6 Trucos para Viajar Barato, Ahorrar y Gozar: tan fácil como estos pasos de bebé

0 comentarios

Lo último de lo último

A todos nos gusta viajar, y sobre todo nos gusta viajar barato, y si puede ser gratis mejor.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS

Viajar nos hace sentir como nuevos. Como si volviéramos a ser niños.

Pero nadie recuerda que de niños se nos quedara sin saldo la cuenta.

O que nos apremiara el tiempo. Más bien al contrario. Los viajes, como la infancia, parecen capaces de generar por ellos mismo un valor irreversible.

Las actrices de éxito dedican su tiempo libre a la manicura y la pelu y tú te haces un moño y viajas.

Y así cada cual se realiza como cosa humana en la viña del señor.

Viajar nos gusta porque es una experiencia enriquecedora. Es una forma de crecer, no un modo de desgaste, de perder fuelle o mellar la autonomía.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS

Por eso, si te interesan formas de viajar auténticas, los consejos que debes seguir son los que te lleven a un turismo enriquecedor. Que te haga ver el mundo con los ojos de un niño.

De un niño grande, con edad y altura mínima para acceder a todos los espacios que gustes.

Pues no puede ser que la experiencia de tu viaje esté llena de preocupaciones, ajetreos o limitaciones de horario o de dinero.

Viajar no es una cuestión aburrida de cálculo, sino de saber sentirse espléndido.

Para ello hace falta empezar con los babysteps de la preparación de un viaje barato. Y llevarlo a cabo.  

Si todavía no las conoces, empieza por hacerte alguna de las mejores tarjetas para viajar, con las que ahorrar en comisiones.

Lo primero de todo: la planificación de un viaje barato

INFOGRAFIA PLANNING VIAJE

Nunca es tarde para empezar a preparar un viaje.

Tampoco es demasiado pronto. En este mismo momento, hay decenas de de vuelos a precio amigo esperando por tu indecisión para esfumarse.

Aunque parezca crazy decirlo, el avión es el medio de comunicación más barato.

Si lo coges con tiempo, el aeroplano resulta la manera de recorrer kilómetros más económica. Va rápido, sin obstáculos, en línea recta.

Si tu viaje va a recorrer espacios amplios, no será solo tiempo lo que ahorras.

Además, aunque  vayas a la provincia de al lado en bicicleta necesitas postear la típica foto del ala del avión desde tu asiento de ventanilla (si no te tocaba, lo pides prestado).

El aeroplano deja atrás en velocidad pero también en términos económicos a cualquier otro medio.

Mediante el uso de buscadores (Google Flights, eDreams o skyscanner, por ejemplo), es muy probable que encuentres algún vuelo cuyo precio te de la risa.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS

viajar barato

Igual te cuesta más el ejemplar de El Jueves que te vas a leer en el trayecto… si es que te da tiempo.

La primera regla del club del viajero barato es no hablar de viajar barato: revisa esas ofertas.

Como si de otra compra cualquiera se tratara, revisa los precios que te ofrezcan los distintos tenderos. Nunca sabes cuál te va a proporcionar la mejor oferta.

A veces, incluso, merecerá la pena ir a la página web de la propia compañía.

Antes de que tus cookies estén listas par ser devoradas, habrás sacado del horno un buen vuelo en las fechas que a partir de ahora serán las más deseadas.

La planificación con antelación de un viaje tiene recompensa.

Si tienes flexibilidad en las fechas, tienes mucho (ahorro) hecho. Hoy puedes empezar a preparar una escapada a Londres con tu pareja.

Dejad que el todopoderoso dios Low Cost elija las fechas.  

Planifica también como vas a disponer de tu dinero, no te dejes en comisiones lo que te vas a ahorrar en el vuelo.

En el extranjero, te interesará conocer las tasas de cambio de la moneda local ( si es que te vas muuuy lejos) y también disponer de una tarjeta sin comisiones como la de Bnext, para que no te estafen con las comisiones.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS

 

Desplazamientos dentro de tu viaje: lo racional no es caro

Una vez te hayas puesto en marcha, tendrás que realizar algún desplazamiento en el transcurso de tu viaje.

La otra opción es quedarte quietín en el aeropuerto, que seguramente es bonito pero no para tanto.

A la hora de organizar esta parte, aquí entran en juego las variables geográficas de tu destino. Todo depende de si tu itinerario agrupa:

  • Regiones amplias y poco densas
  • Zonas con menor nivel de vida, donde puedes negociar porque a sus ojos eres Mr. Billonetis
  • Áreas metropolitanas interconectadas

Si estás a punto de visitar Argentina o Estados Unidos, por ejemplo, el avión va a ser tu mejor aliado.

Los desplazamientos en coche o autobús serían tan largos y tan costosos que no merecería la pena.

Siempre está la experiencia de una roadtrip llena de excitantes aventuras.

Pero para ello debes contar con mucho más tiempo del de un viaje ordinario.

Nada más increíble que un viaje largo que se convierte en una etapa de tu vida de varios meses, con paradas largas e incluso una sucesión de trabajos para financiarlo.

Si no es así, el modo aerotransportado será tú fiel aliado.

Si tu idea es abarcar puntos harto distantes en un mismo periodo de vacaciones, no encontrarás ningún medio mejor que el avión.

Para ahorrar mientras viajar, descubre las mejores tarjetas para sacar dinero en el extranjero sin comisiones.

Abróchense los cinturones y disfruten su lectura de Alberto Caeiro durante el trayecto.

Si se da el caso de que vas a viajar a Tailandia, India u Oriente Medio, descubre tu poder negociador.

En esos países, puedes conseguir que un taxi te cubra un trayecto de distancia media por, por ejemplo, 5 euros.
como viajar barato

Lo cual está muy bien, pero eso no significa haber agotado todas las posibilidades de ahorro que te ofrece el taxi en ciertos rincones del planeta.

Tal vez si te lo planteas puedes conseguir que ese mismo conductor, con su vehículo...

  • Sea tu guía durante todo el día por 20 euros.
  • Se comprometa a llevarte al día siguiente al aeropuerto por 5 euros más.
  • Cubra una larga distancia si a la tarifa que sea ofreces sumar a la llegada un lleno de depósito.

De esta manera, además, conseguirás tener lo más parecido a un intérprete, un DJ y un guía local de primera.

Con grado sumo de seguridad, pues tú serás su total protegido.

Si quieres, puedes cantarte una a lo Whitney Houston. A ella no le va a importar.

Cuando termines tu relación con tu nuevo amigo #habibi #myfriendmyfriend no dejes de ser algo más generoso al final para cubrir dietas, sobornos y donaciones que los suyos le hayan sugerido aportar…

Seguramente hagáis buenas migas.

Él estará encantado pues podrá hacer el día (si no la semana) con lo que tú le pagues.

Probablemente lo único que lamentará es que no seas un turista americano para haberte cobrado el doble o el triple más.

Si tu destino son áreas urbanas o metropolitanas, el camino del ahorro son dos vías de hierro paralelas.

Sea en tren o en metro, el transporte colectivo va a ser el vehículo de tus días de vacaciones.

Un buen repaso a la red de transporte público es parte de los preparativos de todo buen viaje.

Elige los monumentos o atractivos turísticos que quieras visitar.

Coteja los senderos de tu jornada ideal con las posibilidades del metro.

El resultado será un día eficientemente organizado. El metro tiene muchas ventajas para un turista:

  • Es muy seguro.
  • Suele conectar los sitios de interés.
  • Es barato.

El metro es el transporte habitual de los habitantes de cualquier ciudad que disponga de dicho medio.

Por ello es seguro. La vigilancia es extrema ya que nadie quiere un ambiente molesto en sus desplazamientos cotidianos.

Como es un transporte de masas, los lugares de interés turístico estarán siempre conectados a esa red.

Sería raro que algún monumento no tuviera una parada inmediatamente cerca. Lo normal será incluso que lo que quieras visitar le dé nombre a su parada.

Como el plan de tus vacaciones, no tiene pérdida.

Además, en lugares como Toulouse (su metro es automático), Almaty (eso está en Kazajistán), Moscú o Pyongyang, el propio metro es un hito turístico que no puedes perderte.

Muchas estaciones en Berlín son salas museísticas también. Para áreas metropolitanas (por ejemplo centro Europa, o cada vez más puntos conectados por una red de alta velocidad), el ferrocarril es la bala que debes disparar.

Un tren siempre tendrá tarifa turista asequible.

Las estaciones, además, son céntricas y muchas de ellas de interés arquitectónico. Y luego tienes la opción de dormir en él durante las noches…  

 

El ahorrador plus: hacer noche en el tren

como viajar muy barato

Cuando planees tu viaje, intenta ahorrar noches de hotel u hostal eligiendo horarios nocturnos de tren entre ciudad y ciudad.

De esta manera, aprovecharás en mayor grado más el tiempo del que dispones para el viaje. Y tus cuentas te lo agradecerán.

Obviamente este mecanismo puede usarse de una en una vez, y no consecutivamente, intercalado entre estancias en hoteles o casas en las que tengas acceso a un aseo con ducha.

Tú no quieres toparte con el amor de tu vida en un tren y llevar 3 días sin ducharte.

Cumplido dicho requisito, recuerda pensar en el tren como un espacio móvil para dormir y ahorrar.

Existe cierta erótica de lo ferroviario: un vagón es un espacio efusivamente poético: leer, escribir, pensar… se vuelven actividad mucho más profundas en una butaca de tren.

Dormir no, pero con esa noche de hotel que ahorras, además del tiempo que ganas, tu viaje mejorará.

Para no pecar de novato, saca el viajero pillo-viejo que todos debemos llevar dentro y prepara a conciencia tu noche en butaca turista.

¿Has visto esas almohadas cervicales tan horrendas que a veces llevan las personas de avanzada edad?

Tienen forma de «u» y son el hiato entre una mañana descansada y feliz y una molesta tortícolis.

Elévate #upgrade! a nivel viajero pillo-viejo «pro» con una mantita mediana con la que cubrir tu sueño de tren.

Rompe todos los moldes ante tus amigos llevando además alguno de tus almohadones más suaves y amorosos para cubrir tu ángel hinchable cervical.

Así queda, pues, tu plan para empezar el día de mañana:

  • Desinflar tu almohada cervical.
  • Doblar tu mantita de viaje.
  • Bajar del tren y tomar tu primer café en la ciudad en la que hoy te vas as a hospedar.

¿Tienes dudas? ¿No te atreves a que te fotografíen con tu almohada cervical y la baba asomando?

No te preocupes.

Hay una solución intermedia.

Si lo comparas con un billete normal, pillar una reserva de cama en un tren es algo más caro.

Pero si haces las cuentas respecto al ahorro que supone respecto a un hotel, es más barato.

Dormirás en horizontal al ritmo del chachachá ferroviario.

Estos contextos, además, suelen ser bastante amigables.

Lo cual es muy de agradecer si viajas solo y tienes ganas de conocer gente, sobre todo personas locales.  

 

El supermercado y el negocio para locales, los super ahorros

Cuando viajamos, no solo buscamos  experimentar nuevos espacios y conocer nuevas gentes.

También hay una parte de turismo gastronómico, darle al paladar contacto con las recetas locales.

Esta es incluso la mejor parte de un viaje para muchos.

Pero comer puede volverse un cargo desmesuradamente alto en los presupuestos de nuestro viaje si decidimos darnos un lujo cada vez que el apetito llama.

#Stop #Desmesuring El común de nuestra alimentación durante las vacaciones puede saciarse con lo que adquiramos en un supermercado.

Con pan de molde y fiambre resultará que hemos cubierto el hambre con unos pocos euros.

Los supermercados son tremendamente baratos frente a los restaurantes y resultan extremadamente variados.

Pa’ quitar la gusa, basta. Luego ya degustas lo que sea.

Podemos comprar fruta por algo más de dinero.

Es un poco más cara, pero más sana.

Podemos ir comiendo las piezas a lo largo del día, combinándolas con otras cosas que ingiramos.

ahorrar viajando

Si ponemos nuestra contabilidad a régimen de esta manera, luego disfrutaremos más si nos apetece darnos algún lujo.

Pero en cualquier caso, hay que concienciarse de que comer no tiene por qué ser caro.

Si conocemos personas locales en los lugares en que visitamos, nos pueden recomendar algún comercio no demasiado turístico en el que nos sirvan comida preparada sin que eso nos cueste demasiado.

Podemos recurrir a aplicaciones como Trip Advisor, pero con cuidado porque se centran mucho en destacar aspectos prescindibles que encarecen el cubierto.

«Las cucharillas del guacamoling no eran de nácar auténtico.

¡Tenían incrustaciones de marfil asiático!, 1/5» -y así todo.

Siempre que tengamos acceso a una cocina, los gastos se reducirán.

Ya sea porque disponemos de un piso par adormir y para disfrutar de nuestros ratos de esparcimiento, ya sea porque estamos en un hostal con derecho a disfrute de cocina, ahorraremos mucho dinero.

Basta con ir al supermercado y comprar todo lo necesario. Estando de vacaciones, los desayunos se convierten en la mejor noticia del día.

Ya verás cómo disfrutas poniéndote hasta arriba de de cereales, fruta, tostadas con mantequilla…

También puedes lanzarte a los excesos que no te permitirías de diario y atiborrarte a bollería industrial.

Rápido, antes de que la prohíban. No falta mucho para que equiparemos un paquete de tabaco a una caja de donetes.  

Seguro que te interesa nuestro artículo de los supermercados más baratos de España.

 

Colchón de arena para un hotel con pleno de estrellas

Si viajas en verano, no dejes de valorar dormir en la playa.

Siempre y cuando no vaya a llover, pasar la noche de esta manera tiene ciertas ventajas.

  • No gastas noche de hotel.
  • Tienes ambientación relajante: el sonido del mar.
  • Dormir en la arena es muy cómodo.

Por la mañana tienes la orilla cerca para atreverte con el primer chapuzón y empezar el día cargado de energía.

Si tu destino no era costero, tu alternativa estará en la acampada libre (si es posible) o en un camping.

Con esto, ahorrarás algo de dinero pero también en comodidad.

Tienes que tener algo de espíritu aventurero campestre…

Encontrar atractiva la idea de hallar un ciervo husmeando por entre las cercanías aledañas...

Además, tanto la playa como los campings son adecuados sólo para viajeros que no tengan intención de trasnochar.

No vas a poder acostarte con la salida del sol si no tienes persianas para poder seguir durmiendo cuando este se levante un poco…

En las ciudades más grandes nos encontramos con lo más parecido a un camping urbano, los hostels.

Bastante baratos para pasar la noche, y además un punto de encuentro para reunirte con otras viajeros y compartir experiencias. 

Muchos de ellos disponen de una cocina compartida, por lo que la opción supermercado que te comentaba antes, cobraría mucha fuerza para seguir ahorrando.

Siempre tienes la opción de dormir por la cara haciendo couchsurfing.

¿Aún no sabes lo que es?, pues no te puedes perder nuestro artículo sobre Couchsurfing.

 

Solo o acompañado, viajar sacando partido garantiza un viaje bueno

Viajes solo o acompañado, reducir costes de tu viaje no tiene, por lo general, que empeorarlo.

Más bien todo lo contrario.

el viaje mas barato

Viajando en tren nocturno, ten seguro que conocerás nuevas gentes a las que de otra manera no habrías podido tener acceso.

Desde nocturnos dados a la conversación y a rostros perfilados para el recuerdo a la media luz.

Con la técnica de comprar en los supermercados, no dejarás de tener oportunidad de compartir y conocer lo que otros comen.

¿Qué mejor plan con tus amigos que tirar del bote para organizar un picnic en un parque?

Seguro que no os quedáis solos, y no solo por las palomas.

Viajar en metro te permite conocer cómo es el día a día de los hombres y mujeres que habitan las ciudades que visites.

Deja el taxi para esa experiencia que te espera de la mano de tu chófer para todo el día a través del desierto…

Viajar sacando partido suele ser mucho más original y creativo, como así serán las gentes que te encuentres. Lo racional… no es más caro.

BNEXT TE REGALA 10 EUROS