que estaba haciendo un viaje por España. Ella estaba fascinada con la iglesia y no entendía como había tan poca afluencia de turistas a esta plaza en comparación con otros monumentos de la ciudad.

La iglesia está abierta al público y puedes visitarla casi todos los días, ya sea por tu cuenta o a través de una visita guiada, con la que podrás acceder a algunas de las dependencias que individualmente no se podrían visitar.

 

Conclusión: mucho que ver en santiago en un día

Santiago de Compostela es una ciudad maravillosa. Abundan los monumentos, un ambiente turístico muy sano (el peregrino es un turista tranquilo y alegre) y la belleza desborda cara muro de la ciudad antigua.

Al mismo tiempo, es una cuidad con mucha presencia de funcionarios (es la capital de la Comunidad Autónoma de Galicia) y estudiantes (la USC es una universidad no mayor, pero tampoco sin importancia). Por ello, cuenta también con unos buenos servicios y cuidados para la gente que vive en ella.

Por eso, entre monumento y parque y café, la visita a Santiago resulta la mar de bien equilibrada.

Si seleccionas unas cuantas iglesias o monasterios que visitar, añadiendo o sustrayendo de la lista que te proponemos (o dejándola como está), te darás cuenta de que hay tanto que visitar en Santiago que el día puede ser muy completo.

Claro: no es una ciudad que puedas estar visitando 4 días, como otras ciudades más grandes como París o Barcelona, porque sí, hay iglesias para parar un tren, ¿pero cuántos días puedes pasar visitando una iglesia tras otra?

Espera a hacer un viaje programado a Italia para tener una semana de solo eso.

En Santiago, comer un bocadillo en un parque, tomar una cerveza en una plaza del casco antiguo, echar un vistazo a los edificios antiguos de la universidad, disfrutar las fachadas… todo ello se va combinando para entretejer el día turístico perfecto.

Sin excesos y sin que falte de nada.

Con muy buen ambiente porque, como te decimos, está lleno de turistas, pero están todos demasiado cansados para resultar molestos.

Los coreanos durmiendo en el parque y los grupos de argentinos intentando sacar fuerzas para corear algo, son parte del atractivo turístico de esta granítica villa gallega.

Por ello, si estás dudando en torno a tu visita a esta ciudad, que verse esa duda no más que sobre el modo en el que piensas llegar a ella. Ya sea tras el tradicional y medieval trayecto a pie o en por veloz avión, Santiago de Compostela te está esperando.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS