Los beneficios de las Tarjetas de Débito ¿Cuáles son?

0 comentarios

Lo último de lo último

SÍGUENOS EN LAS REDES:

¿Siempre has sido incapaz de controlar tus gastos?

Incluso intentando planificar todo al milímetro, mes tras mes.

Si es así, te interesará conocer un producto financiero que precisamente facilita muchísimo este control de tus finanzas.

Todo ello sin gastos excesivos y en la mayoría de los casos sin comisiones.

Se trata de algo tan fácil de usar y entender, como una tarjeta de débito.

Tal vez estabas pensando que la respuesta sería un producto más “glamouroso” pero es que a veces no hay que buscar mucho para encontrar buenos productos financieros.

Las tarjetas de débito nos aportan multitud de beneficios.

¿Quieres saber cuál es la más importante?

Es muy fácil llevar el control de los gastos al realizar compras con ellas.

Existen múltiples formas para maximizar tu ahorro, y las tarjetas de débito son una buena opción para ayudarte a no caer en un endeudamiento excesivo.

Si te gusta viajar, te recomiendo que le eches un vistazo a las mejores tarjetas para viajar.

 

1. Qué es una tarjeta de débito

Las tarjetas de débito son un medio de pago y tienen como principal punto de atractivo que es muy fácil mantener un control de lo que se gasta con ellas.

Con una tarjeta de débito es imposible endeudarse, a diferencia de sus “hermanas” las tarjetas de crédito, que básicamente funcionan como un préstamo.

Cuando compras un artículo en una tienda o establecimiento o sacamos dinero en efectivo del cajero, el dinero se retira automáticamente de la cuenta asociada a la tarjeta.

Si no hay suficiente dinero en la cuenta, la operación no se puede realizar.

 

2. diferencias con las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito se diferencian de las tarjetas de débito en que además de ser un medio de pago son un medio de financiación.

No es necesario tener el dinero en la cuenta asociada si usamos una tarjeta de crédito y podemos devolver el dinero en plazos.

Vamos a ver un ejemplo, para ver más claro las diferencias entre ambos tipos de tarjetas.

Si tenemos en la cuenta corriente 100 euros y vamos a hacer una compra en el supermercado de 150 euros, no podemos hacerla por no tener suficiente dinero en la cuenta.

Por el contrario, en ese mismo caso con una tarjeta de crédito sí podemos, ya que no es necesario tener todo el dinero necesario en la cuenta corriente asociada.

tarjeta de debito

Es mucho más fácil que tu banco te proporcione una tarjeta de débito.

Para las de crédito, al funcionar como un préstamo, el banco tiene que estudiar la viabilidad y asegurarse de que eres solvente.

También encontramos diferencias al sacar dinero, si utilizas la tarjeta de débito para sacar dinero en un cajero de tu banco, no pagarás ninguna comisión.

Sin embargo con una tarjeta de crédito, si te cobrarán comisiones por adelantarte el dinero, y además tendrás que pagar los intereses correspondientes.

Quiero aprender a Ahorrar el 30% de mi Sueldo

 

3. Ventajas de las tarjetas de débito

Las tarjetas de débito tienen una serie de características que las convierten en un producto financiero muy útil para cualquier persona en su día a día.

Vamos a ver con detalle algunas de estas características más destacadas, las ventajas de las tarjetas de débito.

  • Son perfectas para las compras del día a día: Con la obligación de tener el dinero necesario en la cuenta asociada, no hay posibilidad de pagar intereses ni, por lo tanto, endeudarse. Además no es necesario que lleves dinero en efectivo siempre contigo.

  • Se pueden usar para sacar dinero en efectivo de cajeros y para comprar artículos en tiendas y establecimientos: Tanto el dinero en efectivo como el dinero gastado en las compras deben estar en la cuenta corriente, si no la operación no puede ser realizada. 

    tarjetas de debito

En este punto, es importante tener en cuenta que la entidad puede denegar la operación si no hay suficiente dinero en la cuenta, o bien adelantar el dinero necesario para hacer el pago.

Conviene estar muy atento a la hora de contratar la tarjeta de débito en sus condiciones para ver si existe esta opción y así evitar posibles sorpresas.

En caso de que así sea, debes tener vigilado el dinero que tienes en la cuenta, ya que en caso de que dejes la cuenta en descubierto, es decir, con saldo negativo, esto genera unos gastos y comisiones muy elevados.

Te recomendamos que hables con tu banco y elimines esta posibilidad para evitar dolores de cabeza futuros.

De cualquier forma, es importante que hagas un seguimiento del saldo en tu cuenta, así vas a poder adaptarte mejor a tu presupuesto y a controlar tus gastos.

  • Es muy fácil contratar una tarjeta de débito gratuita: Para poder disponer de una tarjeta de débito lo único que tienes que tener es… una cuenta bancaria. Así que están disponibles para prácticamente todo el mundo.

  • Evitan endeudarse: Si te cuesta controlar tus gastos, las tarjetas de débito son una alternativa perfecta a las tarjetas de crédito. Sin dinero en la cuenta no puedes gastar, por lo que es imposible que te endeudes.

  • Ayudan a planificar tus gastos: Al no poder gastar más de lo que tienes, hace que tengas que organizar tu presupuestos para no realizar gastos innecesarios.

  • Las comisiones son más bajas: Las comisiones que se cobran por tener una tarjeta de débito son mucho más bajas que los gastos y comisiones de una tarjeta de crédito. Incluso es bastante habitual que las tarjetas de débito no tengan ningún tipo de gasto, ni al contratarla ni cuota anual.

  • Seguros asociados: Las tarjetas de débito al igual que las tarjetas de crédito también tienen algunos tipos de seguros asociados. Vamos a ver alguno de estos seguros:

    • Un seguro de vida: Las entidades financieras pueden asociarlo a la tarjeta y tú, puedes o no aceptarlo. Este seguro tiene un pago mensual, trimestral o anual. Por lo demás, tiene las mismas características que un seguro de vida tradicional.

    • Un seguro de accidentes en medios de transporte gratuito: Siempre que el viaje se haya pagado con la tarjeta de débito, esta tiene asociado un seguro que indemniza en caso de accidente. 

 

4. Desventajas de las tarjetas de débito

Sin embargo las tarjetas de débito también tiene su “lado oscuro” que veremos a continuación:

  • Tienen un límite de dinero diario: Como medida de seguridad, ya que con una tarjeta de débito se puede retirar todo el dinero existente en la cuenta, se establece un límite diario de gasto, tanto para las compras, como sobre todo en lo referente a sacar dinero en efectivo de cajeros. 

Aunque por un lado te puede limitar a la hora de realizar ciertas compras, también tiene su lado positivo, puesto que así te proteges en cierta manera de un posible robo de la tarjeta.

Este límite diario puede ser un incordio cuando quieras hacer compras más grandes de las habituales.

En esas ocasiones tienes que llevar el dinero encima o utilizar una tarjeta de crédito.

Normalmente, este límite para las compras es de unos 1.500 euros diarios y para extraer dinero en efectivo es de 600 euros diarios.

Estos límites los puedes modificar tú mismo, hasta cierto punto, a través de internet o llamando a la entidad emisora de la tarjeta por teléfono.

que es una tarjeta de debito

  • Menores medidas de protección: Las tarjetas de débito tienen menores medidas de seguridad que las tarjetas de crédito.

    Por ejemplo, si compras un artículo y este tiene algún tipo de desperfecto si lo has comprado con la tarjeta de crédito tienes un seguro de protección ante compras defectuosas.

    Este seguro no lo tienen las tarjetas de débito.

Por esta razón es recomendable que utilices la tarjeta de débito para compras de escasa cantidad de dinero o baja importancia y las tarjetas de crédito para grandes gastos y compras por internet. 

  • Menos ventajas y descuentos con respecto a las tarjetas de crédito, que en ocasiones te devuelven parte del importe de tus compras, o descuentos en algunos comercios.

 

5. TARJETAS DE DÉBITO prepago

La principal característica de las tarjetas de débito prepago, es que hay que recargarlas previamente para poder utilizarlas.

Por su parte, las tarjetas de débito tradicionales, están vinculadas a una cuenta bancaria.

Se pueden utilizar para las mismas operaciones que una tarjeta de débito normal: sacar dinero de una cajero, pagar en comercios y realizar compras a través de internet.

Con estas tarjetas no puedes gastar más dinero del que has cargado, eso sí, una vez agotado el saldo, se pueden volver a recargar.

Hay muchas opciones de tarjetas prepago en el mercado, cada una con características diferentes, por lo que es importante que elijas aquella que más se adapte a ti.

Estas son las principales ventajas de las tarjetas de débito prepago:

  • Hacer compras online: Es uno de los métodos más seguro para que hagas tus compras por internet, con la total seguridad de que nadie podrá acceder a tu cuenta bancaria, basta con meter en la tarjeta el importe del precio de lo que quieras comprar y así te aseguras de que no te van a poder robar nada.

  • Se puede utilizar como tarjetas regalo: Como no tienes que vincularla a tu cuenta de banco, puedes meterle cualquier cantidad de dinero y regalársela a quien tú quieras, lo más interesante es que quien la use puede comprar en cualquier establecimiento, ya sea físico o virtual.

  • Control total de lo que quieres gastar: Puedes por ejemplo, salir con tu tarjeta cargada con 50 euros, sabiendo ya de antemano que no vas a poder gastarte más dinero.

Una de las alternativas más interesantes, es la tarjeta de bnext, gratis y sin comisiones.

Me parece muy útil porque ayuda a llevar un control de los gastos a través de la app, con notificaciones de los gastos que vas acumulando.

Puedes obtener descuentos en todas tus compras y con su sistema de recompensas vas consiguiendo puntos que después podrás intercambiar por compras que hayas hecho. Y en los comercios asociados, como Netflix, Spotify, Play Station y otros más, conseguirás el doble de puntos.

TARJETA BNEXT + 10 EUROS GRATIS

 

En resumen…

Las tarjetas de débito tienen importantes ventajas y desventajas. Vamos a ver las más importantes, cada una de ellas de manera separada, como resumen final.

Entre las ventajas podemos destacar que:

  • Permite llevar en todo momento el control de los gastos.

  • No es necesario llevar dinero en efectivo encima.

  • No pagas intereses ni comisiones.

Pero sin olvidar sus puntos en contra:

  • Tienen una menor seguridad en las compras que las tarjetas de crédito.

  • Menor flexibilidad que las tarjetas de crédito a la hora de pagar.

  • No son tan útiles a la hora de afrontar gastos imprevistos.

En general, es un producto financiero con muchas más luces que sombras.

Te permitirán mantener tus finanzas bajo control con una mayor facilidad sin caer en la deuda, que puede suponer un lastre para tus finanzas y tu futuro.

Esperamos haber resuelto tus dudas sobre las tarjetas de débito.

Si no fuera así, por favor, háznoslo saber en los comentarios.

Quiero aprender a Ahorrar el 30% de mi Sueldo