Las 8 Mejores Tarjetas Monedero para Ahorrar en 2019

0 comentarios

Lo último de lo último

Algunas personas piensan que los «productos financieros» sólo son para gente que viaja en clase business y lleva maletín.

Pero el mercado no tiene prejuicios y proporciona servicios a todos los niveles: Las tarjetas monedero, como su propio nombre indica, son un complemento al que cualquiera puede recurrir.

Si vas a ir a la feria a subir en los caballitos con tu sobrina, seguramente no lleves tu libreta de ahorros, sino una cartera con algo de pasta que en sí misma suponga un límite al inevitable desmadre de luces, sonido y algodón de azúcar.

Del mismo modo, si vas a ir de viaje, no guardas todo tu efectivo en el mismo calcetín. O incluso te mueves con más de una tarjeta, una de estas puede y debe ser una tarjeta monedero, tanto en tu tiempo de turismo como en tu vida cotidiana.

Aportan seguridad, limitan los riesgos y resultan la mar de cómodas para ocuparte con transparencia y facilidad de tu vida financiera.

Sí: tú también tienes «vida financiera» aunque no vistas con trajes a medidas ni lleves un corte de pelo estilo New York. Y tu dinero es tan importante como el de cualquier otra persona.

Promoción tarjeta VISA Bnext + 5 euros gratis

Aquí te contamos lo que puedes lograr con algunas de ellas, cómo exprimir al máximo las ventajas que te proporcionan y de qué manera sacarles todo el partido.

Verás cómo, de ahora en adelante, tienes a tu alcance un instrumento con el que organizarte mejor, con no pocas facilidades y en total control.

 

1. Ventajas de las tarjetas monedero

 

1.1 Un producto sencillo

Vas a dar el paso: quieres una tarjeta: has decidido que te harta ya tener que contar tus millones, que no te caben ya en los cajones, o simplemente has llegado a la conclusión de que es más cómodo.

Muy bien. ¿Problema?: muchos bancos te exigirán ciertas «garantías» antes de proporcionarte una tarjeta de crédito, esto es debido a que con esas tarjetas el banco te está prestando dinero, que luego «te pasa a fin de mes».

Con una tarjeta prepago o monedero esto no es así: Tú las cargas, con la cantidad que quieras y las usas con ese límite, por lo que no tienes que pasar ningún test de idoneidad: Para las tarjetas monedero, todos somos guapos.

Por ello aunque no tengas una fuente constante de ingresos, como una nómina; o incluso si eres el mayor moroso del planeta, puedes conseguir una tarjeta monedero sin problemas.

Y esa es la primera gran ventaja: las tarjetas monedero son sencillas y no crean una vinculación con el banco por la cual éste tenga derecho a beber tu sangre o cosas por el estilo.

 

1.2 Depósito directo

La tarjeta monedero se recarga… directamente.

Puede ser tan fácil como hacer una sencilla operación en tu móvil o un simple ingreso en el banco, en el mismo momento que haces el ingreso, el dinero empieza a estar disponible: No hay demoras.

Con estos sistemas, no hay por qué esperar a ningún tipo de trámite, es directo e inmediato, limpio e instantáneo, como recibir una alerta en el móvil.

Si cuentas con una tarjeta monedero como alguna de las que te comentamos, la operación, el ingreso, aparecerá al momento en tu pantalla.

 

1.3 Comprar online con seguridad

El mundo de internet es, puede decirse, «seguro», aún así, en este artículo te contamos cómo saber si una página es segura para comprar por internet, porque es normal mantener ciertas precauciones.

Al tener que hacer aparecer tu número de tarjeta para realizar pagos, es normal que uno sea precavido. Los riesgos nunca son nulos, pero con una tarjeta monedero, prácticamente sí.

Dado que la operatividad de dicha herramienta está limitada al saldo que le cargues, en caso de que la pirateen, la cantidad que podrían sustraerte es mínima, no vas a encontrarte sorpresas al final de mes ni tener que dar explicaciones a tu agente en la oficina del banco.

La máxima privacidad y la mayor seguridad para el comercio online se consigue con una tarjeta monedero.

tarjeta monedero

 

1.4 Protección contra robo o pérdida

Al igual que en el apartado anterior, es necesario hablar de riesgos, porque a veces pasa lo que no queremos que pase, y es entonces cuando acontecen, oh, los lamentos.

Cuando funcionas con tarjetas monedero, tienes la seguridad de que en caso de que te sea hurtada, el daño que te pueden llegar a hacer es mínimo, si alguna o algún mangui se hace con lo tuyo, no podrá generarte desperfectos en tus cuentas más allá de lo que tuvieras en ese momento cargado en la tarjeta.

Algunas de las tarjetas monedero suelen venir con una app para tu smartphone desde la que puedes desactivarla siempre que quieras. Así de simple.

Y además, usar algunas de estas tarjetas no quiere decir que no tengas «todo» tu dinero a tu alcance: desde esa misma aplicación puedes hacer una carga instantánea con la que dar cuenta de ese caprichito que se te acaba de despertar.

 

1.5 Las deudas no son buenas: controla tus gastos

La mejor forma de ponerse límites es… poniéndose límites, por eso una tarjeta monedero puede convertirse en el primer instrumento con el que convertirse en una persona ahorradora.

Recuerda: el ahorro es un hábito… y una paloma no hace verano.

Con una tarjeta monedero que tenga una aplicación asociada en la que ir viendo tus gastos, como una radiografía de tu impulso consumista, podrás ver qué es lo que puedes y debes cambiar.

Ponerse a uno mismo esta limitación no tiene sino beneficios. Desde este momento, puedes asignarte un límite de gasto semanal, sin que eso quiera decir que no puedas superarlo, sino que siempre que lo hagas lo harás teniendo en cuenta que es algo excepcional y (esperemos) razonándolo.

Aquí te contamos algunos trucos para ahorrar dinero en casa, para que sigas controlando tus gastos también en el hogar.

 

2. Tarjetas monedero gratis para empezar a ahorrar ya mismo

 

2.1 Tarjeta Bnext: la alternativa a la banca tradicional

Si buscas una tarjeta monedero sencilla, eficaz y que a demás te da descuentos cuando la usas, Bnext es la mejor opción, la tarjeta no va a estar vinculada a tu cuenta corriente, funciona con su propia aplicación de manera independiente a tu banco y no tiene comisiones de ningún tipo.

 

2. Usuario con app 2

 

Con Bnext recibes la tarjeta VISA Bnext en menos de 48 horas, de manera completamente gratuita. La puedes recargar gratis al instante desde cualquier otra tarjeta o cuenta bancaria, a través de su sencilla aplicación.

La aplicación de Bnext también es gratuita y está galardona entre las mejores aplicaciones de finanzas por lo simple y eficaz que es a la hora de controlar tus gastos, hacer ingresos y movimientos inmediatos.

 

tarjetamonedero

 

Entre sus distintos beneficios destaca especialmente su programa de puntos intercambiables por descuentos. Cada vez que pagues con ella, conseguirás puntos que podrás intercambiar por descuentos en Spotify, Netflix, Playstation Network, Cabify, Uber Eats y muchos otros.

Entre sus beneficios destacan:

  • Cada vez que pagues con ella conseguirás puntos intercambiables por descuentos.
  • No tiene vinculaciones a otros productos bancarios ni comisiones de ningún tipo, cero comisiones.
  • Puedes sacar dinero en cualquier cajero gratis 3 veces al mes (Las siguientes veces los bancos cobran su comisión habitual) 
  • Comprueba tus gastos y haz movimientos instantáneos de forma sencilla en su aplicación galardonada en los marketplace de aplicaciones más populares.
  • Recibirás la tarjeta VISA Bnext completamente gratis en menos de 48 horas, actualmente cuentan con una promoción de 5 euros.

Por tanto, aunque no es la única, es el mejor ejemplo de tarjeta monedero no vinculada a una entidad bancaria tradicional con la que conseguir flexibilidad y transparencia sin ningún tipo de coste.

Podrás gestionar tus compras online, pero también usarla y sacar dinero varias veces (sin comisiones extra) tanto en España como en el extranjero.

En este link verás las caraterísticas completas de la tarjeta y de la oferta de 5 euros.

Promoción tarjeta VISA Bnext + 5 euros gratis

 

2.2 Tarjeta monedero BBVA

Es una tarjeta que también dispone de una versión virtual, es decir: no tiene un soporte físico, de plástico, con lo que colaboras con la reducción del uso de dicho material en el mundo, aunque pierdes en comodidad.

Para usarla necesitas memorizar de alguna manera los números de la tarjeta (ya sabes: los dígitos del frente, la fecha y el número de seguridad), eso sí, BBVA proporciona estas tarjetas únicamente si eres cliente de la institución.

En tal caso, la pides online… y listo.

Pero debes tener en cuenta que con esta tarjeta no podrás traspasar dinero a tu cuenta ni podrás usarla en los cajeros (tampoco en los de tu país). Para el funcionamiento, tienes que instalar una aplicación del banco, o recurrir a sus cajeros o página web para recargarla o consultar.

Por ahora, carece de un plan de descuentos en compras.

 

tarjetas monedero

 

2.3 Tarjeta monedero e-card de Openbank

Se trata de otra tarjeta virtual, ligada a un seguro totalmente gratuito (tanto para viajes como para medios de transporte). Si alguna vez habías pensado en hacerte uno, este es gratis.

La tarjeta en sí, no tiene gastos de emisión ni mantenimiento y su margen de carga va de 1 euro a 3.000.

Una pega es que no se puede usar para sacar dinero de los cajeros. Tampoco tiene un plan de descuentos sobre cadenas o marcas.

Para recargarla hay que recurrir a los servicios del banco: la web de Openbank o en los cajeros de la red Santander.

 

2.4 Tarjeta 123 MiniPrepago Santander

Si tienes hijos y tienes una cuenta 123 en el Banco Santander, esta puede ser tu mejor opción. ¿Estás cansado de los gastos extras de la tarjeta de crédito de tu hijo adolescente?

¿Cada fin de mes te agarras la cabeza porque no entiendes cómo tu hijo puede gastar tanto dinero en vestimenta, cuando siempre lleva puesto lo mismo?

Acaba con tamaña trágica desdicha y sácale ya mismo esta tarjeta, porque de esta manera tú decides cuánto puede gastar por mes. Es algo bastante recomendable en lo que viene siendo el proceso de educar a un hijo, Santander te permite hacerlo con un rango entre 6 y 900 euros.

¿Se ha quedado sin saldo? No te preocupes, podrás recargarla en los cajeros del banco, utilizando tu tarjeta de débito o crédito, cualquier sucursal del banco o desde la App móvil del Santander.

 

2.5 Tarjeta Monedero e-cash Santander

Con esta tarjeta, no tendrás que abonar costes de emisión ni de mantenimiento, durante el primer año. A partir del segundo año, tienes que realizar al menos 3 compras al año para no tener que hacer frente al coste fijo de 9 euros por mantenimiento.

El mínimo de recarga en la tarjeta es de seis euros y el máximo, de 1.650 euros, y podrás recargar saldo rápidamente en cualquiera de los cajeros de la red de Santander, la App móvil del banco o en cualquiera de sus oficinas.

Es una tarjeta diseñada para hacer compras online de forma segura.

tarjeta monedero gratis

 

3. Tarjetas monedero de pago: ¿merecen la pena?

Si el cuerpo te está pidiendo ponerte a pagar comisiones, existen tarjetas monedero con las que satisfacer esa necesidad.

Son tarjetas que cuentan con servicios bancarios que pueden serte necesarios en tu vida personal o laboral.

Estas tarjetas tienen las ventajas de ser un producto «ligero» pero vienen preparadas para dar un servicio financiero más completo.

 

3.1 Tarjeta Viabuy MasterCard

La Tarjeta Viabuy MasterCard es aceptada tanto en comercios físicos como en tiendas online, pero deberás, abonar un coste por emisión de 69,90 euros además de una cuota anual de 19,90 euros.

Ligar tu destino a esta tarjeta es, por contrato (de permanencia), un asunto de mínimo de tres años con renovación automática, así que habrás de estar muy atento para saber si te interesa…

La ventaja de este producto (cuya carga mínima son 90 euros) es que dispondrás de un IBAN, que es como un número de matrícula de tu cuenta dentro del sistema bancario.

Al ser de débito, no necesitas presentar una nómina o historial de crédito.

Tiene, como puedes ver, un perfil de cliente medio-alto, como para quien pueda necesitar durante algún tiempo una cuenta alternativa en la que recibir ingresos.

 

3.2 Tarjeta monedero Banco Sabadell

Esta alternativa que ofrece el Banco Sabadell no tiene coste de emisión, pero te cobran 10 euros por personalizar tu tarjeta. Así que lúcete a la hora de elegir el modelito.

El primer año no te cobran el gasto anual aunque sí deberá abonar 12,02 euros por la renovación y la recarga mínima es de 15 euros y el máximo de 600 euros.

Para solicitarla, debes abrirte una cuenta en dicho banco. Resulta el modelo habitual de la banca tradicional. Aunque muchas entidades ya se han lanzado a proporcionar tarjetas prepago de débito gratuitas.

Dentro del modelo de bancos ordinarios, esta tarjeta del Sabadell es la más «normal» de todas. Con un coste anual no demasiado elevado y uno de emisión «disimulado» en el diseño personalizado.

 

3.3 Tarjeta monedero Unicaja

Hay veces que los productos financieros parecen pensados por un gato jugando con el material de costura de una abuela, en este caso, porque te cobran 1,20 euros por cada recarga.

Es, además, una tarjeta preparada para quienes ya tienen una cuenta en Unicaja (porque no cobran emisión si tienes más productos contratados con la entidad).

Parece un producto de los muchos que se encuentran en el mercado financiero que simplemente son una forma de exprimir más a sus propios clientes, con la esperanza de que, por desinformación o hábito, los clientes «de toda la vida» no acudan a conocer lo que ofrece la competencia, les proponen un nuevo producto o servicio pésimo para sus intereses.

Es una práctica que no es difícil encontrar en el sector bancario tradicional: ir cargando a los clientes con nuevos productos y comisiones como a un árbol de Navidad al que se le añade un adorno cada año.

Por la sencilla razón de que, como hablamos de «dinero», solamos preferir lo malo conocido a lo bueno por conocer.

En definitiva: por desinformación.

tarjetas monedero gratuitas

 

4. Conclusiones: las tarjetas monedero tienen su utilidad

Como todo en la vida, las tarjetas monedero sirven para facilitarte la vida para según qué cosas, si estás pensando en hacerte con una para, a través de ella, empezar a controlar mejor tus gastos o los de una persona a tu cargo, tienes opciones gratuitas que te pueden resultar de interés.

Cuando se estudia el mercado, uno se da cuenta de que lo conveniente no es siempre «lo de siempre» o lo que nos ofrezca quien ya nos cobra por alguna cosa más… El mundo de los servicios bancarios es un mundo de competencia, aunque algunas entidades sigan destilando un aroma caciquil «de toda la vida».

Informarse sobre las condiciones que nos ofrece la competencia no es faltar al respeto a quien guarda (y se hace rico con) nuestro dinero, por eso, si empiezas a despertar del ensueño corporativo de la gran banca, el mundo de las tarjetas de débito te va a servir para espabilar.

Son productos que pueden estar diseñados para ser simples y sencillos. Los hay gratuitos y que no te vinculan a nada. Con la seguridad de que nunca va a pasar nada que ocasiones una mella grande en tus ahorros.

Es decir: si andas buscando un patinete eléctrico con el que varear ágil las callejuelas, aléjate de los concesionarios que ofrecen todo-terrenos.

Una tarjeta monedero puede ser sencilla, sin vinculaciones a servicios extra; ha de permitirte tener todo bajo control y, por supuesto, su uso no puede conllevar sorpresas llamadas comisiones.

Por tanto, si estás pensando en que te vendría bien hacerte con una de esas… con la información que te hemos proporcionado habrás avanzado bastante en tu búsqueda.

Y, por supuesto, puedes compartir tu experiencia con este tipo de tarjetas en los comentarios...

Promoción tarjeta VISA Bnext + 5 euros gratis