¿Se Puede Llevar Comida en el Avión?

0 comentarios

Lo último de lo último

¿Vas a lanzarte a cruzar el charco y hacer por fin esa visita al cañón del Colorado? ¿planeas una semana en Marbella luciendo la personalidad que te has cincelado en el gimnasio? ¿te vas al lejano oriente, a Malasia?

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Entonces: ¿vas a viajar en avión?

Pues te lo estarás preguntando: ¿se puede llevar comida en el avión?

O es que vuelves de unas largas vacaciones por Sudamérica y quieres saber si puedes traerte a España alguno de los productos que has tenido la suerte de descubrir en tu periplo…

¿He de facturar, o incluso me es posible llevar en el equipaje, esos choricines picantes de Espinosa de la Ribera o de León con los que quiero aromatizar mi exilio de artista atormentado en París?, ¿cómo proceder de cara a tener la posibilidad de comer tu comida en la cabina de un avión?

¿Se puede llevar comida en el equipaje de mano? ¿O tengo que esconderme el bocadillo de atún con mayonesa debajo del sobaco?

Porque viajar en avión es rápido y, si usas buscadores de vuelos que te lleven a las mejores ofertas, puede salir muy rentable. Pero la comida que te ponen es bastante mala, escasa y además te la cobran a precio de restaurante gurmé. Por lo que es mejor llevar comida en el avión… si puedes.

¿Y acaso puedes?

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Existen numerosas restricciones. Es decir: olvídate de sacarte el hornillo o el camping-gas (¡aunque molaría!) a diez mil pies de altura pero no hay por qué subsumirse a la cara tiranía de la comida de las compañías aéreas. Así como de llevarte palés enteros de la cerveza artesana de tu primo para venderlos en Guatemala.

Pero si quieres saber qué entra dentro de los límites de lo permitido, a la hora de llevar comida en el avión puedes hacerlo con nosotros: Conoce las soluciones que te puedes proponer con nosotros y… si tienes sugerencias, compártelas en la sección de comentarios.

 

1. Alimentos permitidos en vuelos en el territorio comunitario

La Unión Europea tiene en su conjunto las mismas restricciones para en lo que a llevar comida en el avión se refiere que te encontrarás en un vuelo nacional. La más famosa: la de los líquidos. Cuidado que si la incumples muchas veces no hay marcha atrás, porque has facturado ya tu equipaje o porque aunque quisieras pagar un plus no quede tiempo; con lo que esos zumos o lo que sea se quedarán en tierra.

Se da por supuesto que todos los alimentos que llevas han superado los pertinentes controles sanitarios de la UE y que, por tanto, rigen con las normativas vigentes dentro del territorio comunitario.

Así que lo único a lo que tendrás que prestar atención es a los líquidos. En lo que es tu equipaje de mano, que es el que nos preocupa (porque es del que vamos a echar mano cuando queramos hincar el diente), los envases que transportes no podrán superar los 100 mililitros. Y por si acaso, para que no te despistes: esto incluye también a geles o colonias, no es una restricción solo para las cosas del comer.

Esto deja fuera todas las latas, que generalmente son de 330 mililitros. Mala suerte. Deberás guardar estos botes en una bolsa con cierre hermético o sellable transparente que pueda ser revisada sin dificultad por las autoridades aeroportuarias. Suele ser una bolsa de unos 20cm por 20cm cuya capacidad es de un litro. Y solo se permite una bolsa por viajero.

Si alguna vez has ido a pasar un control sin conocer o sin tener en mente esta norma, de suerte (mala) que llevaras una botella de agua o zumos en tu mochila, es posible que te hayan preguntado si viajas con un bebé. Esto es así porque la normativa acepta como excepción a su norma la permisividad para con líquidos que deban ser usados durante el vuelo para alimentar o asear a un bebé.

Si tienes que ingerir algún líquido por prescripción médica, es conveniente que lleves contigo dicha receta o mandato del doctor. Quienes controlan la seguridad de un avión no van a creerse que la necesitas, aunque sea cierto. Aunque llores y amenaces con no coger el vuelo, montarás un show interesante que el resto del pasaje, si no ha traído palomitas (que sí están permitidas) no va a estar demasiado encantado de presenciar.

Una vez superas los controles de acceso, que es donde tendrás que beber a lo bruto ese batido de chocolate con el que pensabas cruzar los cielos o tirarlo, vienen las tiendas del aeropuerto. A parte de comprobar que no son tan baratas como imaginabas, porque la diferencia de precios con España no es tan fuerte, podrás adquirir líquidos.

Si superan los 100 mililitros, procura mantenerlos cerrados en sus envases y guardar el ticket hasta que subas al avión, porque aunque no debería haber problema, eso que te ahorras de explicaciones.

¿Puedes transportar bebidas alcohólicas?

No hay ninguna excepción en lo que respecta a bebidas alcohólicas. El único reglamento que tendrás que atender es que te hemos mencionado sobre las cantidades: nunca en envases de más de 100 mililitros y como mucho un litro en total sumando todo lo que llevas.

se puede llevar comida en el avion

 

2. llevar comida en el avión a países extracomunitarios

Por muchos consejos que escuches, antes de viajar a cualquier país que no se rige por las normas de la Unión Europea es más que recomendable que eches un vistazo a la página web de dicho estado para conocer las restricciones particulares que pudieran existir.

La Regulación CE 206/2009 de la Comisión Europea, que es la norma que te hemos comentado antes, aplica procedimientos y controles veterinarios estrictos para productos cárnicos, lácteos y derivados, alimentos que contengan en su elaboración carne o leche pescados y mariscos. Por ello, dentro del territorio de la UE no debería haber problemas para transportar alimentos para uso personal.

¿Y cómo sabe la autoridad aeroportuaria si el uso que vas a darle es «personal»? Pues sencillamente, no lo sabe; por lo que se limita a 10 kilos en la mayoría de los casos, entendiéndose que por debajo de esa cantidad no es rentable para nadie «importar» algún ingrediente de extranjis o exportar su producción.

Por cierto: la Unión Europea es bastante guay, por lo que estos tratados son asumidos por otros países tales como Andorra, Islas Feroe, Liechtenstein, Noruega, San Marino y Suiza.

¿Fuiste a ver los fiordos y te quieres traer unos salchichones de reno? Pues sin problemas mientras no superes los 10 kilos. El derecho te ampara.

¿Qué pasa con el resto del mundo, se puede llevar comida en el avión a cualquier país?

¿Puedes llevar una pata de jamón a la Argentina cuando vayas a conocer a tus familiares lejanos?

llevar comida en el avion

 

3. subir comida al avión en vuelos al resto del mundo

Repetimos: en cualquier caso debes mirar siempre la web de la embajada del país al que te diriges o incluso de aquél en el que fueras a hacer escala, por si acaso.

¿Se puede llevar comida en el avión en un viaje a Estados Unidos?

La legislación varía de nación en nación y así, por ejemplo, los Estados Unidos de América son terriblemente restrictivos en su política de permisos de entrada de alimentos.

En lo que respecta a la primera potencia mundial, está terminantemente prohibido pisar su amado suelo portando carne, ni fresca ni ninguno de sus derivados; pero tampoco frutas o verduras.

Si por lo que fuera planearás llevarte arroz, ten en cuenta que no permiten la entrada de variedades cultivadas en países donde haya cierto tipo de escarabajo que ataca a los cultivos.

Pero hay cosas que sí que puedes llevar, tal y como son las conservas de pescado siempre y cuando no superes los cinco kilos. En lo que respecta al alcohol, sólo podrás introducir un litro de bebida espirituosa. Si te pasas de esos límites en las cantidades, te harán pagar una amable tasa.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

¿Puedo llevar cerdo a un país árabe?

Como sabes, en los países de herencia cultural mahometana no se consume carne de porcino. De ahí que dado que todos los países árabes lo son, es posible que encuentres restricciones.

Pero cuidado: «árabe» es el nombre de una raza. «Musulmán» es el nombre del hecho religioso. Con lo que puede que vayas a un país que no es árabe pero que te encuentres restricciones precipitadas desde esas creencias y tradiciones.

Lo mejor que puedes hacer es investigar si es posible, o no, llevarte contigo unos chorizos cuando te vuelvan a mandar a Arabia Saudí por trabajo. Y esto es algo que debes preguntar siempre en la embajada, pues puede dejar de ser una broma o una anécdota en el control de del aeropuerto para convertirse… en un delito.

Dependiendo del país musulmán al que viajes, llevar alcohol o carne de cerdo será considerado desde una falta de educación y respeto hasta un acto punible.

¿Puedo llevarles jamón ibérico a mis primos de Argentina?

Esta es una cuestión de una importancia transoceánica y la respuesta es «sí». Y además a tus primos les va a encantar.

Ahora bien: debes llevarlo cortado y envasado.

 

4. ¿Se puede llevar comida en el avión para bebés?

Si viajas con un bebé, puedes llevar esa papilla que tanto le gusta, por supuesto. Se puede llevar comida en el avión para bebés siempre que la adquieras en las tiendas de los aeropuertos. Allí te las darán, a un precio que es mejor que no comentemos, en una bolsa especial, como sellada. Conserva los tickets, facilitará las cosas. Después, disfruta viendo como crece fuerte y sano o sana cucharada a cucharada a 20.000 pies de altura.

Si tienes un bebé también deberás atender a las restricciones que la compañía que elijas imponga respecto a equipaje. De acuerdo con Aena (y con el sentido común), un bebé es un pasajero y tiene derecho a llevar equipaje de mano. Bueno, a que se lo lleves tú porque es un bebé y no tiene fuerza para transportarlo.

Con esto se entiende que deben permitirte transportar una mochila con las cosas que necesitas para dar cuidados de higiene a tu bebé. Esta bolsa de mano puede pesar, por ejemplo con la compañía Ryanair, hasta cinco kilos.

se puede llevar comida en el equipaje de mano

 

5. Medicamentos y alimentos especiales

Si tienes cualquier tipo de condición que no te permita ingerir alimentos que la mayoría de la población sí puede, es posible que te veas en la necesidad de llevar tu propia comida en el avión (para poder nutrirte durante las horas de vuelo). Si lo que ocurre es que estás bajo un tratamiento, las medicinas que has de tomar tiene que ser posible que las lleves en la cabina…

En ambos casos, se puede llevar comida en el avión, pero estamos en situaciones en las que tienes que ser capaz de justificar ante la autoridad aeroportuaria con algún tipo de justificante médico. Debes separar bien esos productos de alimentación o bien esos medicamentos del resto del equipaje que quieres subir contigo al avión y portar la documentación que te permitirá hacerlo sin problemas.

Los encargados de la seguridad en los vuelos no se guían por un criterio subjetivo y por tanto irracional, sino que aplican protocolos y es en esos protocolos donde viene definida la excepción y sus mecanismos. Si crees que te encuentras en una de esas excepciones contempladas por el propio protocolo, tienes que ser capaz de probárselo con algún tipo de documento.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

 

6. Ahorra con la Visa Bnext

Si tienes pensado viajar, es importante que sepas cómo pagar en el extranjero ahorrando en comisiones, ya que si vas a tener que comprar comida en el aeropuerto a precios desorbitados, por lo menos que no te crujan también en comisiones. Y para ello puedes hacerte con la tarjeta de Bnext, una de las mejores tarjetas para viajar.

Descarga gratis la aplicación de Bnext, cubre tus datos, te envían gratis la tarjeta VISA Bnext en menos de 48 horas, con 10 euros de regalo para gastarlos donde quieras.

llevar comida avion

Recarga instantáneamente la tarjeta VISA Bnext desde cualquier otra cuenta o tarjeta y cada vez que pagues con la tarjeta te dan puntos de descuento en Netflix, PlayStation Network, Spotify, Cabify… Y muchos otros, podrás cambiar tus puntos por dinero real.

La VISA Bnext no tiene comisiones de ningún tipo, podrás sacar tu dinero desde cualquier cajero cuando quieras. Sácate gratis la tarjeta con 10 euros gratis en este enlace.

Visa Bnext + 10 Euros de Regalo

 

7. Conclusiones: llevar comida en el avión es posible

Viajar en avión tiene fama y no es del todo equivocada de ser una forma de desplazarse sumergida en numerosas prohibiciones y complicaciones. Lo primero es cierto, pero lo segundo no.

Con la información correcta, no tendremos por que hablar de complicación. Ni llevarnos sorpresas a la hora de llevar comida en el avión.

Si te das cuenta, para vuelos dentro de la UE casi no hay restricciones más allá de la cantidad de comida que puedes transportar, siendo lógico que si actúas de buena fe (es decir: si lo que llevas es ciertamente sólo para consumo personal) no llegarás a esos 10 kilos.

Sobre los líquidos, estas medidas fueron tomadas «por nuestro bien». Tal vez sea solo aquella «ilusión de seguridad» de la que hablaba Tylor Durden, pero en verdad funciona y hace que nos sintamos más cómodos en los aviones.

Para todo lo que respecte a países fuera de la Unión Europea (y, como has visto, Noruega y Suiza además de otros estados pequeños), has de tener en cuenta que el tráfico aerotransportado es muy veloz y une puntos que de otra forma casi no tendrían contacto el uno con el otro… y que justamente eso puede dar problemas de salud, sabiendo además como sabes lo rápido que puede expandirse un elemento foráneo en un ecosistema nuevo.

Eso no quita que en muchísimos casos vayas a encontrar que puedes llevar más de lo que en un principio pensabas que ibas a tener que renunciar en tu viaje o en tu estancia lejos de casa.

¿Cuáles son tus experiencias con el mundo de los aviones en lo que a llevar comida se refiere?

¿Hemos aclarado tus dudas sobre si se puede llevar comida en el avión?

¿Has tenido alguna vez algún problema en ese aspecto?