Todo lo que necesitas saber para Viajar con Perro

0 comentarios

Lo último de lo último

Cuando tenemos una mascota, se abren ante nosotros muchos mundos enteros de afecto y compañía.

Al llegar las vacaciones, eso sí, nos encontramos con que la extraordinaria vida que llevamos junto a nuestra mascota, a veces no cabe en los esquemas de algunas compañías de viaje u hoteleras.

Existen muchas opciones para decidir qué hacer con nuestra mascota en verano, cuando habitualmente queremos pasar unos días alejados de nuestros dominios cotidianos.

Dependiendo de tu momento personal o tus planes, puede que prefieras optar por una u otra.

Sobre todo, como para ti solo vale tomar la mejor decisión para tu mascota, es importante que te informes de todo el abanico de posibilidades que tienes para elegir. Se trata de un aspecto más a la hora de planificar un viaje.

Por ello, aquí te comentamos cómo y de qué manera puedes organizar tu tiempo libre cuando eres responsable de una mascota, aprovechando los servicios adaptados a perros que existen y que facilitan que tú y tu mascota disfrutéis, ambos, de unas buenas vacaciones.

Hoy os vamos a hablar de las opciones que existen y que documentación necesitas si te estás planteando viajar con perro en las vacaciones de verano.

 

1. Descansamos por separado en las mejores condiciones

Tener una mascota es, ante todo, una responsabilidad.

Quienes cuidamos de un perro u otro animal de compañía, lo sabemos.

Por eso, cuando planeamos nuestro tiempo de vacaciones, qué hacer con nuestro mejor amigo o nuestra mejor amiga es la primera de nuestras preocupaciones.

No podríamos disfrutar de ese tiempo de asueto sin tener la seguridad de que será un periodo de máximo bienestar para nuestra compañía canina.

Y como cada relación humano-perro es distinta y peculiar, existen diferentes opciones a la hora de afrontar un tiempo de descanso estival lejos del hogar de ambos.

 

 

 

1.1 ¡Bendita familia!

Si cada relación humano-perro es un mundo, la relación de este par con la familia en la que ambos crecen es un universo.

Por eso, la opción de dejar a tu mascota con tu familia durante las vacaciones es, de alguna manera, la mejor; de otra, la peor. Y ya sabes a qué nos estamos refiriendo…

Hay personas a las que por mucho que les gusten los animales, no están capacitadas para cuidarlos.

Nos referimos a que un animal doméstico depende de su cuidador y de que su cuidador sepa comunicarse con él.

viajar con perro

Tus familiares pueden adorar a tu perrita, pero tal vez no sean personas que sepan cómo organizar uno o varios días de compañía cotidiana con ella.

Nos referimos a esas personas que no tienen esa conexión con las mascotas que tú sí que puedes tener.

Personas que dicen eso de «yo es que pensé que...» en situaciones en las que no se trata de pensar, sino de sentir, de saber.

La familia puede ser un entorno armonioso, cálido y afable para un rato de tarde o de fin de semana todos juntos. Pero eso no convierte a nadie en el individuo empático y disciplinado al mismo tiempo a cargo de quien dejar tu mascota.

Si tus familiares, aquellos con quienes te planteas que tu perro pase las vacaciones, tienen más animales, tienes que haber comprobado que existen lazos de concordia entre ellos.

Si no es así, no hará falta que te digamos que lo descartes. Si no lo haces, pondrás en un compromiso al otro dueño, que seguramente no quiera tener jaleito en casa… y te dirá que no.

Si la persona con la que planeas dejar en vacaciones a tu mascota no tiene perros u otro animales a su cargo, plantéate hacer algún tipo de prueba antes.

Quien te ayude en este trance tiene que estar entusiasmado con la idea. No puedes poner esta responsabilidad sobre los hombros de quien no está preparado, pero tampoco de quién lo vea como una imposición doliente.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

 

1.2 Residencia para perros: todas las estrellas son pocas

Si, por el carácter de nuestra mascota (o por el nuestro, que suele ser peor), llegamos a la conclusión de que necesitamos un servicio más profesional, los hoteles son la solución.

Desde hace años, proliferan este tipo de negocios.

Se trata de residencias caninas temporales en la que se harán cargo de nuestra mascota durante el tiempo que requiramos.

Sin duda, es un servicio más completo y con instalaciones más lustrosas que las de los cuidadores, lo cual se refleja paralelamente en el precio que pagaremos.

Si nuestro perro o perra es muy sociable, estos establecimientos le supondrán una gozada porque suelen tener muy buenos espacios comunes para que los huéspedes socialicen en los ratos de recreo.

Estamos hablando de dar a nuestra mascota un servicio integral, profesionalizado y tan completo como quieras o puedas permitirte.

La oferta de hoteles para perros va en aumento y la competencia por ofrecer una mayor sofisticación no dejará de sorprenderte con novedades que ni siquiera imaginabas.

 

1.3 Los cuidados de una cuidadora: la mejor referencia

Aunque en España no es una práctica que tenga una gran demanda, el cuidado de perros es un trabajo cada vez con más y mejor oferta.

Hay algunas empresas (Holidog, Gudog) de internet que funcionan como plataformas para que estos cuidadores o estas cuidadoras se anuncien.

Algo así como paneles de anuncio para quienes se proponen hacerse cargo de nuestras mascotas durante las vacaciones.

Estas páginas web están muy bien cuidadas, y más les vale, pues intentan abrirse un hueco en un mercado en el que las referencias son muy importantes.

A ninguna persona le gustaría dejar a su perra o su perro al cuidado de un completo desconocido.

Siempre tendemos a guiarnos por referencias que nos aporten otros dueños.

Por ello, webs como la de Holidog funcionan con mucho mimo y disponen de mecanismos de control.

Si elijo para hablarte de Holidog es porque, como usuaria, es la página que he podido probar en numerosas ocasiones y dar mi más sincera opinión.

Cuando entramos en su pagina web, podemos observar como nos piden todos los datos de la estancia que vamos a necesitar para nuestra mascota: tipo (aceptan perros, gatos, conejos...), días de estancia, código postal (te proveen un servicio cercano)…

Con esa información, configuran unos resultados entre los posibles para ofrecerte las opciones que, calculan, mejor pueden convenirte.

viaja con tu mascota

Una vez que tienes configuradas todas las opciones, te saldrá tu lista personalizada de cuidadores con su ranking de valoración de clientes, junto con fotos y precios.

En esa lista, podrás obtener la siguiente información sobre las cuidadoras: precio, fotografías con las que podrás hacerte una idea de cómo es el hospedaje y, la más importante, ranking de valoración de los usuarios.

A quien no tiene mascota, las fotografías pueden parecerle una bobada. Pero a mí me han servido para valorar el ambiente de las estancias o la presencia de algunos pequeños detalles que sabía que le iban a hacer la estancia más agradable a mi perro.

Con el precio, siempre he preferido no escatimar, pues rara vez me he pasado del máximo al que me había propuesto limitar.

En el caso del ranking, es una información que hay que saber interpretar y aportar con inteligencia.

La gran ventaja que tiene Holidog como plataforma es la seguridad.

Por un lado, el servicio siempre incluye un seguro que nos facilitará las cosas al cuidador y a los dueños si cualquier cosa le ocurre a alguna de las mascotas.

Asimismo, no es raro que la web genere códigos promocionales con los que obtener descuentos. Si además utilizas alguna de las tarjetas que te hemos recomendado para realizar pagos por internet, la comodidad y la seguridad será total.

Con esta opción, conseguirás un cuidado para tu mascota por parte de personas profesionales, amantes de los animales y que se las saben todas por un precio que no va a desequilibrar tu vida financiera.  

 

2. ¡Te vienes con nosotros!

¡Que sí!: no solo es deseable sino que es posible viajar con tu mascota.

Quizá no siempre, es cierto, pero nuestras vacaciones sin nuestra mascota son justamente eso: algo a lo que le falta algo. ¡Por unas vacaciones plenas, no a las vacaciones «sin» mascota!

Para ello, simplemente hay que organizar bien la logística y asumir unos costes que no son para tanto. Sobre todo si hacemos el balance con lo que tanto tu mascota como tú vais a ganar en términos de felicidad.

Para llevar un buen control de mis gastos y ahorrar en comisiones, siempre que viajo me llevo la tarjeta de Bnext, a parte de las tarjetas que suelo utilizar habitualmente.

Resumiremos las «dificultades» (que podemos llamarlo así, pero nunca «impedimentos») en dos grupos:

  • Transportar a tu mascota de un lugar a otro cuando te vas de vacaciones.
  • Alojamiento para dueño y mascota en destinos turísticos.

 

2.1 Qué transporte usar cuando viajo con mi perro

Ea! Hemos tomado la decisión de viajar con perro las próximas vacaciones, pero ¿y ahora qué?

Hay muchas cosas que nos debemos de plantear cómo es el caso de qué medio de transporte vamos a utilizar a la hora de irnos de vacaciones. Te voy a contar los puntos de cada uno de los medios de transporte y todo lo que debes tener en cuenta para que viajes con tu mascota.

 

2.1.1 Coche

Cuando se viaja con una mascota, la mejor opción es el vehículo privado.

De esta manera tenemos todo bajo control. Ya estamos acostumbrados a la logística básica en los desplazamientos cortos y no molestamos a aquellos usuarios de transporte colectivo a los que no les agraden los perros.

Aunque el vínculo con nuestra mascota es algo muy natural, no dejamos de estar viviendo en sociedad y tener que cumplir ciertas normas.

Somos civilizados: tenemos reglas para garantizar la seguridad en el transporte que no es que estén hechas para fastidiarnos, sino para evitar problemas, sustos y males mayores.

Y sí: si las incumples te multan.

Los principales que nos atañen seguramente ya los conoces, pero por si acaso, te los repasamos:

  • Tienes que llevar un arnés de doble enganche, muy importante en el caso de tener un accidente, para evitar golpes tanto para los pasajeros como para la mascota.
  • Transportín en el suelo del vehículo: según la DGT, esta es la manera más segura de llevar a tu mascota.

En términos económicos, viajar con una mascota en el coche es la forma más barata, ya que se evitan costes derivados de «pluses» que las compañías cobran a los viajeros peludos.

Y recuerda que si vas a conducir en el extranjero, aquí te contamos qué es y cómo conseguir el carnet de conducir internacional.

como viajar con un perro

 

2.1.2 Tren

Lamentablemente, el reglamento ha cambiado hace poco, dándonos un punto en contra para viajar con nuestra mascota en tren…

Ahora, únicamente podrás transportar a tu perro si su peso es menor de 10kilos. En el caso te que tengas la suerte de cumplir este requisito, puedes llevártelo de varias maneras:

  • En un transportín.
  • Con un bozal y correa.

Obviamente, tendrás un suplemento dependiendo del tipo de tren que vayas a coger.

El tren es un transporte muy cómodo que te mueve desde el centro al centro de las ciudades.

El gran problema para las mascotas es la ausencia de paradas, lo que en un viaje largo puede volverse muy cansado para ellas.

Si el viaje es extremadamente largo, tantas horas en el transportín pueden resultar una experiencia muy desasosegante.

 

2.1.3 Avión

Los viajes con mascota aerotransportados son muy diferentes de una compañía a otra.

No es posible hablar de normas generales, ya que dependerá mucho de la compañía que elijas para realizar tu viaje en compañía de tu perro.

Obviamente, no es difícil asegurar que si te permiten viajar junto a tu perro en la cabina, ambos vais a estar más cómodos y más tranquilos.

No hace falta que le cedas el asiento de ventanilla, pero déjale husmear un poco, que siempre gusta.

Como esto no es lo habitual, e incluso aunque exista la posibilidad a veces es privativa, lo más probable es que realicéis el trayecto separados.

Las «bodegas adaptadas a mascotas» son una realidad. Muy mejorable, pero una realidad.

Si esta va a ser la opción a la que os veáis empujados, intenta relajarte a sabiendas de que este tipo de viajes ya ha sido mil veces testado y trata de pasar el rato (que se hará largo dure el vuelo lo que dure) hasta el momento de reencontrarse… y reorientarse.

Te recomiendo tanto si viajas con tu mascota como si no, que te hagas con alguna de las mejores tarjetas para viajar, para que puedas ahorrarte un buen dinero en comisiones.

 

2.1.4 Autobús

Lamentablemente, es otro de los sitios que no nos facilitan la vida a la hora de transportar nuestra mascota. Dependemos, como en las aerolíneas, de la política de cada empresa.

No todos los autobuses están adaptados para mascotas, y son muy pocas las compañías que permiten que tu animal de compañía viaje contigo en el asiento.

El suplemento en los autobuses suele rondar los 10 euros por trayecto, lo cual es bastante caro.

En cualquier caso, debes consultar las condiciones de la compañía para conocer al detalle cómo va a desarrollarse el viaje.

Cuando se viaja en compañía de un perro en transportes colectivos, tenemos que hincharnos de paciencia y no dejar que nos hierva la sangre por cada abuso y sinsentido que encontremos.

Hay que poner una actitud como la que seguramente tendrá tu perro: paciente durante la espera y animoso en el momento que pueda estirar las piernas.

A fin de cuentas, él sabe que antes o después llegará a su meta, que no es otra que tu cariño y tu compañía.

 


2.2 Nos alojamos juntos

Aunque este artículo pueda llegar a sonar pesimista, preferimos quitaros la tirita sin dolor y decirlo rápido, porque el encontrar alojamiento en hoteles, en verano, y para mascotas, no es fácil.

Hoy en día va aumentando más y más la opción de admitir mascotas en los hoteles, sobre todo en zonas turísticas.

Pero… ¿qué sucede con la oferta de estos sitios?

Que no hay gran oferta de hoteles que admitan a mascotas, por lo que suelen ser los primeros en agotarse en nuestras búsquedas.

Y la oferta y la demanda tienen como resultante que suban los precios.

Por suerte, ademas de hoteles podemos tener varias opciones como son los apartamentos o campings, en los que hay una amplia gama de precios, dependiendo de localización, tamaño de la casa, piscina, cercanía a la playa… Pero lo podemos adaptar a los bolsillos y además, muchos de ellos, tienen la opción de que podamos llevarnos a nuestros caninos con nosotros.

Más abajo te comentamos nuestra experiencia a este respecto.

viajes con mascotas

 

3. Ocio para dueños y mascotas: vacaciones perrunas

Las mascotas forman parte ya de la vida de miles de personas, por lo que en el sector turístico abundan ya las iniciativas, a veces con impulso público, de organizar y fomentar el turismo dog-friendly.

Bajo ese concepto se puede cribar la búsqueda no solo de hoteles, sino también de rutas de senderismo, playas, locales de ocio y restauración…

Raro es el municipio que no cuenta ya con una página web de establecimientos asociados a la marca dog-friendly en cada local de turno.

Es un sector en alza, por lo que ellos son los primeros interesados en que conozcas que existen.

Cuando recurres a establecimientos asociados a redes de comercios dog-friendly, fomentas que otros negocios se hagan incluir y por tanto pones tu granito de arena a favor de la plena integración de las mascotas.

 

4. Conclusiones: mi experiencia personal

Recientemente en nuestra estancia en Marbella, nos llevamos a Zizi con nosotros, y pudimos experimentar la estancia en el Hotel Senator Marbella con nuestro perro, ¡y solo por un mínimo suplemento!

Te juro que compensa con creces. Zizi estaba súper contento de venir con nosotros y se portaba mejor que nunca. En la habitación del hotel, dejábamos la tele para que «le hiciera compañía» y cuando llegábamos nos lo encontrábamos en la cama «viendo la tele».

viajar con mi perro

En nuestra experiencia personal, hemos podido ver durante todo este tiempo que cuando viajamos, no siempre es viable llevarte a tu mascota contigo.

En nuestro caso, viajamos bastante al extranjero por lo que suelen ser viajes de más de 5 horas en avión y en muchas compañías nos hemos topado con la «excusa» de que en la parte de arriba de los asientos ya va el cupo completo de animales y no hay lugar para el tuyo mas que en la parte inferior del avión.

Y eso es algo por lo que todavía no pasamos.

Siempre que los viajes sean cortitos, nos llevamos a Zizi de vacaciones con nosotros, porque solo hay que ver la cara de felicidad que pone, y además le encanta conocer nuevos mundos… ¡es muy cotilla!

Te aconsejo que antes de dejar tu mascota en un hotel para perros (que puede llegar a resultar realmente caro en verano y puentes) valores la opción de llevarlo contigo en coche a un hotel al que admitan mascotas.

Sin duda nosotros después de probar muchas opciones es nuestra favorita y la de nuestra mascota también.

¿Cuál es tu opción favorita para viajar con mascota?

Te invito a ver una puesta de sol desde la terraza del hotel con tu perrito… y a que comentes qué tal la experiencia o qué problemas te surgieron disfrutando de tus vacaciones en compañía de tu mascota.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS