Las 9 Mejores Tarjetas para Comprar por Internet

por Fede Espinosa

Pagar por internet es algo tan habitual que a veces olvidamos que existen diferentes maneras de plantear este tipo de transacciones.

No: el efectivo no va a ser una de esas alternativas, ni el pago en especie, ni los cromos de la Liga, por ello aquí te vamos a mostrarlas mejores tarjetas para comprar por internet.

Lo que queremos decir es que el mercado financiero se encuentra tan desarrollado que cuenta con una amplia oferta de productos, en este caso tarjetas, par que elijas la que más te conviene, y es tu perfil es lo que tiene que determinar qué tarjeta elegir, no al contrario.

Ya no hay que asumir comisiones por servicios que no vamos a usar o contratar cláusulas que están redactadas para que nadie las entienda. Hoy en día, pagar por internet con una tarjeta que tengamos totalmente bajo nuestro control es, no solo posible, sino fácil y seguro.

Organizar nuestra vida financiera con transparencia y controlar los gastos que hacemos con claridad es muy sencillo si tenemos el producto adecuado.

CONSEGUIR VISA BNEXT + 5 EUROS GRATIS

Y sobre todo, a la hora de navegar por internet, si entra en juego el dinero, la seguridad es lo más importante.

Hoy en ahorro.net te ofrecemos la información que pudiera hacerte falta para convencerte de la conveniencia de hacerte con alguna de estas tarjetas, centrándonos principalmente en las tarjetas recargables para comprar por internet.

Ventajas de las tarjetas para comprar por internet

Cuando hablamos de tarjetas recargables para comprar por internet parece que, de entrada, estuviéramos hablando de un producto «menor» respecto a sus hermanas mayores, las tarjetas de crédito.

Pero para nada es así: Son instrumentos diferentes con finalidades diferente y, para lo que nos ocupa, hay varias características que hacen de las tarjetas recargables una herramienta óptima para pagar por internet. Aquí te las contamos.

Uso extendido: para todos y para todo

A la hora de pagar con una tarjeta recargable, no hace falta ningún tipo de entidad apoyando crediticiamente al comprador, por lo que el pago es automático y está garantizado por el propio usuario de la tarjeta.

No tienen trampa ni cartón. Por esto existen tarjetas recargables tanto de Visa como de MasterCard, las dos principales empresas emisoras de tarjetas.

Además, cualquier persona puede hacerse con una de ellas, ya que para obtenerla no es necesario tener un buen historial de crédito valorado positivamente por un banco, como sí puede ocurrir con las de crédito.

Si tienes una tarjeta recargable, quiere decir que puedes realizar tus compras. Y esto es aceptado en todo el universo de internet.

Te ayudan a controlar tus gastos

Cuando te organizas con una tarjeta recargable para comprar por internet estás llevando a la práctica, aunque sea inconscientemente, un presupuesto. Un comprador ordenado, como los que siguen nuestros consejos para ahorrar, sabe que la mejor manera de planificar los gastos es dedicando y controlando partidas a cada apunte de sus finanzas personales.

Si organizas todos tus gastos online en una tarjeta prepago ad hoc, aunque estas compras sean sencillamente los «caprichines» que te permites cada mes en páginas parecidas a Aliexpress o lo que sea, estarás organizando bien tus finanzas.

Y para una organización máxima de tus finanzas, descubre las mejores aplicaciones para ahorrar.

CONSEGUIR VISA BNEXT + 5 EUROS GRATIS

Seguridad máxima para comprar por internet

Con una tarjeta recargable para comprar por internet como alguna de las que te presentamos, puedes controlar en todo momento cuánto dinero sale de tu cuenta.

Al poder activar un aviso e incluso una confirmación a través de tu móvil para cualquier movimiento, se redobla la seguridad de un número pin, pues sólo tú podrás autorizar esa transacción.

Además, las mejores tarjetas recargables para comprar por internet se pueden, sencillamente, desactivar desde tu móvil. Si por lo que fuera extraviaras o te fuera sustraída la tarjeta, con la app asociada a ella puedes «apagarla» para que no quepa realizar con ella ninguna acción.

Las tarjetas recargables ofrecen las mismas protecciones contra robos y pérdidas que una tarjeta de crédito. No es necesario que te preocupes por el fraude de tarjetas o el robo de identidad, ya que no están vinculadas a tu cuenta bancaria como lo está una de crédito, que te puede generar a fin de mes un sorpresón.

Y para ir sobre seguro, en este artículo te damos las claves para descubrir cuándo es segura una página para comprar.

tarjetas para comprar en internet

Tarjetas gratuitas o con ventajas

Como consumidores, debemos elegir el producto que más se adapte a nuestras necesidades. Lo bueno de que haya muchas tarjetas recargables para comprar por internet, es que podremos quedarnos con la que más nos convenga.

Eso es lo primero que hay que tener en cuenta: que vivimos en sistemas de mercado pletórico, por lo que no hay que adaptarse a lo que tal o cual banco nos ofrece sino que son las entidades las que tienen que evolucionar y adaptarse a los nuevos modos de consumo.

Será tu perfil de usuario lo que marque qué tarjeta recargable para comprar por internet es la mejor para ti. Pero dado que existen tarjetas gratuitas, si el producto que te ofrecen no lo es, tendrás que saber qué extras respecto a las gratuitas te está aportando tu banco… y si esto te interesa.

Es decir: si tu banco te ofrece una de estas tarjetas y viene asociada a unos descuentos en el supermercado donde haces siempre la compra mensual, haciendo las sumas y las restas sabrás si te conviene o no.

Pero de entrada, el mercado ofrece tarjetas gratuitas muy funcionales. Si la tarjeta que te ofrece tu banco es de pago pero viene asociada a otros servicios que contratar con la misma entidad, de nuevo: haz las sumas y las restas antes de contratar otro servicio más con el banco de siempre.

Los neobancos: Bnext, Revolut y N26

El avance de la tecnología tiene su parte más visible en la estética, en las pantallas táctiles, en las interfaces de usuario hipnóticas, en la integración multimedia…

Pero a ti lo que te interesa es que esas nuevas tecnologías se usen para darte un producto útil, adaptado, transparente y eficaz.

Es en los servicios financieros de estas empresas, los llamados neobancos, donde vemos los productos más sencillos y flexibles que mejor aprovechan las posibilidades de adaptarse a un público con necesidades nuevas: nos referiremos a 3 de las tarjetas más conocidas: Bnext, Revolut y N26.

Además, también son las 3 mejores tarjetas para viajar en 2020.

Bnexttarjetas para comprar por internet

Con Bnext tenemos una tarjeta de débito prepago Visa y a la hora de realizar compras por internet, es sin duda la mejor opción, ya que el hecho de que sea una tarjeta recargable y que no necesites una cuenta corriente asociada, hace que la seguridad sea máxima en tus compras online.

Vas a poder gestionarla totalmente a través de la app en tu móvil, sabiendo en cada momento lo que compras, a la vez que conoces tus patrones de gasto de forma muy sencilla.

En la cuenta de Bnext no hay descubiertos, es decir, solo puedes gastarte el dinero que ya tengas en la tarjeta, no te va a dejar nunca en números rojos.

La tarjeta es totalmente gratuita y en un plazo de 48 horas la recibirás en tu casa sin gastos de envío, puedes pedirla con tu teléfono y solo necesitas 5 minutos, un selfie y una foto del DNI. Además si la solicitas desde este enlace, consigues 5 euros de regalo.

Cuenta con un límite de 2.500 euros diarios para hacer compras, y un punto a favor muy interesante, son los descuentos que tiene cuando compras en algunas empresas.

Vas a conseguir el doble de puntos con el sistema de recompensas en tus compras en Netflix, Cabify, Spotify, PlayStation, Ticketmaster y mucho más… Con Bnext, consigues 10 puntos por cada euro gastado en tus compras. Si estas son en comercios asociados como los que te comentamos, la cantidad de puntos se duplica. Esos puntos se transforman en dinero cuando los cambias por descuentos en compras que has hecho.

Y por supuesto no tiene coste de mantenimiento y puedes darte de baja cuando quieras de forma gratuita.

Como ves todo lo que te ofrece Bnext es totalmente gratis, sin letra pequeña, pero lo más interesante es la comodidad y seguridad para las compras online. Además, con la cuenta Bnext Premium puedes tener hasta 3 tarjetas virtuales.

Basta con recargar la tarjeta de forma instantánea desde tu smartphone antes de comprar. De esta forma, si intentan robarte, nunca podrán acceder a los ahorros de tu cuenta corriente. Además, si la pierdes o tienes alguna sospecha de fraude, siempre puedes bloquear y desbloquear la tarjeta desde tu app.

En este artículo te cuento mi opinión de la tarjeta Bnext después de usarla en 2019.

CONSEGUIR VISA BNEXT + 5 EUROS GRATIS

Revoluttarjetas recargables para comprar por internet

Revolut cuenta con una tarjeta de débito prepago MasterCard, que ha de estar vinculada a una cuenta corriente. Conseguir la tarjeta es muy simple y, en un plazo de alrededor de 9 días, la puedes recibir en tu domicilio, por solo 6 euros.

Se trata de un banco con sede en Reino Unido, por lo que te proporcionarán un IBAN de ese país, aunque al ser una compañía británica, una de las pocas pegas que puede tener, es que su soporte está en inglés.

Al igual que la de Bnext, esta también es una tarjeta de prepago que vas a poder recargar con tu teléfono al instante para utilizarla en tus compras online de forma segura. A través de su app vas a poder controlar los gastos de tus compras y también tendrás la opción de bloquearla cuando quieras.

Por otra parte, Revolut también tiene la opción de que dispongas de una tarjeta virtual por 6 euros también, que es bastante interesante para realizar compras online.

Con todo, la tarjeta de Revolut es una opción muy interesante para comprar por internet, tanto en su versión física como virtual, es muy segura y fácil de gestionar.

Como ventaja adicional te permite realizar transferencias nacionales e internacionales de forma gratuita.

N26tarjeta para comprar por internet

N26 cuenta con una tarjeta de débito MasterCard, pero a diferencia de los dos anteriores, no se trata de una tarjeta prepago, es simplemente una tarjeta de débito asociada a una cuenta bancaria, y en este caso te proporcionarán un IBAN español. A pesar de ser un banco alemán, su soporte si que está en español, por lo que si no se te dan muy bien los idiomas, con N26 no vas a tener ningún problema.

En este caso no vamos a poder recargar la tarjeta al instante, sino que hay que hacerlo mediante una transferencia, y al tratarse de una cuenta alemana, va a tardar un poco más en llegar.

Es interesante para las compras online, porque vas a tener un control total sobre tus gastos a través de la app para el móvil, y además también vas a poder gestionarla con el ordenador.

Puedes establecer límites en tus gastos mensuales para llevar un control sobre lo que consumes: Tienes un límite para hacer compras con la tarjeta de hasta un máximo de 5.000 euros diarios y 20.000 mensuales, por lo que la vas a poder utilizar para hacer grandes compras.

En general la cuenta de N26 tiene unas condiciones muy interesantes, pero lo que realmente buscamos es una tarjeta recargable para comprar por internet.

Y si no está asociada a una cuenta corriente, pues mejor que mejor.

Comparativa: Bnext, Revolut y N26

Las tres son tarjetas que puedes controlar desde una aplicación en tu móvil en la que se va registrando cada uno de los gastos que haces, con lo que la tranquilidad que te dan es total.

tarjetas para pagar por internet
Con estas tarjetas, cualquier movimiento extraño que llegara a producirse te sería avisado al instante, por lo que te percatarías de inmediato.

La elección de una tarjeta prepago es la que más seguridad ofrece, puesto que puedes recargarla instantáneamente desde tu móvil para hacer tus compras online. En este caso Bnext y Revolut te ofrecen este tipo de tarjetas recargables para comprar por internet.

Aquí una tabla comparativa de las tarjetas en su versión gratuita.

comprar tarjetas

Consigue Bnext

Consigue Revolut

Consigue N26

 

Para un usuario normal, que tiene su cuenta en euros (o su moneda local), a la hora de pagar en otra moneda lo importante es la tasa de cambio que se le aplique. Por eso la diferencia entre Visa (Bnext) y las MasterCard (las otras) hace que Bnext sea algo más atractiva que las otras para pagar por internet cuando este tipo de transacciones involucren un cambio de moneda.

Cuando una página web te ofrezca pagar en diferentes monedas, serán ellos los que te hagan el cálculo del cambio, así que revisa, porque es posible que sea más barato para ti, si tienes una de estas tarjetas con un tipo de cambio mínimo, pagarles en su moneda.

Aquí otra tabla comparativa con información adicional.

tarjeta para pagar por internet

Consigue Bnext

Consigue Revolut

Consigue N26

 

Una ventaja que presenta Bnext respecto a las otras dos tarjetas mencionadas es que no está ligada a ninguna cuenta bancaria, eso, a la hora de navegar por internet, da todavía más seguridad de que no ocurrirá nada desagradable.

Los miedos a dar datos bancarios son razonables, Internet es una jungla por descubrir todavía, por eso un producto financiero como Bnext, que te permite controlar al 100% tu actividad de compra-venta en tiempo real, resulta muy útil para comprar en las mejores tiendas de ropa online.

Bnext es una empresa española que se está desarrollando siguiendo un modelo de negocio que busca que puedas hacer con la tarjeta gratuita cuantas más operaciones mejor, esto incluye que tengan tratos con muchas marcas y compañías, que te aplican descuentos al pagar.

Si querías una herramienta de navegación transparente, sencilla y que puedas controlar perfectamente para tus compras en internet, Bnext va a ser lo mejor que vas a poder encontrar.

Y si estás pensando en hacer un viaje próximamente, aquí te contamos cuales son las mejores tarjetas para sacar dinero sin comisiones.

Otras tarjetas recargables para comprar por internet

Viabuy Mastercard Prepago

Empezamos por un dinosaurio: prepara 70 euros (casi) de coste de emisión y una cuota anual de unos 20. Tras tan pancho desembolso puedes elegir la tarjeta dorada o la negra. Tienen exactamente los mismos beneficios.

La obtendrás mediante una sencilla solicitud y nadie va a investigar tus antecedentes en el mundo del crédito. Te la mandan a casa y desde ese momento podrás utilizarla sin pagar ninguna comisión al operar en euros. Se recarga mediante transferencia bancaria. Estas transferencias las haces a tu propio número de IBAN, que te proporcionan.

Tarjeta prepago Open Young

Es una tarjeta diseñada para los hijos de los titulares de una cuenta en Openbank.

Es, ella misma, gratuita, por lo que si ya pagas por otros servicios del mismo banco, la puedes disfrutar sin coste extra.

Tiene un límite de recarga de 1.000 € y programas de fidelización, que siempre son interesantes, con hoteles, restaurantes y cines.

La recarga se hace mediante banca online o en las oficinas del banco.

Tarjeta Visa Flash

Si la solicitas online, es gratuita. Y eso se mantiene durante el primer año.

Acepta beneficiarios de la misma a partir de los 14 años y da acceso a los cajeros de Servired sin comisión.

A partir del primer año, la cuota de renovación es de 10 euros, que es, por cierto, el importe de la recarga mínima (la máxima son 1.500 euros).

Tarjeta Antes del BBVA

Como en otros casos, es una tarjeta prepago que puedes utilizar para tus compras por internet que está pensada para clientes del banco. Es gratuita, pero tienes que ser cliente.

Las recargas van desde 6 hasta 3.000 euros y, como no podía ser de otra forma, podrás retirar dinero de todos los cajeros de este banco.

Viene asociada a dos seguros, lo que no debería extrañarte porque este tipo de tarjetas son un producto con el que los bancos quieren aumentar la cartera de servicios que da a sus clientes.

Por tanto tendrás que ver si esos servicios son de tu interés, porque una máxima del ahorro es la de no contratar lo que no necesitas (ni siquiera si se trata de algo gratuito).

Tarjeta Pulsera Prepago Smart Premium de Santander

Es una tarjeta que puede obtener cualquier persona menor de 31 años, aunque tienes que demostrar ingresos.

Es una tarjeta recargable muy útil para comprar por internet porque no está vinculada a ninguna cuenta bancaria. Para recargarla, puedes usar los cajeros del Banco Santander para ingresar hasta 900 euros.

Tiene un coste de emisión de 10 euros, pero no así de mantenimiento.

Tarjeta Prepago Visa Moneytoway

Sin costes de emisión ni mantenimiento ni renovación, como debe ser. Pero con un límite: 2.500 euros al año de movimiento. Con estos límites, lo que buscan las entidades es incitarte a que contrates otro servicio más adelante que te permita superarlos.

Se recarga en los cajeros de CaixaBank o en la web de MoneytoPay y, ¡atención!, al contratarla te llevas contigo una estupenda comisión por desuso de 10 euros si pasas 12 meses sin hacer un gasto con la tarjeta.

Por tanto debes tener claro que vas a organizar tu economía en torno a ella, o simplemente se convertirá en una cuota anual no por olvidada menos absurda.

Ventajas e inconvenientes de comprar por internet

Lo primero que hay que asumir es que todo tiene ventajas e inconvenientes.

El contacto físico permite ganar en confianza, interactuar con quien va a venderte algo, e incluso regatear, dependiendo de donde te encuentres. Los humanos somos seres rutinarios, de costumbres, por lo que es normal que algo completamente nuevo y desapegado de las tradiciones nos despierte desconfianza.

En este artículo te ayudamos a identificar si una página es segura para comprar por internet.

De ahí que no te extrañe que «dar el número de la cuenta por ahí» (internet) no sea algo que apetezca hacer de cualquier manera…Afortunadamente, a esta realidad creciente del consumo online le acompañan un número cada día mayor de servicios financieros que se adaptan a los gustos y necesidades de la clientela.

Del mismo modo que no se usa el mismo medio de transporte para ir por autopista que por camino de montaña, tampoco tenemos que sentirnos inseguros cuando compremos en internet.

¿Las ventajas del comercio online?

  • En internet tenemos un catálogo mundial para elegir nuestras compras.
  • Podemos acceder a tiendas que no hay en nuestra localidad.
  • Las páginas suelen cuidar el diseño, es agradable navegar por ellas.
  • Es fácil relacionar productos, ver sugerencias, seguir tendencias.

Lo mejor será hallar una buena combinación de ambas formas de consumir, tomando lo que nos aporta más del comercio local con lo que nos permite de mejor manera internet.

Como te decíamos, el comercio cara a cara tiene siglos de historia y ya te sabes todos los trucos para que no te den gato persa por liebre, con lo que vayamos ya a conocer qué hay en el ágora de internet para nosotros, qué nos interesa y cómo conseguirlo, con toda confianza, controlando en todo momento qué datos aportamos y qué acceso tienen los demás a nuestro dinero.

tarjeta compras internet

Conclusiones

En resumen, los requisitos principales que buscamos en una tarjeta para comprar por internet son como mínimo dos:

  • Que sea una tarjeta recargable.
  • Y que sea gratis, sin coste de apertura, ni de mantenimiento ni de nada de nada.

Los bancos tradicionales también están ofertando entre sus productos tarjetas prepago, pero la mayoría sin llegar todavía a las ventajas que te ofrecen estos neobancos.

Normalmente para solicitar una de estas tarjetas, tienes que tener una cuenta bancaria con la entidad, por lo que puedes preguntar por las condiciones en tu banco y compararla con las tarjetas de las que hemos hablado aquí.

¿Qué tipo de tarjeta para comprar por internet utilizas?

¡Cuéntanos tu experiencia con alguna de estas tarjetas para comprar por internet!

CONSEGUIR VISA BNEXT + 5 EUROS GRATIS

No votes yet.
Please wait...

Puede que también te interese...

Deja un comentario