Guía práctica para Visitar Berlín: consejos para disfrutar de un viaje barato

0 comentarios

Lo último de lo último

Berlín, entre las grandes urbes del mundo, pasa por ser la ciudad que más veces ha cambiado de piel en los últimos 100 años.

Fiesta, vanguardismo, hundimiento social, nazismo, comunismo, socialismo, anarquía o troika.

Han ido dando forma en el último siglo a lo que es hoy, una capital de capitales que no deja de ser la ciudad menos alemana de Alemania.

Y, con perdón de Bruselas, el epicentro real de lo que se cuece en Europa.

O lo que es lo mismo: un lugar en el que hay que vivir, o por lo menos visitar, una vez en la vida.

Para ello, esta guía te ofrece los mejores consejos sobre cómo visitar Berlín para sacar el máximo provecho a tu presupuesto.

Lo primero de todo, es la planificación de un viaje barato, y sobre todo hazte con alguna de las tarjetas gratuitas para viajar, para que puedas ahorrar en comisiones.

visitar berlin 

Dónde alojarse en Berlín

En cualquier viaje que realices, el alojamiento siempre se llevará la mayor parte del presupuesto.

Por eso, es bueno estudiar un poco la ciudad mientras organizas tu viaje para conseguir el alojamiento más barato.

En Berlín hay “muchos Berlines”.

Una ciudad de 3,7 millones de habitantes en la que cada barrio es un mundo.

Por lo que a la hora de elegir dónde alojarse en la capital alemana no es tan importante el dónde, sino el qué deseas ver.

Si es tu primera o segunda vez en la ciudad y buscas estar en el centro, cerca de los monumentos y lugares más turísticos, la mejor opción siempre será el distrito de Mitte.

Además, los barrios de Tiergarten, Schöneberg, Charlottenburg o Kreuzberg también son un excelente lugar para alojarse durante una escapada a Berlín teniendo en cuenta el óptimo sistema de transporte público del que dispone esta urbe.

Berlín, siendo tan amplia como es, tiene sus grandes puntos turísticos bastante concentrados.

Prácticamente todos ellos entre la Puerta de Brandenburgo y Alexanderplatz.

Por lo que cualquier alojamiento que no se aleje demasiado de Unter den Linden, la avenida que une los dos centros neurálgicos de la capital germana, será una excelente elección.

Y además, te permitirá ahorrar un buen pico de tu presupuesto en transporte.

Recuerda que también tienes opciones más baratas si buscas alojamiento en Airbnb, hostels o incluso de manera gratuita haciendo Couchsurfing.

 

Cómo ahorrar en transporte en Berlín

Si bien el transporte en Berlín no es excesivamente caro en comparación con otras megaurbes europeas, la capital germana no es ni mucho menos un destino low cost en lo que a transporte público se refiere.

  • El precio de un billete oscila entre 1,70 euros para trayectos cortos de hasta cuatro paradas.
  • Hasta los 3,40 euros para las zonas A-B-C (aeropuerto).
  • Siendo de 2,80 euros el precio medio de un billete.

Esto hace que tengamos que buscar otros tickets o formas de desplazarnos un poco más económicas para poder ahorrar en transporte a la hora de visitar Berlín.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

Lo más recomendable es sin duda…

¡Caminar!

Si bien es cierto que no todas las distancias son "caminables", Berlín es una ciudad ideal para gastar suela, ya que la mayoría de sus puntos de interés turísticos están por la misma zona.

Berlín es una ciudad perfecta para caminar.

muro berlin

El muro de Berlín

Otra opción muy recomendable es la bicicleta.

La capital germana es una de las ciudades más bike friendly del mundo.

Por lo que alquilar una bicicleta allí se presenta como una de las mejores soluciones si quieres ahorrarte unas pelillas en transporte.

El coste promedio del alquiler de bicicletas está entre los 5 a los 15 euros.

Los mejores precios los encontrarás negociando con tu hotel o alquilando una bicicleta de las compañías Lidl-Bike o NextBike.

Ambas empresas destacan por la eliminación de una estación física a la que ir a dejar o recoger una bicicleta. 

La bicicleta pasa por ser 100% autónoma y tiene todos los sistemas necesarios para ser alquilada y bloqueada.

Con todo, en algún momento de tu viaje a Berlín es casi seguro que tendrás que usar el transporte público para desplazarte.

Una buena planificación de qué sitios y cuándo vas a visitarlos será clave para ahorrar en transporte.

Teniendo en cuenta que puedes llegar a todo el potencial turístico caminando, partiendo por ejemplo de Alexander-Platz o la Brandenburg Tör, si quieres ir a sitios más alejados puedes usar distintos tipos de billetes de transporte.

Los billetes tienen una validez de 90 minutos desde que lo validas en la máquina por primera vez.

Es muy importante que recuerdes validar el billete si quieres evitar una multa por parte de los revisores.

Y es que en Berlín son muy estrictos con esto y es habitual encontrártelos en los diferentes transportes públicos, especialmente en las zonas más turísticas.

Como decía, con una validez de 90 minutos, con un solo billete podrás realizar todas las conexiones que quieras en ese lapso de hora y media.

Otra forma de ahorrar es comprar billetes  con un ticket de 24 horas por 7 euros.

Ideal si tu escapada es de apenas dos o tres días y no quieres perderte ningún rincón de esta magnífica ciudad.

También puedes coger el autobús número 100 o 200 y disfruta de un trayecto que va desde Alexanderplatz hasta Zoologischer Garten, pasando por Postdamer Platz.y Unter den Linden.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS

muro grafiti

 Uno de los innumerables graffitis en el muro de Berlín. 

Dónde comer barato en berlín

Como ciudad global que aglutina a todas las culturas que uno pueda imaginar, la oferta gastronómica que ofrece Berlín es de lo más completa y apta para todos los precios y gustos gastronómicos.

Como turista tienes varias opciones a la hora de escoger donde comer.

Podrías quedarte solo en la comida local: el tradicional codillo o las salchichas.

En este último caso, es especialmente famoso en Berlín el currywurst, una salchicha cocida o asada a la parrilla que se come con rebanadas de pan y suele llevar kétchup o salsa de tomate y curry en polvo.

Para gestionar tu dinero en Berlín, te recomiendo utilizar la tarjeta de Bnext, es ideal para este tipo de viajes, y además te regalan 10 euros por la cara.

Sin embargo, si quieres expandir tu paladar, también hay dos grandes recomendaciones que seguir para comer en Berlín y que no deberías pasar por alto:

 

1. los restaurantes y puestos ambulantes turcos

Por entre 3 y 6 euros como máximo, puedes comer todas las variedades posibles de döner, kebab, durum, etc. y con una calidad muy alta.

El más famoso de Berlín es Mustafa’s Gemuse Kebab.

Sin embargo, la alta fama entre turistas y locales hace que para comer debas esperar una laaaarga cola, más de media horas seguro.

Por eso, si tienes tiempo de sobras y te apetece, ¡ármate de paciencia!

Y sino, en cualquier otro kebab de la ciudad podrás disfrutar también de productos turcos buenísimos y sin tener que esperar tanto rato.

 

2. Los restaurantes vietnamitas 

Es posiblemente la mejor comida en relación calidad-precio.

En la capital germana encontrarás centenares de restaurantes teóricamente vietnamitas, pero que en su mayoría también ofrecen platos tailandeses, japoneses y asiáticos.

En general, en estos establecimientos encontrarás todo tipo de platos saludables y exóticos, a precios muy baratos y con un servicio rápido.

Es el caso del restaurante Mikoto, en el barrio de Kreuzberg, o de Nhat-Nguyen Quat en Friedichstrain-Winsviertel.

sushi

Por otro lado, y si lo que te apetece es comerte una buena hamburguesa, la que mejor relación calidad-precio presenta es Burgermeister.

Las colas así lo atestiguan.

En su ubicación original (Schlesisches Tor) te encontrarás con que este “kiosko” de hamburguesas es muy pequeño.

De hecho no tiene asientos, apenas un par de sillas y mesas para 2 personas.

Es así porque antiguamente este establecimiento eran los lavabos de la estación.

Si optas por comerte una hamburguesa aquí, te tocará esperar una cola de al menos 45 minutos.

Sin embargo, ¡tenemos la solución para comer sentado, cómodo y sin largas esperas!

Tan solo tienes que a ir a su franquicia de Kottbusser Tor.

En ambos establecimientos encontrarás hamburguesas de todo tipo, a partir de los 4-5 euros.

Si vas a pagar en efectivo, aquí te muestro las mejores tarjetas para sacar dinero en el extranjero sin sufrir las comisiones.

que visitar en berlin

 

Cosas que ver o hacer gratis en Berlín

Una vez tienes claro dónde dormir, qué comer y cómo moverte…¡llega la parte divertida del viaje!

Es hora de abordar las innumerables opciones turísticas y de ocio que ofrece Berlín de manera gratuita o muy asequible.

 

Free Tours en Berlín

En esta ciudad encontrarás una amplia variedad de Free Tours en español.

Es la mejor manera de conocer la capital alemana ya que los guías no solo te explicarán lo que vas viendo en la ruta, sino que te darán consejos e información útil a largo del recorrido.

Cabe saber que hay un pacto no escrito de dar siempre una “propina” tras completar el tour en función de cómo valores las explicaciones del guía y la visita en general.

consejos berlin

Museos

Con su célebre Isla de los Museos, Berlín ofrece una amalgama única de centros y exhibiciones culturales.

Para evitar pagar de más o incluso colas, es importante un truquillo, aunque solo sirve para los más jóvenes.

Y es que con el carnet de estudiante te puedes ahorrar hasta un 50% en la mayoría de las atracciones turísticas y museos.

Si no dispones de este carnet, arriésgate y prueba a enseñar uno similar (el de la biblioteca o el DNI si eres menor de 25 años).

Para los que no sean estudiantes, ¡no desesperes!

Tienes muchas otras opciones para disfrutar de la cultura e historia de Berlín de forma totalmente gratuita.

Y es que muchos museos de la ciudad son gratuitos a partir de cierta hora del día.

Por ejemplo, el Naturkundemuseum (Museo de Historia Natural) cierra a las 18:00 horas pero desde las 17:00 en adelante la entrada (6 euros) es gratuita.

De entre los más de 170 museos que hay en la ciudad, también podrás entrar sin pagar un euro a:

  • Tränenpalast.
  • El Memorial del Holocausto.
  • Museo del Muro.
  • Museo de los Aliados.
  • Knoblauchhaus.
  • Topografía del Terror.
  • Abguss-Sammlung Antiker Plastik Berlin.
  • Deutsch-Russisches Museum.
  • Museo del Azúcar.
  • Young People’s Museum. 

Echa un vistazo a sus páginas webs y decide cuál quieres ver cuando vayas a visitar Berlín.

A unos 30 minutos del centro de la ciudad en tren se encuentra el Campo de Concentración de Sachsenhausen.

Si bien la entrada al lugar es libre (piden un donativo no obligatorio en la entrada), puedes recorrerlo con una audio guía de 3 euros o realizando un tour gratuito con un guía que te ayudará a entender la magnitud de lo que fueron los campos de concentración como el de Berlín.

conocer berlin

Tarjetas turísticas

Por otro lado, y si quieres visitar todo lo posible y más, quizá tu mejor opción sean las tarjetas turísticas.

No son las más económicas, pero sí las que incluyen un mayor número de opciones para visitar en menos tiempo.

Cuentas con la Berlín Pass, que incluye la entrada a más de 60 atracciones turísticas y museos de Berlín.

Tiene una opción combinada que permite usar el transporte público de forma ilimitada durante la validez de la tarjeta e incluye una pequeña guía con información práctica.

Además, también pueden serte útiles la Berlin Welcome Card, una tarjeta que te da acceso a transporte público, descuentos en atracciones principales y tours a partir de 19,90 euros (48 horas).

O la Museum Pass Berlin, una tarjeta exclusiva para los museos (24 euros) que te da acceso a poco 30 museos en 3 días.

 

Discotecas

Berlín, no hay duda, es una de las mejores ciudades del mundo para salir de fiesta.

A pesar de las colas y de que básicamente se ofrece techno, techno y más techno, no solo de música electrónica vive una ciudad que ama la fiesta de lunes a domingo.

Para encontrar información sobre distintos eventos, tu mejor baza es consultar la aplicación móvil Resident Advisor.

Ten en cuenta que en Berlín, lejos de lo que pueda parecer, entrar a clubes míticos como Berghain, Tresor, KitKat o Watergate, entre otros, te costará entre 8 y 20 euros.

Si quieres vivir la experiencia más local, déjate caer por uno de estos garitos con ropa lo más normal y negra posible un miércoles o un jueves o incluso un domingo al mediodía.

 

Más trucos y visitas gratis para que tu viaje a Berlín sea low cost

Si lo tuyo son las catedrales y no quieres pagar, puedes visitar la de Berlín sin pagar los 6 euros de entrada acudiendo en horario de misa.

Por otra parte, debes saber que beber en la calle es uno de los mayores placeres que ofrece Berlín.

Y, además, ¡no está prohibido!

Puedes comprarte una cerveza o lo que gustes y pararte en cualquier rincón para beber, hablar y disfrutar de tu estancia en la capital germana.

Un concepto totalmente local de ocio.

Si prefieres algo tipo chill out, no lo dudes y sumérgete en el ambiente que ofrecen YAAM y Holzmarkt 25.

Dos lugares bohemios, uno con más reggae/soul y el otro algo más hipster, separados por apenas 300 metros y bañados por las aguas del río Spree.

Es un lugar ideal para adentrarse en el ambiente local mientras te tomas una cerveza y disfrutas, por ejemplo, del atardecer.

La entrada a ambos es gratuita aunque en YAAM se pide una donación de 1 euro que irá destinado al mantenimiento de un lugar espectacular para tomar algo.

IR A CHOLLOS Y OFERTAS