Primer Viaje por Europa: Trucos para Viajar Barato

0 comentarios

Lo último de lo último

Europa es la cuna de numerosas civilizaciones e imperios.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

Y, hoy en día, un destino turístico sin par.

Cumple todo lo que un viajero puede soñar:

  • Regiones muy distintas y vías de comunicación seguras y modernas.
  • Una gastronomía variada y para todos los bolsillos.
  • Un patrimonio histórico y museístico inconmensurable.
  • Zonas de ocio de masas para todos los gustos y espacios naturales para perderse.
  • En definitiva: lugares de ensueño y de postal que han de visitarse al menos una vez en la vida.

Todo ello, aunque parezca increíble, es posible incluirlo en tu viaje por Europa.

Europa es una zona del mundo desarrollado y por tanto… «cara».

Pero el desarrollo también despliega canales de acceso baratos que, conociéndolos, pueden hacer que una estancia turística en Europa se pueda alargar mucho más de lo que en principio tenías pensado.

VER OFERTAS Y CHOLLOS

¿Cuánto vas a gastar?: eso es algo que solo tú sabes.

Pero lo importante es cómo lo gastas, si aprovechas o no las muchas maneras para viajar astutamente a las que puedes adaptarte cuando viajas en Europa.

En este artículo te contaremos cómo conseguir vuelos y billetes de bus baratos, plataformas para hacer voluntariados a cambio de alojamiento y comida, cómo conocer la ciudad pasando la noche en casas de locales o intercambiar la tuya mientras estás de viaje.

Todo ello para que tu presupuesto se alargue en el calendario y puedas aprovechar al máximo tu estancia en las tierras del viejo continente. Recuerda eso sí, la importancia de preparar bien un viaje.

 

 


1. Cómo ahorrar en alojamiento en tu viaje por Europa

 

1.1 Couchsurfing: conoce de manera local cada lugar que visitas

¿No conoces Couchsurfing?

Eso quiere decir que solo quedabas tú.

Esta red de hospedadores y viajeros se ha expandido mucho durante los últimos años, hasta el punto de que forma una comunidad global a la que puede que te interese pertenecer.

En último término, Couchsurfing te permite entrar en contacto con personas locales que te ceden un sofá en el que pasar la noche, bajo techo, en su casa.

Pero es mucho más que eso: es una experiencia humana nueva, un modo distinto y particular de viajar.

Cuando pasas a formar parte de Couchsurfing el ahorro económico pasa un segundo plano.

Esta modalidad te permite viajar conociendo personas que habitualmente residen en la ciudad que visitas y sus usos y costumbres locales.

El interés de penetrar en este sistema no es el ahorro: es el de hacer amigos y conocidos en aquellos lugares a los que tienes la suerte de viajar.

Por ello, la dimensión principal es la del intercambio de experiencias y la mezcla de culturas, no solo conseguir techo gratis.

Por eso lo normal es que, para que surja esa afinidad, formes parte de Couchsurfing desde mucho antes de emprender tu viaje y que vayas haciendo contactos, pues recurrir al «última hora» no es la tónica general.

viaje por europa

Londres

 

1.2 Intercambio de casas: tu casa en otra ciudad

Si cuando hablamos de CouchSurfing decimos que la experiencia humana, vivencial, es lo principal… HomeExchange es todo lo contrario.

Como el propio nombre dice, es un sitio web que te permite alojarte en una casa privada, cuando los dueños no están en ella, a cambio de poner la tuya a disposición de los demás.

El sistema funciona de la siguiente manera: tu pones tu casa disponible para que otros miembros se alojen en ella y cada vez que alguien lo hace sumas puntos.

Esos puntos acumulados te sirven para utilizarlos en tu viaje cuando quieras alojarte en alguna casa.

No es obligatorio que dejes tu casa disponible cuando te alojas en otra, sino que puedes hacerlo cuando quieras y por el tiempo que quieras.

En caso de que tengas algún problema en tu casa con los huéspedes, el sitio web se hará cargo de la compensación.

HomeExchange funciona en todos los países de Europa, y es una manera excelente de ahorrar mucho dinero cuando viajes por los países con costo de alojamiento más elevado.

A diferencia de Couchsurfing, en este caso no compartirás la casa con el anfitrión, por lo que es ideal si quieres más independencia.

viaje a europaItalia

 

1.3 AirBnb: cuando un apartamento puede ser más barato que la cama de un hostel

Si no quieres dejar tu casa a disposición en HomeExchange y la idea de alojarte en la casa de otra persona por medio de Couchsurfing no te da la privacidad que estás buscando, entonces AirBnb puede ser la opción ideal.

Obviamente, al no contar con los servicios ni requisitos que tiene un hotel, resulta mucho más barato.

Los hostels están muy bien para quienes viajan solos y quieren conocer otros viajeros, pero si hablamos de ahorrar, las camas en habitaciones compartidas con mucha otra gente pueden ser incluso más caras que habitaciones privadas que se consiguen por AirBnb.

La oferta de AirBnb es muy amplia, por lo que a la hora de reservar tu alojamiento fíjate bien en la localización.

Los precios van en muchas veces en función de la lejanía a los lugares turísticos y puede que el que elijas, que de entrada parezca muy barato, no esté bien comunicado con aquello que quieres visitar.

 

1.4 Voluntariados: unas horas por día a cambio de alojamiento y comida

Si te interesa hacer algún voluntariado cuando estás viajando por Europa, hay muchas plataformas que te ponen en contacto con lugares que ofrecen estas experiencias.

Los sitios que nombramos a continuación no están orientados necesariamente a los voluntariados de ayuda social, sino que encontrarás distintos tipos de trabajos a cambio de alojamiento y -dependiendo del acuerdo- comida.

Algunas de las plataformas más populares son:

  • Worldpackers es la plataforma más organizada y con más cantidad de opciones de voluntariados. Si quieres trabajar en un hostel, Worldpackers es el lugar en donde buscar.
  • Workaway: tiene una gran variedad de alternativas, desde trabajos de mantenimiento de barcos en el Mediterráneo hasta pet sitting (cuidado de mascotas) en casas de familias y muchas opciones con ONG, de proyectos sustentables y en escuelas.
  • HelpX: es similar a Workaway, por lo que puedes buscar en ambas antes de hacer tu perfil para ver en cuál encuentras más ofertas que te interesan.
  • Wwoof: en esta plataforma únicamente se ofrecen trabajos en granjas orgánicas. Es una buena opción para conocer zonas rurales y aprender de ello, pero muchas veces el trabajo puede ser más exigente de lo que esperabas.

Para que no haya malentendidos de último momento, es muy importante que dejes bien en claro con el encargado del lugar cuáles son las condiciones de trabajo.

En este artículo profundizamos un poco sobre cómo viajar barato haciendo un voluntariado.

Antes de llegar, siempre asegúrate de saber cuántas horas trabajarás, cuántos días a la semana y qué recibirás a cambio (tipo de alojamiento y si incluye comidas).

viajes por europa

Amsterdam

 

1.5 Camp Space: acampa en el patio de una casa

En la página Camp Space vas a encontrar espacios para acampar por un coste muy bajo.

Muchos de ellos son jardines en casas privadas, que por menos de 10 Euros te dejan un espacio y utilizar las instalaciones, con lo cual puedes dejar tus pertenencias y salir a recorrer sin la preocupación que se tiene al acampar en campings abiertos o en espacios públicos.

No necesariamente tienes que viajar con una tienda de campaña para esto, ya que también hay sitios que tienen sus tiendas instaladas o caravanas en alquiler.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

 

2. Cómo ahorrar en transporte

 

2.1 Aerolíneas low cost: reserva con tiempo y vuela barato

Si hay algo en lo que puedes ahorrar viajando por Europa si planificas con tiempo, es en el transporte.

Las aerolíneas low cost como:

Si reservas tu vuelo con antelación y fuera de la temporada alta de turismo (a partir de mediados de junio y durante todo julio y agosto), el ahorro puede llegar a ser muy grande.

Otra aerolínea con muy buenos precios y que tiene buenas rutas es Wizz Air, que al ser húngara abrió el mercado de las low cost al este de Europa, conectando las ciudades más turísticas de Europa con destinos dentro de países menos populares como Bulgaria, Rumania, Albania, Macedonia y Ucrania, entre otros.

Si quieres saber qué compañías vuelan la ruta que quieres hacer, puedes utilizar el buscador Sky Scanner

Una vez que ya sepas cuáles son las aerolíneas, ingresas individualmente a la página de cada una para buscar el mejor precio.

 

2.2 BlablaCar: comparte los gastos de gasolina y ahorra en transporte

Una web cuyo uso es creciente es BlaBlaCar.

Esta plataforma funciona como una red social.

Por ello, hay que inscribirse. Una vez te conviertes en usuario, puedes solicitar formar parte de algún viaje que alguien vaya a realizar (o programarlo tú, si es el caso).

Cuando eres flexible con los horarios, es fácil dar con quien cubrir una ruta que te convenga.

El precio viene estipulado, entre otras cosas, por la duración del viaje y el coche en el que viajarás.

Es un servicio que resulta, por un lado, más barato que los transportes colectivos; y, además, puede resultar más cómodo según cómo se acuerde el punto de recogida y de parada.

Todo depende, repetimos, de la flexibilidad de la que dispongas: puede que el trayecto perfecto al pueblo donde viven tus colegas los agro-hippies lo haga alguien pero pasado mañana… y hoy puedas ir solamente hasta algún pueblo cercano.

Y tengas que recorrer lo que falta en mulo.

viajar por europa

Madrid

 

2.3 Autobuses: si tienes tiempo, puede ser lo más barato

Las aerolíneas low cost son muy económicas cuando viajas únicamente con equipaje de mano, pero si tienes maletas que despachar, el precio puede aumentar mucho y dejar de ser la opción más barata.

Si el tiempo no es un condicionante, viajar en autobús por Europa puede resultar mucho más económico.

Una compañía que opera en casi toda Europa con muy buenos precios es Flixbus.

Para viajar dentro del Reino Unido, Mega Bus es con diferencia la opción más barata. Reservando con anticipación, se consiguen billetes a la mayoría de destinos por 5 Libras o menos, algo imposible en los viajes en tren.

El autobús es menos cómodo y más lento que el otros medios de transporte pero muchas veces es el mejor recurso, desde un punto de vista económico, para según qué trayectos.

Debes gestionar bien tu tiempo y tu dinero, porque son las dos materias primas del turismo, y dependiendo de cada ocasión saber de cuál puedes prescindir en mayor medida.

 

2.4 Viajar a dedo (autostop): ¿quién dijo que ya nadie frena?

Es verdad que hace años que el autostop dejó de ser una manera popular de viajar por Europa, pero eso no quiere decir que ya no sea posible.

En Europa Occidental la gente tiende a ser más desconfiada, por lo que los tiempos de espera en países como España, Italia y Francia son altos, pero hacerlo en los Balcanes es un verdadero placer (Turquía, Albania, Macedonia y Kosovo son particularmente fáciles).

Al igual que al alojarte por Couchsurfing, el fin de viajar a dedo no debería ser el de ahorrar en el gasto de transporte, sino como un medio para conocer gente y poder entender mucho más de la cultura de los países que recorres.

Viajar a dedo no es simplemente pararse al costado de la ruta y esperar a que alguien frene, sino que hay muchas técnicas y consejos a tener en cuenta para tener una experiencia positiva.

En este artículo hay una gran cantidad de información por si te decides a probar.

tour por europa

 

3. Consejos sobre el itinerario

 

3.1 Los “imperdibles” no son todo

Hay mucho más en Francia más allá de París; como en España fuera de Barcelona y Madrid y Sevilla.

Italia no se termina en el circuito Roma-Venecia-Florencia, y Berlín no es todo lo que Alemania tiene para mostrar.

Hay muchísimas ciudades en Europa que no reciben ni una mínima parte del turismo que se llevan las más conocidas, pero que terminan siendo las preferidas de quienes las visitan.

De hecho, muchas veces la masificación de estos destinos los hace prácticamente impracticables.

El patrimonio artístico y arquitectónico de Europa occidental no se reduce al de las grandes ciudades.

No descartes ninguna visita a una ciudad media en la que seguro existirán lugares de interés histórico.

Tomarte el tiempo para visitar ciudades y pueblos menos turísticos tiene muchas ventajas, como que los precios de alojamiento generalmente son más bajos, no hay problema de disponibilidad que te obliga a reservar con mucha anticipación, y te dan la oportunidad de tener una experiencia mucho más real con el destino, al no estar plagados de grupos de agencias de viajes que rompen con la esencia del lugar.

circuitos europa

Bilbao

 

3.2 El este también existe

Y hablando de que hay mucho más para conocer en Europa que los destinos supuestamente “imperdibles”, te recomendamos que también mires para la región menos visitada del continente.

Y al decir que “el este también existe” no nos referimos a Praga o Atenas o las sobrevaloradas playas de Croacia, sino a, por ejemplo, los olvidados países del resto de los Balcanes.

Por desconocimiento, Bosnia, Serbia, Montenegro, Albania, Kosovo, Bulgaria y Rumanía no tienen la prensa del resto de Europa, e injustamente muchos creen que son países peligrosos y que no tienen nada interesante para ver.

Pero al contrario de esta mala prensa, la región de los Balcanes es una tierra con una profunda historia, paisajes alucinantes, excelente comida, tradiciones que se conservan orgullosamente, mucho más económica que Europa Occidental y -especialmente- con la gente más hospitalaria del continente.

como organizar un viaje por europa

Kosovo

 

3.3 Un último consejo: viaja lento para gastar menos y conocer más a fondo

Esta es una máxima de todo viaje: si quieres viajar barato, entonces viaja lento. Muchos turistas que hacen su primer viaje por Europa intentan incluir la mayor cantidad de ciudades posibles en el tiempo que tienen, dando itinerarios del tipo: Barcelona – París – Florencia – Roma – Venecia – Praga – Berlín – Ámsterdam – Londres en 21 días.

Viajar así es muy cansado, ya que pasarás la mayor parte del tiempo en aeropuertos, haciendo y deshaciendo la maleta, buscando el camino al hotel y caminando muchísimo para ver todo lo que puedas en esos dos días que tienes en la ciudad, que desde ya siempre saben a poco.

Pero también es más costoso por la cantidad de presupuesto que tendrás que gastar en transporte y las ofertas de alojamiento que te pierdes por estar pocos días.

Nuestro consejo, es que elijas menos destinos y los recorras con tranquilidad para poder disfrutar más de tu viaje por Europa.

 

4. Cómo pagar en Europa

La mayoría de países de Europa utilizan el euro como moneda, pero no todos.

Por ello, lo mejor que puedes hacer cuando viajas por el viejo continente es

  • Procurar hacer la mayoría de pagos con tarjeta.
  • Manejar pocas cantidades de efectivo que no sean euros.

Aunque a todos nos gusta guardar como recuerdo alguna moneda o billete de los países que visitamos, eso debe ser algo anecdótico.

No puede ser que la suma de esos «recuerdos» termine siendo una partida de nuestro presupuesto…

Para operar con tarjeta, lo mejor es que te hagas, si es que no tienes ya, con alguna tarjeta diseñada para viajeros.

Con ella, podrás realizar pagos en la moneda que sea sin comisiones abusivas, siendo la tasa de cambio que te ofrecen (tarjetas como Bnext, Revolut o N26) mejores que las de la banca tradicional.

Además, estas tarjetas te permiten sacar en efectivo sin comisiones a mayores un cierto número de veces al mes.

Esto quiere decir que si vas a visitar algún país que no use euro, podrás sacar con tu tarjeta dinero para esos días prácticamente gratis.

Con la banca tradicional, usar la tarjeta en el extranjero suele acarrear comisiones bastante importantes que no dejan de ser un gasto que puedes y debes evitar.

Por eso, te conviene, al menos, informarte sobre las mejores tarjetas para sacar dinero en el extranjero y las mejores para pagar.

VER OFERTAS DEL DÍA

 

5. Conclusiones

Europa, el viejo continente, es un lugar atestado de historia y de cultura… y de turismo.

Por lo que si quieres conocerlo de verdad, hay formas alejadas de las masas turísticas que son más baratas y que resultan un vía directa a la autenticidad.

Con ello nos referimos a las estancias con locales, los días de trabajo a cambio de alojamiento, el auto-stop…

Maneras, muchas de ellas, que no aparecen en la caricaturización que las agencias de viaje hacen de Europa.

Pero que están a tu alcance y que pueden servirte para aprovechar más tu tiempo y tu dinero.

Si estás convencido de que Francia no es París, sin que eso quite que te pasees una tarde por los campos Elíseos y disfrutes allí de un café, entonces ya estás abierto a conocer la Europa más auténtica.

Déjate llevar y crea tu propio itinerario de viaje por Europa desde la curiosidad menos mercantilizada e invítate a recorrer una zona del mundo que no tiene par en el planeta con los ojos abiertos a la nueva experiencia que es Europa en cada paso.