Las 5 mejores tarjetas prepago para comprar por Internet

Tarjetas Prepago para Compras por Internet

Hacer compras o contratar todo tipo de servicios desde la red, forma parte de nuestro ADN como consumidores desde hace años. Y las tarjetas prepago para comprar por Internet forman parte de nuestra rutina diaria para hacer regalos, permitirnos algún que otro capricho o pasar por el supermercado online.

Esta forma de comprar nos resulta cómoda y a la hora de abonar ese capricho que nos merecemos, preferimos confiar en este tipo de tarjetas por su seguridad.

Imagina que por fin han rebajado ese portátil con el que sueñas, y además te hace falta. Dispones de poco tiempo, pero sabes el que te gusta y sus características. Has ahorrado y el dinero está preparado en tu tarjeta prepago para comprarlo por Internet.

Al recargar justo esa cantidad, te sientes tranquilo al pulsar ‘confirmar compra’. Es la ventaja de este tipo de solución, gastas lo que quieres. No existe preocupación por si alguien se hiciera con tus datos personales porque, una vez hecha la compra, tú ya la has vaciado.

A continuación, te vamos a mostrar un listado con las 5 mejores tarjetas prepago para tus compras por Internet, a ver si arrojamos algo de luz y te quedas con la mejor para ti.

1 – Bnext

Bnext es una de las tarjetas prepago favoritas para compras online por varias razones, sobre todo porque es muy fácil de usar desde su app con una interfaz que te muestra con claridad los movimientos que realizas.

Esta tarjeta está enfocada a quien desea ahorrar. ¿A quién no le gusta llevarse una sorpresa al mirar su cuenta? No todo van a ser gastos. Bnext es sinónimo de buenas noticias y no cobra comisiones, es más, te las devuelve.

Un ejemplo, normalmente pagamos en euros, ¿pero y si has visto un vestido en dólares que te ha enamorado? Al ser una tarjeta prepago VISA, ese dinero extra que te han cobrado volverá a tus manos.

Bnext destaca entre otras tarjetas porque:

  1. Es fácil de conseguir.
  2. Su app es sencilla y con una interfaz atractiva.
  3. Las comisiones son invisibles.
  4. Es segura.

Danos tu número de teléfono y enviaremos un SMS con el enlace de la app.

Consigue tu Cuenta Premium Bnext

+34

Ha ocurrido un error. Por favor inténtalo pasados unos minutos o escríbenos en el chat.

¡SMS enviado! Descarga la app desde el enlace que te hemos enviado.

Estamos enviando tu solicitud...

2 – Twyp de ING

ING fue uno de los primeros bancos online en aterrizar en España. Una prueba de que apostaban por lo que en 2020 nos parece natural: gestionar nuestro dinero a través de Internet.

Su tarjeta prepago Twyp se puede usar una vez instalas la aplicación en tu teléfono móvil. También desde ella puedes realizar las recargas.

Esta tarjeta virtual es el resultado de un banco que escucha al cliente actual que prefiere productos financieros versátiles y flexibles que se puedan usar en nuestras compras online con plena seguridad.

A partir de los 14 años puedes utilizarla y así aprender a gestionar el dinero que te den tus padres o ahorres al cabo del mes.

No es necesario ser cliente de esta entidad bancaria para poder usarla, en resumen es un producto sencillo y sin complicaciones.

3 – Boon

La tarjeta prepago virtual Boon es Mastercard, puedes pagar con tu dispositivo inteligente, dondequiera que acepten el pago sin contacto.

Desbloquea tu teléfono móvil, sujétalo un momento frente al terminal y listo. Funciona incluso sin conexión a Internet. 

Boon es una empresa alemana. ¿Qué importancia tiene el hecho de que sea alemana? Las promociones y los  descuentos están ligados con las costumbres y gustos del país. Pero Adidas es una marca alemana, y pertenece al grupo de empresas en las que ofrecen descuentos de lo más interesantes.

Todo lo que pasa en tu cuenta Boon. lo puedes ver en el historial de transacciones de tu app. También puedes obtener los extractos de cuenta mensuales. Y, si lo deseas, una notificación te mostrará al momento los pagos. La información es poder.

Tanto la recarga mensual como el gasto debe ser de un mínimo de 250 euros.

Puedes recargar en Boon mediante tarjeta de crédito o transferencia bancaria, sin importar cuál sea tu banco. 

4 – Cybertarjeta de CaixaBank

Para conseguir esta tarjeta prepago para comprar por Internet es necesario que seas mayor de edad y que tengas acceso a Banca Digital CaixaBankNow o bien una tarjeta de crédito o de débito convencional.

No tiene cuota de alta, pero la comisión por cada recarga será del 1% de la cantidad recargada (coste mínimo por recarga 1€) que harás a través del servicio online Línea Abierta de La Caixa, de un cajero o de cualquier oficina del banco.

Puedes contratarla aunque no seas cliente de esta entidad bancaria y eso es un punto a su favor. Tampoco es necesario dar ningún dato personal por lo que tu tarjeta será anónima.

Como la seguridad sabemos que te preocupa, destacamos que la Cybertarjeta de Caixabank cuenta con la cobertura del servicio CaixaBank Protect, con el que estás protegido de los usos fraudulentos que se puedan realizar con ella en caso de que roben tus datos y realicen compras con ellos.

Pero hay un detalle (por eso debes leer la letra pequeña): además de cobrarte un 1% de cada recarga (siendo 1 euro el mínimo) como ya vimos antes, también deberás pagar 10 euros por recuperación de saldo, 10 euros por gestión de saldo anuales y 10 euros por inoperancia (también en un año). 

Un asunto delicado si te olvidas de vaciar la tarjeta porque puedes terminar con un descubierto. Vamos, que puedes acabar debiendo dinero en vez de ahorrarlo que es el fin que buscas cuando necesitas una tarjeta de estas características.

5 – Tarjeta e-Cash Banco Santander

La tarjeta E-Cash es gratuita el primer año. En caso de que realices un mínimo de tres compras anuales, no tendrás ninguna comisión de mantenimiento de la tarjeta. En caso contrario, la comisión de mantenimiento será de 9 euros.

Para dar el primer paso y hacerte con esta tarjeta debes cumplir un requisito: tener cumplidos los 18 años.

Sin cuota de emisión ni de renovación, el importe mínimo de la recarga es de 6 euros y el máximo de 1.650 euros. La podrás recargar a través de cajeros, oficias , teléfono, Internet y su aplicación.

En cuanto al tema de la seguridad, en este caso, esta tarjeta prepago para comprar por Internet cuenta con un seguro de accidentes incluido. El valor es de 120.000 euros. 

Pero el seguro que nos parece interesante es el Servicio de Comercio Electrónico Seguro (CES) para autorizar tus compras online a través de un código que te envían al teléfono móvil que tengas asociado a la tarjeta.

Conclusiones

La banca tradicional sigue apostando por productos que se alejan de la flexibilidad que ofrecen las tarjetas prepago para comprar a través de Internet. Y esto es solo un ejemplo.

Las compras online necesitamos que sean rápidas, cómodas y, sobre todo, seguras y si echamos un vistazo a las tarjetas prepago que hemos visto, ese aspecto resulta fundamental en todas.

Por otro lado, ahorrar es nuestro objetivo y Bnext destaca en ese ámbito por encima de las demás al no cobrar comisiones.

Al final, tú decides qué tarjeta es la que se ajusta a tus necesidades. Igual tienes gastos fijos aunque no sean elevados como pagar la cuota de una ONG en la que colaboras o el gimnasio. Y estás atento a tu tarjeta monedero y a su carga.

Tú tienes la última palabra. ¿Qué tarjeta prepago sueles utilizar en tus compras a través de Internet?

Dejar un comentario