Encuentras la casa que te gusta, vas al banco y…

¡BAM! resulta que no te conceden el dinero que...